Por: Arturo Arteaga Ruíz

REFLEXIÓN SOBRE SER LLENOS DEL ESPÍRITU SANTO, PRÉDICA ESCRITA


Llenos del Espíritu Santo

¿Por qué debemos ser llenos del Espíritu Santo?, prédica escrita


Texto Bíblico: “Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.” Hechos: 2: 4

(También te puede interesar: Los 9 dones del Espíritu Santo)

El Espíritu Santo, es Dios mismo revelándonos su naturaleza divina que es Espíritu y Santo. Ser lleno del Espíritu Santo es importante porque es Dios dentro del hombre teniendo una comunión intima con él, para que este le conozca, le adore y le sirva.

En la presente Dispensación de la Gracia es un requisito indispensable que la persona reciba del Espíritu Santo para ser salvo.

NACER DEL ESPIRITU


Es recibir el Espíritu Santo. Hechos: 2: 38-39. El Señor Jesús, profetizo que sus discípulos recibirían el Espíritu Santo. Juan: 20: 22. El soplo es un simbolismo de cómo vendría el Espíritu Santo.

Esto se cumplió en el día de Pentecostés, en el Aposento Alto. Hechos: 2: 1- 4 Cuando el número de los cerca de ciento veinte estuvieron esperando la promesa del Padre, Lucas: 24: 49. Aquí se da inicio a la Iglesia de Jesucristo

Nacer del Espíritu, Juan 3. 5, o ser lleno del Espíritu Santo es esencial por TRES RAZONES FUNDAMENTALES:

ES EL SELLO DE NUESTRA REDENCION Y SALVACION


-“Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cal fuisteis SELLADOS para el día de la REDENCIÓN.” Efesios: 4: 30

“El Día de la Redención”, es el día en que Jesucristo, arrebatara a su IGLESIA a las Bodas del Cordero. En los días del apóstol Pablo el “SELLO”, era lo que hoy es una “FIRMA”, el sello era importante e imprescindible en todo asunto legal para dar validez y mayor autoridad; y era hecho por el REY.

- El Espíritu Santo es el “SELLO o FIRMA” de nuestra salvación y es hecho por el Rey de Reyes: JESUCRISTO.

Los “predicadores modernos” de hoy se atreven a enseñar que el Espíritu Santo ya no es para este tiempo que solamente fue para los días apostólicos; lo cual es una desviación y contradicción a la Palabra de Dios.

“… vivificara (Resucitara) también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu (SANTO) que mora en vosotros.” Romanos: 8: 11

Cuando un creyente lleno del Espíritu Santo muere; en el día del Arrebatamiento de la IGLESIA, será resucitado por el sello del Espíritu Santo que mora en él.

El Espíritu Santo es importante e imprescindible en el verdadero creyente, para que pueda ser arrebatado al cielo, sin el Espíritu Santo no hay salvación.

SIN EL ESPIRITU SANTO NO SOMOS DE CRISTO:


“… Y si alguno no tiene el Espíritu de Cristo (ESPÍRITU SANTO), no es de EL (DE CRISTO).” Romanos: 8: 9

Un hijo para ser reconocido como hijo legitimo, debe tener un nombre y ser “FIRMADO”, por su padre. El Espíritu Santo es la “FIRMA” de nuestro Padre Celestial, Jesucristo; para ser reconocidos legítimamente como “hijos de Dios”, si usted no tiene o aún no ha recibido el poder del Espíritu Santo, usted no ha sido reconocido legítimamente como hijo de Dios, y por lo tanto no es de Cristo, esto lo enseña la Palabra de Dios.

EL ESPIRITU SANTO ES EL PODER DE DIOS


Cuando una persona decide servir a Jesucristo por medio del arrepentimiento, necesita ser lleno del Espíritu Santo, porque cada creyente tiene tres frentes de batalla:

- EL Mundo y sus placeres
- El diablo y sus demonios
- La Carne, la naturaleza caída y rebelde.

(Puedes visitar, si lo deseas, la sección de Espíritu Santo y hablar en lenguas)

Vivimos en medio de un mundo lleno de maldad y pecado, y el creyente no está libre de tentaciones; para que el cristiano pueda vencer y ser victorioso; es imprescindible que sea lleno del Espíritu Santo, esto le dará PODER en su vida cristiana para vencer al pecado y toda obra del diablo. Hechos: 1: 8

LA SEÑAL: HABLAR NUEVAS LENGUAS: 


La señal audible cuando alguien recibe el Espíritu Santo; es hablar en otras lenguas. Hechos: 2: 4 Jesucristo nos dice en Marcos: 16: 17, que cuando alguien reciba el Espíritu Santo hablara nuevas lenguas. Si usted no ha hablado en nuevas lenguas; aún no ha recibido el Espíritu Santo, la promesa del Padre Celestial. Lucas: 24: 49 Ser lleno del Espíritu Santo es hablar en otras lenguas, es el modelo bíblico apostólico y debemos sujetarnos a la palabra de Dios.

En conclusión, El Espíritu Santo es un DON, una dadiva o regalo, en otras palabras es gratuito; solamente tiene que tener Fe y Creer que el Espíritu Santo es para usted. Pueden recibirlo todos los que lo deseen, es promesa de Dios para todos y es para nuestra SALVACION. Hechos: 2: 39 Reciba el Espíritu Santo; ¡AHORA!, Créalo, es para usted.