Por: Rigoberto Gómez 

SANA DOCTRINA EN LA BIBLIA ¿QUÉ ES LA SANA DOCTRINA? 

Importancia de la Sana Doctrina 1 Timoteo 1:10

La sana doctrina bíblica


Efesios 1:6 nos menciona al final “la sana doctrina”, por lo tanto, debemos considerar lo que es la sana doctrina pues en ella encontramos la salvación para nuestra alma, la de nuestra familia y la de todo aquel que nos escucha predicarla. 

1 Timoteo 4:16 dice: “Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren”. La palabra doctrina viene, según Vine, del griego didaskalia (διδασκαλία): aquello que es enseñado o en una forma más sencilla es enseñanza. 

El apóstol Pablo, cuando le escribe a Tito, le expresa: “…Habla lo que está de acuerdo con la sana doctrina” (Tito 2:1), es decir, que se debe hablar, enseñar o predicar la sana doctrina bíblica, una enseñanza sana conforme a la escritura. 

LA SANA DOCTRINA EN LA BIBLIA


La sana doctrina es aquella que nos conducirá a la salvación, no solamente a nosotros, sino a aquellos a los cuales les predicamos la sana doctrina. La sana doctrina actúa en nuestra alma, sanándola y limpiándonos del pecado, es decir, nos sana del pecado y nos da la salvación que Dios nos ha prometido en su palabra. 

El apóstol Pablo, también instruye a Timoteo diciendo: “…Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina” (2 Timoteo 4:2). Esta doctrina o en señanza es la sana doctrina que pide a Tito que también predique. Es necesario enseñar y predicar la sana doctrina. 

La sana doctrina exalta a nuestro Señor Jesucristo. Muchos hoy en día se exaltan a sí mismos buscando la gloria de hombres y no la de Dios, esto es contrario a la sana doctrina. Lamentablemente hay quienes hacen más énfasis a su marca personal, se dan publicidad en las redes sociales, per se han olvidado de predicar la sana doctrina. 

LA SANA DOCTRINA DEBE SER ENSEÑADA 


“Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido” (1 Timoteo 4:6). Es importante que la iglesia del señor sea nutrida con esa buena doctrina para un crecimiento espiritual conforme a la sana y santa palabra de Dios. 

“Si alguno enseña otra cosa, y no se conforma con las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo, y a la doctrina que es conforme a la piedad, está envanecido, nada sabe…” (1 Timoteo 6:3). No podemos envanecernos en cosas que no son conforme a la sana doctrina, se debe predicar y enseñar las sanas palabras de Jesucristo, las cuales son la Sana Doctrina. 

La iglesia debe predicar la sana doctrina, el mensaje del evangelio al mundo. Incluso somos llamados a contender “…ardientemente por la fe” (Judas 1:3) y combatir por la fe del evangelio (Filipenses 1:27). Dios. En estos versículos la fe se refiere a la sana doctrina, la cual hay que predicar sin agregar ni quitar nada a la palabra de nuestro Dios. 

(También te puede interesar: Doctrina Pentecostal

LA SANA DOCTRINA BÍBLICA Y SU IMPORTANCIA 


1) La sana doctrina es importante porque es clara al decir que nos dará la salvación a nosotros mismos y a todo aquel que nos oyere y la ponga por obra, por tal razón debemos tener cuidado, tanto de nosotros mismos, como también de la doctrina que hemos aprendido y estamos enseñando o predicando (1Timoteo 4:16). 

2) La sana doctrina es importante para que no seamos engañados ni seamos fluctuantes, tal como lo dice Efesios 4:14 “Para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error” (Efesios 4:14). Sino que podamos crecer en todo en aquel que es la cabeza de la iglesia, el cual es Cristo. 

3) La sana doctrina es importante “…para presentar defensa… ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros” (1 Pedro 3:15). Muchas veces hay personas que nos preguntarán o pedirán un motivo o razón de tener esta esperanza en la predicación del evangelio. 

4) La escritura nos dic que “… contendáis ardientemente por la fe que ha sido una vez dada a los santos” (Judas 3), no se trata de decir con esto que vamos a pelear sino más bien que debemos defender los puntos doctrinales que se establecen en la palabra de Dios para nuestra salvación. 

LA SANA DOCTRINA Y FE EN DIOS 


¿Se puede tener Fe sin estar en La Fe ( Sana Doctrina)? 


Fe en Dios (Hebreos 11:1) viene del griego pistis (πίστις) cuyo significado es persuasión, dar crédito, convicción de la veracidad de Dios, seguridad y creer, es diferente a la expresión “LA FE” pues significa, en otros pasajes bíblicos, aquello que es creído, la doctrina o enseñanza ( 2 Corintios 13:5; Romanos 1:5; Gálatas 1:23), es decir, La Sana Doctrina. 

(Quizás quieras ver la sección de Vida Cristiana

Podemos recibir muchas cosas por medio de la fe en Dios tales como sanidades, liberación, bendiciones materiales, etc.; sin embargo eso no quiere decir que estamos en la doctrina establecida por nuestro señor Jesucristo. 

Es imposible enseñar acerca de la Biblia sin enseñar doctrina, es el fundamento de toda enseñanza y predicación. La Biblia expresa: “…retened la doctrina que habéis aprendido…” (2 Tesalonicenses 2:15). Esta doctrina que estamos llamados a retener, no es cualquier doctrina sino la sana doctrina. Muchos dicen yo estoy firme en la doctrina que he aprendido, pero ¿será que la doctrina que han aprendido es la verdadera? 

Tiempo de Escuchar la Sana Doctrina 


2 Timoteo 4:3 “Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias.” SANA DOCTRINA es la enseñanza de la palabra de Dios en pureza y verdad sin error o tinieblas. 

Si la doctrina es sana estaremos sanos espiritualmente. Vendrá un tiempo en el cual no se enseñara la sana doctrina, pero HOY ES TIEMPO DE ESCUCHARLA, es tiempo de predicarla. 

Hebreos 13:8 dice: “Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos”, es decir que la palabra de Dios no cambia, es eterna e inmutable en su naturaleza; con ella “TE SALVARÁS A TI MISMO Y A LOS QUE TE OYEREN” (1Timoteo 4:16), por tal razón, debemos tener cuidado de la doctrina ya que de una sana doctrina depende nuestra salvación. 

ESTUDIOS BÍBLICOS SANA DOCTRINA


Temas de Doctrina Bíblica, estudios bíblicos, sana doctrina en la Biblia


Si quieres saber sobre temas doctrinales sigue leyendo: