Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

¿ES PECADO FUMAR? ¿POR QUÉ ESTÁ MAL FUMAR?


Por: Jason Dulle

¿POR QUÉ ESTÁ MAL FUMAR?

¿Es pecado fumar?

La mayoría de los cristianos estadounidenses han identificado fumar o masticar tabaco como pecaminoso, pero ¿Cuál es la base bíblica para esta conclusión? No hay un verso que diga "No fumarás". Entonces, ¿Por qué deberíamos pensar que es moralmente incorrecto?

Las dos razones que normalmente escucho están relacionadas con (1) salud y (2) adicción. Con respecto a la salud, el versículo al que se recurre es a menudo 1 Corintios 3:17 en el que Pablo dice que Dios destruirá a los que contaminen el templo de Dios.

(También te puede interesar: Enseñanza sobre El Alcohol y los Narcóticos)

Se entiende que el templo es el cuerpo humano, por lo que todo lo que destruye el cuerpo humano es pecaminoso. No estoy convencido de que esta sea la interpretación correcta del verso, pero sigamos con él en aras de la discusión. 

No hay duda de que fumar cigarrillos no es bueno para el cuerpo. No es saludable y, por lo tanto, no es sabio, pero ¿Es esto suficiente para justificar el considerarlo pecaminoso? ¿Cuántas otras cosas consumimos que no son saludables para nosotros? ¿Estamos preparados para considerar demasiado pecaminoso el consumo de chocolate, helados, refrescos, carnes rojas y similares? Estos tampoco son saludables cuando se consumen demasiado. 

Uno puede objetar que si bien estas cosas no son saludables, generalmente no matan a la persona que las consume. Eso puede ser cierto para cada elemento individualmente, pero no necesariamente como un todo. Una persona que consume demasiada azúcar, grasa, etc., a menudo desarrolla enfermedades como diabetes o cáncer, y algunas mueren como resultado.

(También puedes ir a la sección de Vida Cristiana)

Si no estamos preparados para considerar que es pecado comer demasiado helado o beber demasiado refresco, entonces ¿Por qué somos tan rápidos en considerar que fumar un pecado? Quizás deberíamos considerar que ambos son pecado, pero dudo que la mayoría lo vea de esa manera (¡¡puedes sacar mi recipiente de helado de mis manos frías y muertas !!), pero a menudo desarrolla enfermedades como diabetes o cáncer, y algunas mueren como resultado. 

Con respecto a la adicción, Pablo habla de no dejarse llevar o dominar por el poder de nada  (1 Corintios 6:12 "Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna"). 

Lo anterior, abarca ampliamente el área de la adicción. No debemos permitirnos volvernos adictos a nada. No importa lo que hagamos, siempre deberíamos controlarlo en lugar de que nos controle a nosotros

Al ver que la nicotina es adictiva, se deduciría que ingerirla es moralmente incorrecta. Pero si el principio es evitar ingerir cualquier sustancia adictiva, ¿Qué pasa con la cafeína? La cafeína es adictiva

Solo pregúntele a la persona que intenta dejar de tomar productos con cafeína. A menudo experimentan síntomas de abstinencia. ¿Y cuántas personas no pueden despertarse sin su café? ¿Deberíamos considerar que beber café o refrescos también es pecaminoso? 

Uno podría contrarrestar que los niveles de cafeína en el café y los refrescos son menores que el nivel de nicotina en los cigarrillos, lo que hace que el primero sea menos adictivo que el segundo. Quizás, pero entonces ¿No deberíamos al menos estar predicando que demasiado café o refresco es pecaminoso (buena suerte tratando de definir cuánto es demasiado)? ¡Nunca he escuchado ese mensaje! Si el problema es la moderación, ¿Por qué no concluir que fumar con moderación también es moralmente permisible? ¿Por qué condenar fumar?

No estoy a favor de fumar. Sería más que feliz si todo el tabaco fuera eliminado de la faz de la tierra mañana. Pero mis preferencias no importan. Si voy a decirle a un converso al cristianismo que necesita dejar de fumar porque es pecado (a diferencia de lo imprudente), necesito tener una buena justificación bíblica para ello. 

En la actualidad, no estoy convencido de que los principios bíblicos que comúnmente apelamos se apliquen claramente al tabaquismo (al menos con moderación). Tampoco estoy convencido de que estemos aplicando esos principios constantemente. 

Condenamos fumar mientras permitimos otras cosas que no son saludables y adictivas. Se podría argumentar que la forma de rectificar esta inconsistencia es considerar que ciertas cantidades o todo el azúcar, la cafeína y similares son tan pecaminosos como fumar. Quizás, pero si creemos que esa conclusión es ridícula, entonces debemos preguntarnos qué hace que fumar sea diferente.