Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas, Temas para Predicar, Enseñanzas, Sermones Cristianos, Prédicas Escritas


LA NECESIDAD DE JESUCRISTO

Por: Jason Dulle

¿POR QUÉ JESÚS ES NECESARIO PARA NOSOTROS?

Biblia abierta y manos sobre ella

Todos tendemos a pensar en nosotros mismos como buenas personas. Esta evaluación es en gran parte cierta. Todos somos capaces y, a menudo, hacemos muchas cosas buenas. Pero si somos honestos con nosotros mismos, esta no es toda la historia.

Todos somos igualmente capaces del mal, incluso si somos desigualmente culpables del mal. Claro, usted y yo no somos tan malos como Joseph Stalin o Adolf Hitler. En comparación con ellos, somos santos, relativamente hablando. Pero, ¿cómo nos comparamos con Dios?

(También puedes visitar la sección de Prédicas evangelísticas)

Dios es un ser moralmente perfecto. Él requiere que seamos moralmente perfectos también, y sin embargo no lo somos. Ya sea que nuestros actos de maldad sean grandes o pequeños, muchos o pocos, todos son violaciones de la perfección moral de Dios, y estas violaciones tienen consecuencias. ¡Incluso si solo cometió un pecado por día entre las edades de seis y 75 años, eso suma más de 25,000 violaciones de la ley moral de Dios!

Si fue culpable de violar tantas leyes humanas, ningún juez podría ignorarlo. ¿Cómo, entonces, podemos esperar que el Dios de la justicia perfecta haga la vista gorda ante nuestros fracasos morales? Si bien Dios es un Dios de amor, también es un Dios de justicia y no puede ignorar estas violaciones.

(También te puede interesar: Los diez leprosos, reflexión)

Los actos de maldad moral merecen castigo (muerte), y ninguna cantidad de buenas obras que hagamos puede negar esos actos. ¡Esas son malas noticias para ti y para mí! Pero el cristianismo ofrece una solución y esperanza.

Mientras que la justicia de Dios exige castigo por el pecado, su amor infinito desea misericordia. Esto presenta un problema: ¿Cómo puede Dios perdonarnos nuestros crímenes morales sin sacrificar su justicia?

LA NECESIDAD DE JESUCRISTO EN NUESTRAS VIDAS


Alguien tiene que pagar por los crímenes que hemos cometido contra Dios. Si no somos nosotros, ¿Entonces quién? Aquí es donde Jesús entra. Para satisfacer su propia demanda de justicia, Dios asumió una existencia humana en Jesucristo, y personalmente sufrió la pena por el pecado, la muerte, en nuestro nombre; el sufrimiento inocente en nombre de los culpables.

Asumió el castigo que era justamente nuestro y, a cambio, nos da la justicia que es justamente suya ... si confiamos nuestras vidas a él. Nadie más ha hecho esto por nosotros. Es por eso que debemos confiar exclusivamente en Cristo si deseamos recibir el perdón. Y es por eso que los cristianos proclaman la necesidad que tenemos tanto nosotros como tú de Jesús.

(Te puede interesar: La salvación en el nuevo testamento)

Dios nos ha ofrecido una solución a nuestro problema moral, pero en sus términos, no en los nuestros. Entonces ahora tienes una opción. Si aceptas lo que Cristo hizo por ti, confiando en sus buenas obras para salvarte en lugar de las tuyas, entonces Dios considerará tu deuda moral como pagada en su totalidad.

Sin embargo, si rechaza a Cristo, rechazará la única solución a tu culpa y, en consecuencia, deberá pagar sus propios crímenes. Si eliges presentarte ante Dios con base en los méritos y deméritos de tus propias obras, seguramente enfrentarás el juicio de Dios. Pero si eliges estar delante de Dios basado en los méritos de la obra de Cristo, puedes esperar misericordia y gracia.

Entonces, ¿Necesitas a Jesús? Si eres moralmente perfecto, no. Pero si eres como nosotros, la respuesta es un sí rotundo. ¿Qué le dirás a Cristo, entonces? ¿Cómo responderás a lo que Él ha hecho por ti? La elección es simple; la decisión es tuya