LOS DOS TESTIGOS (LOS DOS ALIVOS) DE APOCALIPSIS, SE MIDE EL TEMPLO

Los dos testigos de Apocalipsis

Los dos testigos o los dos olivos en el libro de Apocalipsis


El capítulo 11 de Apocalipsis empieza con la orden de medir el templo de Dios y el altar. El ángel que le da la orden al apóstol Juan para que midiera el templo, es el mismo ángel fuerte que le dio a comer el librito abierto. El templo que Juan iba a medir está en Jerusalén ya que la escena que se nos presenta en este capítulo es en la tierra.

El templo que se le pide medir a Juan no puede ser el templo de Herodes, ya que ese templo había sido destruido por el general romano Tito unos 25 años antes de que se le diera la revelación al apóstol Juan.

Todo esto nos da a entender que en un futuro no muy lejano habrá un templo en Jerusalén, y que en ese templo el cual será construido por los judíos, se sentará el anticristo como se nos dice en 2 Tes.2:4:

(También puedes visitar la sección de Escatología Bíblica)

“El cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios”. Esta es la abominación desoladora de la que habló el profeta Daniel y la cual menciona Jesucristo al decir: “Por tanto, cuando veáis en el lugar santo la abominación desoladora de que habló el profeta Daniel (el que lee entienda)…” (Mateo 24:15)

En este templo los judíos volverán a hacer sus sacrificios conforme a la ley, pero el anticristo “…hará cesar el sacrificio y la ofrenda…” (Daniel 9:27). Todo esto ocurrirá durante la Semana Setenta de la profecía de Daniel. Una semana que equivale a siete años, pero en la mitad de esta semana será quitado el sacrificio del templo y se sentará el anticristo en él.

El templo que los judíos han de construir en Jerusalén será destruido posiblemente por un gran terremoto que destruirá la decima parte de la ciudad. Esto ocurrirá cuando Jesús afirme sus pies en el monte de los olivos como lo dice Zacarías 14:4:

“Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está enfrente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur”

Después será totalmente destruida la ciudad por el terremoto gigantesco, al romper el séptimo sello y al tocar la séptima trompeta, y al derramarse la última Copa de la Ira de Dios. Apoc. 8:5; 11:19; 16:18.

A Juan se le dice que mida el tiempo, y el altar, y a los que adoran en él. No se le dice que mida el atrio exterior, o la corte exterior, el templo de Herodes tenía tres cortes exteriores:

1. La de los Levitas
2. La de las Mujeres
3. La de los de Israel (Varones)

Y con la corte de los gentiles (Prosélitos) eran cuatro. El tabernáculo en el desierto era de una corte exterior. El templo de Salomón tenía dos cortes, la de los israelitas y la de los gentiles.

Como la corte exterior y el santuario será hollado por los gentiles por 42 meses (3 años y medio, ó 1260 días en el calendario hebreo), que es la última mitad de la septuagésima semana; entonces no se refiere al templo del milenio.

El anticristo violará el pacto hecho con Israel y entrará al templo y lo hollará hasta que se cumplan LOS TIEMPOSDE LOSGENTILES (Lucas 21:24), y no terminará esta desolación hasta la segunda venida de Cristo, en la batalla de Armagedón.

LOS DOS TESTIGOS (LOS DOS OLIVOS) DE APOCALIPSIS VAN A PROFETIZAR


Después de que EL ANGEL FUERTE le da las instrucciones acerca de la manera de medir el templo, dice: “Yo daré a dos testigos y ellos profetizaran por mil doscientos sesenta días”, como estos días corresponden a los tres años y medio ó 42 meses, esto se refiere que ellos (los dos testigos) “Profetizaran durante la gran tribulación”. ¿Quiénes son estos dos testigos? Pues diremos que no son sistemas o iglesias, o grupos de testigos, sino dos varones.

