Por: Hector Martínez
Pastor IPUH

RECORDAR NO ES MALO, PERO EVITEMOS VIVIR EVENTOS DEL PASADO O VIVIR DE RECUERDOS

Pasado presente y futuro

Evita Vivir de Recuerdos 


Los recuerdos pueden paralizar nuestra visión de Dios. En ocasiones, los recuerdos, son tan dolorosos y traumáticos, que no le permitimos a Dios hacer una restauración espiritual completa.

Los recuerdos pueden ser tan terribles causando dolor. El resentimiento que se acumula, incomprensión, la mutilación de los sueños. Lo que pensaste que era y no es, te duele reconocer que lo que vives, no es lo que quieres. ¿Qué hacer? Cómo cambiar algo que irreversiblemente, casi es imposible. 

Has tratado de disimular, pero con muy pocos resultados y preguntas: ¿Qué pasa? Analizas tu vida y te das cuenta que los logros y sueños que tenías en mente; no los alcanzaste. Y te cuestionas.

¿Por qué el pasado me atormenta? ¿Por qué hay resentimiento? ¿Por qué estás viviendo como no quieres vivir? ¿Disimulas cuando tus actos dicen otra cosa?


El recordar no es malo, Israel, no olvidaba el pasado en el desierto, cuando estuvo en Egipto. Ellos tenían sed, hambre, cansados de andar de un lugar hacia otro y recordar cuando estaban en Egipto, su comida era mejor que estar en el desierto, la comparación es lógica. Ellos creían en ese momento que Egipto era mejor.

Analicemos lo anterior: Trabajo forzado, maltrato, muerte de muchos niños, esclavitud por mas de cuatrocientos años ¿Era mejor Egipto? ¡Por supuesto que no! Cuando el ser humano se encuentra rodeado de carencias, en el momento hace comparaciones que son poco razonables, pero que en cierta manera tienen alguna lógica.

Recordar no es malo, lo negativo es tratar de vivir caprichosamente eventos de nuestra vida pasada (vivir de recuerdos), que te pueden hacer sentir mal contigo mismo, auto-culpándote de esa manera. No puedes castigarte por lo que pasó, tu pasado no puede ser mejor que tu presente, porque hoy, frente de ti, está Jesucristo guiándote en el camino. Salmo 32:8 dice: "Te haré entender, y te enseñaré el camino por donde debes de andar, sobre ti fijaré mis ojos".

San Juan 14:4-6 nos dice: "Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino. Le dijo Tomás: Señor, no sabemos a dónde vas: ¿Cómo, pues, podemos saber el camino? Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al padre, sino por mí". (También puedes leer: Dejando las Heridas del Pasado

AUNQUE EL PASADO HAYA CAUSADO DOLOR, DEBE SER MOTIVADOR DE ESPERANZA


Génesis nos narra una historia de un joven llamado José. Su padre Jacob lo amaba, sus hermanos lo aborrecían. Jacob amaba a José, como Jesucristo nos ama a ti y a mí, aún mayor es el amor de Jesús que dio su vida, por ti y por mí.

¿Cuál fue el pecado de José? Sus sueños (Génesis 37:5-11), envidia de sus hermanos (Génesis 37:14). Luego fue vendido por sus hermanos a los Ismaelitas (Génesis 37:8-28). Acusación falsa a José (Génesis 39:13-18), y se reúne otra vez con sus hermanos en Génesis 45:3-4.

De la misma manera en que José pasó lo que pasó y la misma familia lo alejó, debemos entender que los que nos hicieron daño, fue con un propósito, para que después les hiciéramos bien. Y con ese acto, no solamente vuelves a ver a tu padre como José y Jacob, sino que se reúnen para la salvación  y el perdón de sus hermanos. Si no hubo resentimientos en José, ni en su padre, tampoco debe de haber en nuestro corazón resentimientos. 

Aunque tu pasado te haya causado dolor, este debe ser un motivador de esperanza. ¿No entiendo lo que quiere decir? Hay que analizar lo que la escritura dice, la palabra de Dios. Que todas las cosas, que suceden en nuestra vida, son para bien.

