Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

EL MUNDO INVISIBLE: SEOL, HADES, INFIERNO, ABISMO


Por: Gilberto Amaya

¿QUÉ ES SEOL  EN LA BIBLIA?

El mundo invisible: Seol, hades, infierno, abismo

Seol en la Biblia


La palabra hebrea “SEOL” que aparece en el antiguo testamento unas 65 veces es traducida al castellano “infierno”, 31 veces en “TUMBA”, tres veces en “ABISMO”. La palabra correspondiente en griego es “HADES”, es traducida 10 veces “INFIERNO”, “SEOL” y “HADES”; se refieren a un ESTADO ESPIRITUAL O INVISIBLE.

(Te puede interesar: El Infierno, ¿Qué es y dónde está?)

El mundo invisible es lo que no se ve con nuestros ojos naturales. Se refiere al lugar en que “EL ALMA” con su cuerpo espiritual (espíritu) va a descansar mientras está ausente el cuerpo físico.

El cuerpo humano va a la “TUMBA” que es “GEBER” en hebreo traducido en algunas partes de la Biblia a “Infierno” en griego es “MNEMEION”, también traducido a “Infierno”, conocido como el “lago de juegoque es el lugar de castigo eterno.

AL LAGO DE FUEGO en griego es la palabra GEHENNA y en el hebreo “TOFET”. Estos términos nunca se refiere al otro “infierno” que se le llama en griego “ABUSSOS” y “APOLEIA” tampoco se refiere al griego “TARTARUS”, que es la prisión de los “ángeles” caídos como dice en Judas 6:

(También puedes visitar la sección de Estudios Bíblicos)

“Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día”

Entonces cuando hablamos de “abismo” se habla de un lugar en la “Tierra” que es dominado como “ABUSSOS”. Es la prisión de los demonios pero hablando en términos generales. “Los infiernos” es el “ESTADO INVISIBLE O EL MUNDO INVISIBLE”.

LO QUE LA BIBLIA DICE SOBRE EL SEOL O HADES


Para que entiendan las relaciones entre un lugar y otro vamos a estudiar lo que dice la Biblia de esos lugares. La palabra hebrea “SEOL” quiere decir literalmente “UN LUGAR SUBTERRANEO, y HADES quiere decir la misma cosa.

La Biblia menciona que el infierno tiene “Puertas”. Jesús hablando de la iglesia, nos dice “…Las puertas del Hades no prevalecerán contra ella” (Mat 16:18). Nuestro Señor Jesucristo después de haber regresado “del mundo invisible” dijo: “… El que vive, y estuvo muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte (tumba) y del Hades (infierno)” (Apocalipsis 1:18).

(Te puede interesar: La primera resurrección)

Para obtener las llaves Jesucristo tuvo que descender primero a las partes más bajas de la tierra Efesios 4:9, esto nos da la colocación del HADES en el corazón de la tierra. Jesús le dijo al ladrón penitente: “HOY ESTARAS CONMIGO EN EL PARAISO” Lucas 23:43 y Jesús aquel día en que murió descendió al paraíso.

En el tiempo de Jesús, el paraíso estaba en el hades, pero estaba profetizando que “…no dejarás mi alma en el Hades, ni permitirás que tu santo vea corrupción” (Hechos 2:27 y Salmos 16:10). Por lo tanto, antes que su cuerpo (físico) entrara en estado de corrupción, Jesús regresó del Hades.

Pero Jesús no regresa solo sino que tomó las llaves del Hades (infierno), abrió (figurativamente hablando) las puertas del Hades, pero la parte del paraíso conocido como “EL SENO DE ABRAHAM” en el antiguo testamento, donde él y el ladrón penitente, Lázaro y demás fieles del antiguo testamento: y dejó aquel departamento del hades vacío, y cuando él subió al cielo para ser glorificado, al resucitar se lo llevó al “TERCER CIELO” donde ahora está el paraíso de Dios como dice Efesios 4:8-10:

“…Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres. Y eso de que subió, ¿Qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra? El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos para llenarlo todo”. El departamento para los justos en el Hades ahora está vacío.

