Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

EL INFIERNO SEGÚN LA BIBLIA


Por: Arturo Arteaga Ruíz
Iglesia Pentecostal Unida del Perú
Filadelfia

LO QUE DICE LA BIBLIA SOBRE EL INFIERNO 

El infierno según la Bíblia

Infierno en la Biblia


Texto Bíblico: “Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles” Mateo: 25: 41

El tema sobre el infierno es muy popular y conocido aunque muchos ignoran o desconocen la realidad y gravedad de este lugar. Creo que ninguna persona que tiene sus cinco sentidos bien puesto desearía ir a este lugar de tormento y condenación eterna. Queremos enseñarle sobre la realidad de este lugar y al cual usted debe evitar ir.  Hay tres palabras griegas en la biblia que se traducen como INFIERNO al español y estas son:

Infierno en la Biblia: Tártaros


Esta palabra se encuentra una sola vez en la biblia y se ubica en: I Pedro: 2: 4 “Porque si Dios no perdono a los ángeles que pecaron, sino que arrojándolos al infierno los entrego a prisiones de oscuridad…”

Los ángeles que se mencionan aquí son los que “no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada. (Se rebelaron) Judas: 6.

Así pues, TARTAROS, (El Infierno) es un lugar de confinamiento o encarcelamiento para los ángeles rebeldes, hasta el momento del día del juicio final. Este lugar es una prisión de ángeles rebeldes arrojados del cielo. (También te puede interesar: La Obra Salvadora de Jesucristo)

Infierno en la Biblia: Hades


Esta palabra se encuentra diez veces en el Nuevo Testamento, (Buscar en Concordancia Bíblica) (Lucas: 16: 23). El HADES no es el destino final de quienes mueren en sus pecados, sino que es un lugar de tormento hasta que resuciten para presentarse ante Dios, en el juicio del gran TRONO BLANCO. Apocalipsis: 20: 13 – 15.

El sufrimiento aquí es real, pero no es físico puesto que cuando una persona muere; su cuerpo queda depositado en el cementerio, y es el alma quien va al HADES a esperar el juicio final; donde las personas resucitaran en cuerpo y alma ante Dios, para responder por los actos que hicieron cuando estaban en la tierra. El Hades es un lugar de separación de Dios y del que no es posible escapar, la persona que va a este lugar es consciente de su realidad.

El lugar imaginario del sufrimiento correctivo EL PURGATORIO, inventado por la religión católica, no tiene base bíblica en lo absoluto, el HADES no es un lugar para “purgar o limpiar” sus pecados, esto no es posible después de la muerte, sino cuando la persona está viva, después de la muerte ya no hay salvación para todo aquel que muere sin Jesucristo.

El HADES es un lugar donde la persona es consciente. Lucas. 16: 25, y la persona sabe que está separada de Dios y que solamente le espera rendir cuenta al creador.

(También te puede interesar El Infierno ¿Qué es y Dónde está?)

Infierno en la Biblia: Gehena o Gehenna


Esta palabra se traduce doce veces como INFIERNO en el Nuevo Testamento, once de estas doce citas son pronunciadas por el mismo Señor Jesús. Mateo: 5: 22 - 29 – 30 10: 28 18: 8 - 9 25: 41 Marcos: 9: 43 – 45 – 47 Lucas: 12: 5.

Hay dos formas o maneras de definir este término en el Nuevo Testamento: 

Gehena


Se refiere al valle de HINON, lugar en el que se solían sacrificar antiguamente niños al ídolo- dios MOLOC. Este lugar estaba situado fuera del muro meridional de Jerusalén, era un lugar para que los residentes arrojaran su basura, incluso arrojaban en este lugar cadáveres de animales y de criminales. Este “basurero” era un lugar de descomposición y fuego continuo. Marcos: 9: 44. En este lugar quemaban e incineraban todos los desechos.

El Señor Jesús utilizo como ejemplo este lugar para enseñarnos sobre el destino final de aquellos que lo rechazan como Señor y Salvador. (También te invito a leer: Justificación, Regeneración, Adopción y Santificación)

Gehenna


Esta palabra se menciona para referirse al LAGO DE FUEGO Y AZUFRE. Apocalipsis: 20: 15 - 21: 8. No habrá apelación después de la sentencia que se pronuncie a una persona en el juicio del gran TRONO BLANCO, todos los que no obedecieron al evangelio verdadero de salvación y rechazaron a Jesucristo, estarán presentes en aquel día.

Toda persona que no está inscrito en el Libro de la Vida, será lanzada al GEHENA. Apocalipsis: 20: 15. El GEHENA fue preparado para el diablo y sus demonios, pero por cuanto las personas son desobedientes a la voz de Dios, irán a parar al mismo lugar. Mateo: 25: 41. La persona condenada y separada por Dios, irá al GEHENA (infierno) en cuerpo y alma. Mateo: 10: 28

(También puedes visitar la sección de Estudios Bíblicos)

En conclusión, por terrible y literal que pueda ser el fuego del infierno, la sed de un alma perdida por el Agua de la Vida será más dolorosa que el fuego de la perdición. El infierno es esencial y básicamente la exclusión de toda persona de la presencia de Dios por el rechazo y desobediencia deliberada hacia el Señor Jesucristo, como Salvador. La biblia nos enseña que la persona que no cree en Jesucristo estando viva, ya está condenada. Juan: 3: 18 Debemos evitar el fuego del infierno, para ganar la gloria del cielo con nuestro Señor Jesucristo