LO QUE SUCEDIÓ EN TU PASADO, NO LO PUEDES COMPARAR EN TU PRESENTE


Las personas, en infinidad de veces, no avanzan en la vida y proyectos. ¿Por qué?

1) No pueden borrar lo que ya ha pasado
2) No olvidan lo que ya ha pasado
3) No perdonan
4) Comparan pasado con presente, disculpen no es lo mismo.

Voy a hacer un análisis simple, no sé si a usted le sucede lo mismo. A usted le sirven un plato de comida favorita, que le gusta. Se devora ese plato que está tan rico, que quiere otro y pide que le sirvan más. ¡Pero resulta que ya no le supo igual!. 

Hermano, lo que sucedió en tu pasado, no lo puedes comparar en tu presente. No vivas en el pasado, avivando, tormento, dolor, sufrimiento, maltrato si te tocó vivir eso y más. Te pregunto, ¿Acaso no es suficiente el Señor Jesucristo? Él ha pasado por nuestro pasado y nuestro futuro. Hemos conocido a Jesucristo para gozar de las bendiciones, sanidades, milagros, derramamiento de su Espíritu Santo. Jesús no nos condena por lo que sucedió en nuestro pasado, y nos recibe porque nos ama.

JESÚS ES UN ESPECIALISTA EN SANAR EL PASADO


Romanos 8:28 "Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a  su propósito son llamados". Debo entender que todo es parte de mi crecimiento, el pasado de catapulta para crecer y avanzar, para ayudar a entender a otros que pasaron lo mismo que tú.

Hay personas que tienen problemas de drogas y alcohol, les cuesta poder dejar todo eso, quieren pero les cuesta. Lo van a lograr con la ayuda de Dios y determinación. Pero aquellas personas que no han pasado por ahí, se les hace difícil entender. Muchas veces los creyentes no pueden avanzar espiritualmente, porque se han quedado en el pasado. 

Romanos 12:2 "No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cual sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta". Hermano y amigo es mi sentir y deseo comunicarle y recordarle, Jesús pagó en la cruz por nuestro pasado.

Entiendo que sienta dolor. Entiendo que se sienta frustrado, que no lo comprenden. Entiendo que sienta rechazo por todo lo que le dicen. Entiendo que esté enojado con usted y con el mundo, que su manera de pensar sea negativa; pero entienda, hermano y amigo, que en Jesucristo, usted y yo, somos nuevas criaturas.

Jesús es un especialista en sanar el pasado. El Señor Jesús puede sanarte como sanó a aquel paralítico. Los discípulos le preguntaron quién pecó, él o sus padres, Jesús responde y les dice: Ni él ni sus padres pecaron, todo esto acontece para que Jesús se glorificara.

El pasado de cada persona, en este caso el creyente, debe ser un motivador positivo. La angustia de recordar de una manera negativa hace que, espiritualmente, las personas no avancen.

Debemos entender que desde el momento que cada uno de nosotros aceptó al Señor Jesucristo, es una nueva criatura. "Conociendo, pues, el temor del Señor, persuadimos a los hombres; pero a Dios le es manifiesto lo que somos; y espero que también lo sea a vuestras conciencias.

De manera que nosotros de aquí en adelante a nadie conocemos según la carne: y aun si a Cristo conocimos según la carne, ya no lo conocemos así. De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" (2 Corintios 5:11,16,17).

EL PRESENTE ES MEJOR QUE EL PASADO (VIVIR DE RECUERDOS)


El presente es mejor que el pasado, en el presente está nuestro Señor Jesucristo como poderoso gigante. Cuando aceptamos a Jesús, recuerde que es bien importante que seamos victoriosos.

Recordemos las palabras de Pablo en 2 Corintios 12:2-10 "...Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte".

Vivamos el presente, pensando en nuestro futuro en Jesucristo. Vivamos para Jesucristo, porque grande será nuestra recompensa.