Los dos testigos, los dos olivos en la Biblia


Dicen que son DOS OLIVOS, en otras palabras JUDIOS, porque el olivo es símbolo de Israel. Algunos han preguntado quienes son; pues aunque hay muchas opiniones acerca de quiénes son, yo no soy quien llegue a la conclusión en decir o ponerles nombres, porque la Biblia no lo dice, ni al apóstol Juan se le dijo.
Durante los días de su ministerio, los dos testigos, serán inmunes a la muerte, pero cuando se les cumplan los días de su ministerio (como los 3 años y medio de ministerio de Cristo). La bestia (el anticristo) los matará.

Las gentes inconversa se gozarán en gran manera, pero el gozo de la gente pronto se terminará porque Dios va a resucitar a los dos olivos y se irán al cielo con él. Pero en la tierra vendrá aquel HORRIBLE, ESPANTOSO Y GIGANTESCO TERREMOTO, que va a sacudir al mundo entero. Después de estas cosas se oye el último AY y la última trompeta. Esta ultima trompeta abarca hasta el fin de la semana juntamente con el último Ay.

¿QUIÉNES SON LOS DOS TESTIGOS DE APOCALIPSIS (LOS DOS OLIVOS EN LA BIBLIA)?


¿Quiénes son estos dos testigos o dos olivos de Apocalipsis?


Algunos piensan que los dos testigos de Apocalipsis son Moisés y Elías. La razón por la cual se cree que son ellos es por las señales que ellos hacen. Convertir el agua en sangre (Apocalipsis 11:6) fue una de las señales que Moisés hizo en Egipto (Éxodo 7).

Los dos testigos, los dos olivos: Algunos creen que son Moisés y Elías, otros creen que son Enoc y Elías


También es conocido por todos que Elías hacía descender fuego del cielo (2 Reyes 1) y esta es otra de las señales que podemos ver que hacen los dos testigos (Apocalipsis 11:5); además, recordemos que Moisés y Elías fueron los que aparecieron con Jesús en la transfiguración, el cual es otro motivo por el que se inclinan muchos a pensar en que los dos testigos son Moisés y Elías.

A pesar de lo mencionado anteriormente, hay quienes creen que los dos testigos de Apocalipsis son en realidad Enoc y Elías. El argumento utilizado es que son los únicos que nunca experimentaron la muerte según Génesis 5:24 y 2 Reyes 2:11)

Algunos piensan que Moisés no podría ser uno de los testigos debido a que la Biblia dice que “…está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio”, al morir Moisés, entonces no puede ser uno de los dos testigos para enfrentar una vez más la muerte. En cambio, Enoc y Elías no murieron sino que fueron trasladados.

Hay que tomar en cuenta también que hombres como Lázaro, quien fue resucitado, volvió a enfrentar la muerte. Así que por esto algunos argumentan que podría ser Moisés.

LOS DOS TESTIGOS DE APOCALIPSIS Y LOS DOS OLIVOS DE ZACARÍAS


Los Dos Olivos Según La Biblia


En el versículo 4 del capítulo 11 de Apocalipsis se nos dice algo más sobre los dos testigos: “Estos testigos son los dos olivos, y los dos candeleros que están en pie delante del Dios de la tierra”. Esto nos hace recordar Zacarías 4:2-10.

¿Quiénes son los dos olivos?


El Espíritu Santo está siendo representado por el aceite de oliva, y Dios le mostró a Zorobabel, mientras reconstruía el templo, que las cosas espirituales son la obra del Espíritu Santo de Dios y no por fuerza del ser humano.

Además, en Zacarías 4:14 dice: “…Estos son los dos ungidos que están delante del Señor de toda la tierra”. En el Apocalipsis estos dos olivos son dos varones llenos del Espíritu Santo de Dios y profetizarán antes del regreso de Cristo a reinar sobre la tierra, por lo tanto, así como se llevó a cabo la obra a través del Espíritu en tiempos de Zorobabel así será antes del regreso de Cristo, las obras de los dos testigos será por medio del poder del Espíritu de Dios.

En conclusión no podemos tener certeza de la identidad de los dos testigos de Apocalipsis, pues la Biblia no revela la identidad de ellos; sin embargo, hay quienes tienen sus posiciones con respecto a quiénes son los dos testigos. También es importante mencionar que hacen su aparición para profetizar en el tiempo de la gran tribulación durante el cual ejercen su ministerio.