Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

7 RAZONES PARA PRACTICAR LAVADO DE PIES SEGÚN LA BIBLIA


Por: Rigoberto Gómez

PRÁCTICA DEL LAVADO DE PIES EN LA BIBLIA 

LAVADO DE PIES EN LA BIBLIA

Lavado de pies en la Biblia


Son pocas las congregaciones cristianas que practican el lavamiento de pies, incluso hay algunas que condenan esta práctica y critican a los que sí practican el lavado de pies. Otros argumentan que por mencionarse solo en uno de los evangelios (Juan 13:1-17), podemos hacerlo a un lado como algo innecesario. 

Recordemos que el apóstol Pablo también menciona el lavamiento de pies al decir: "...si ha lavado los pies de los santos..."en 1 Timoteo 5:9-10. ¿Podemos juzgar estas porciones de la Biblia como insignificantes e innecesarias?

Jesús instituyó la comunión (con la cena de pascua) en esa misma ocasión en la cual también lavó los pies a sus discípulos. La santa cena es una práctica cristiana y se tiene como una ordenanza en el cristianismo (puedes leer sobre este tema en este otro artículo La santa cena y su significado Bíblico) , pero ¿Será que debemos excluir el lavamiento de pies como Jesús lo practicó y enseñó?.


Observemos las razones de por qué los cristianos modernos debemos lavarnos los pies unos a los otros. Humildad, servicio, compañerismo está involucrado en esta práctica cristiana.

RAZONES PARA EL LAVAMIENTO DE PIES EN LA BIBLIA


1. El lavado de pies para tener parte con Cristo

Jesucristo le dijo a Pedro "si no te lavare, no tendrás parte conmigo" (Juan 13:8). Según el diccionario Vine, la palabra parte viene del griego mero (μέρος) que significa una porción del todo. Pedro, al entender que era la forma de participar con Cristo, se sometió inmediatamente a que Jesús le lavara los pies. El sometimiento de Pedro fue tanto que quiso que le lavara las manos y la cabeza. 

(Quizás te puede interesar la sección de Estudios Bíblicos)

Si los otros discípulos se hubieran negado ¿les habría dicho lo mismo?, la respuesta es sí ya que era necesario para tener parte con Cristo. Así que es la forma para tener una porción o parte o comunión con el Señor Jesucristo.

2. El lavado de pies nos ayuda en nuestra limpieza espiritual

La práctica del lavado de pies nos lleva a una actitud de arrepentimiento y humildad limpiándonos de todo orgullo y de ciertas cosas que nos ensucian al aferrarse a nosotros en nuestro caminar espiritual, ya que al igual que el polvo se pegaba a los pies de los viajeros orientales, muchas cosas también se pueden adherir a nuestras vidas.

Somos lavados cuando somos salvos al nacer del agua y del Espíritu, siendo de esta forma limpiados; sin embargo, en nuestro caminar como cristianos debemos quitar todo orgullo y seguir el ejemplo de humildad de Jesucristo.

3. El lavado de pies es un mandamiento del Señor Jesucristo

Cuando Jesús dijo "vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros" (Juan 13:14), está dándonos una ordenanza. Razón por la cual debemos observar el lavado de pies como un mandamiento de parte de nuestro señor Jesucristo. 

4. El lavado de pies es un ejemplo dado por Jesús para seguirlo

Las palabras de Jesús fueron "...ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis" (Juan 13:15). La palabra ejemplo viene de la palabra griega hupodeigma (ὑπόδειγμα) que significa aquello que es mostrado, ya sea para imitación o advertencia. Los apóstoles cumplieron el mandamiento siguiendo el ejemplo, y nosotros, para ser apostólicos ¿no deberíamos hacer lo mismo?. En 1 Pedro 2: 21 se nos dice: "...dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas"

5. El lavado de pies nos enseña que el que es enviado no puede ser mayor que el que lo envió

Somos siervos de Jesús y por lo tanto, no somos mayores que él. "El siervo no es mayor que su señor, ni el enviado es mayor que el que le envió" (Juan 13:16). El servicio a nuestro Dios requiere sumisión de nuestra parte, lo contrario, es una muestra de orgullo, superioridad y rebelión, lo cual se puede percibir en nuestro rechazo a obedecer la ordenanza de Jesús.

Además de lo anterior, el orgullo es hecho a un lado al participar del lavamiento de pies. Si nos negamos a lavarnos los pies unos a otros, estamos dando a entender que nos consideramos superiores a Jesucristo y buscaremos argumentos para no hacerlo. 

6. El lavado de pies nos enseña que la obediencia trae como consecuencia bendición de Dios

Jesucristo mismo lo expresó al decir "...bienaventurados seréis si las hiciereis" (Juan 13:17). Conocer lo que enseña la Biblia sobre el lavado de pies es una cosa y obedecerlo es otra, pero esto último, sin duda alguna traerá bendición para nuestras vidas.

7. Si practicamos el lavado de pies estamos obedeciendo la palabra de Dios

Esta última razón viene a resumir los otros puntos en una sola cosa obediencia a Dios y su palabra. Cuando nos lavamos los pies los unos a los otros, estamos obedeciendo a lo que dice la Biblia sobre el lavado de pies. Recordemos que la Biblia dice: "si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14:15) y "Bienaventurados los que guardan sus mandamientos" (Apocalípsis 22:14).

Si te ha gustado este post, también te invito a leer sobre:  Las teorías que se han planteado para omitir la práctica del lavado de pies o puedes ir a la sección de Vida Cristiana