En Lucas 16:19-31, encontramos un relato de un hombre rico y un mendigo llamado Lázaro. Jesús nos lo presenta en el mundo invisible (el mundo desconocido), y en este relato Jesús nos describe lo que era en aquellos días el Hades tal y como estaba.

(Quizás te puede interesar: Escatología Bíblica)

Este relato no es una parábola nos dan nombres propios tales como Abraham y Lázaro. Notemos que ambos Lázaro y el hombre rico habían muerto y sus cuerpos habían sido enterrados o depositados en el infierno, o en la tumba, Geber en hebreo.

Lo que les pasa en el hades sucede en el estado “sin cuerpo”. Ellos están en aquel estado sin cuerpo, notemos que estaban conscientes, podían hablar, ver, oír y reconocerse el uno al otro. La diferencia es que mientras Lázaro estaba en el seno de Abraham (lado derecho o diestro porque diestro es símbolo de favor de Dios); el rico estaba al lado izquierdo.

En Lucas 16:23-24 nos podemos dar cuenta que, tanto el rico como Lázaro estaban conscientes después de morir. Los versículos dicen lo siguiente: “Y en el Hades alzó (el rico) sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama

El rico no estaba en el lago de fuego el lugar final de castigo eterno (Gehenna), sino que se encontraba en la sección del hades para los impíos (al lado izquierdo de la gran sima) los impíos permanecerán ahí hasta la resurrección de los muertos, para comparecer ante el gran trono blanco.

LA GRAN SIMA O ABISMO 


El abismo en la Biblia


Es precisamente la gran sima o abismo, la prisión de los demonios, ahí es donde se van a encarcelar al Diablo por mil años. “Vi a un ángel que descendía del cielo, con la llave del abismo, y una gran cadena en la mano. Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y satanás, y lo ató por mil años; y lo arrojó al abismo, y lo encerró, y puso su sello sobre él, para que no engañase más a las naciones, hasta que fuesen cumplidos mil años; y después de esto debe ser desatado por un poco de tiempo” (Apocalipsis 20:1-3).

En el antiguo testamento nos habla de un lugar que se llama ABADDON en hebreo, y en griego APOLEIA, esta palabra es traducida como destrucción Prov. 27:20; Job 26:6; 28:22; 31:12; salmos 88:11; Prov. 15:11, igualmente en el nuevo testamento Mt. 7:13; Romanos 9:22; Filipenses 3:19; 2 Pedro 2:1; 3:16; Apocalipsis 9:1-11

Proverbios 27:20 nos dice: el sepulcro (Tumba) y la perdición (destrucción) nunca se hartará (perdición, destrucción y abaddon).

Relacionado este asunto de Abaddon como parte del mundo invisible se ve aun claramente en Apocalipsis 9:1-13, cuando se nos dice que el rey del pozo del abismo se llama Abaddon (Verso 11) y en griego es Apollyon en otras palabras al rey del abismo se le llama con el nombre hebreo que quiere decir destrucción o perdición.

El abismo es entonces la habitación y prisión de los demonios, temporalmente hasta que sean lanzados al lago de fuego donde estarán eternamente junto con el diablo y sus seguidores.

EL TÁRTARUS


También hay otro lugar que se llama “Tartarus” que es la prisión de los ángeles caídos 2 Pedro 2:4, Judas 6. Estos no son ángeles del diablo, porque los ángeles del diablo andan en libertad juntamente con él. El tártarus es una prisión de oscuridad para los ángeles que pecaron y se rebelaron contra Dios. 

"Porque Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno, y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio" (2 PEDRO 2:4) 

"Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propia morada, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día"(Judas 1:6) 

Algunos dicen que se refiere a lo que en el libro de Génesis se nos relata sobre los ángeles que abandonaron su morada y pecaron con mujeres y, que como resultado, engendraron gigantes. (Ver ¿Quiénes fueron los hijos de Dios en Génesis 6?)

"Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas, que viendo los hijos de Dios (ÁNGELES) que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas. 

Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre" (Génesis 6:1-4)

Por causa de este pecado, estos ángeles caídos están encerrados en esas prisiones de oscuridad, excluidos de la presencia de Dios hasta el día del juicio donde serán juzgados por sus obras.