Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

EL VALOR DE LA PUREZA Y LA VIRGINIDAD HASTA EL MATRIMONIO


VALOR DE LA PUREZA Y LA VIRGINIDAD SEGÚN LA BIBLIA

Pureza y virginidad hasta el matrimonio

Texto de estudio: Cantares 4:9-16
Texto a memorizar: 4:12 “Huerto cerrado eres, hermana mía, esposa mía; fuente cerrada, fuente sellada”

Objetivos: No olvidar nuestros valores cristianos y morales concernientes a la virginidad pre-matrimonial.

(Tambipen te puede interesar: La Virginidad, Pureza Sexual)

Introducción:

Cantar de los Cantares, ha sido muy criticado por su lenguaje sensual, la posición que ocupa en la Biblia ha sido defendida por mucha gente religiosa de todas las épocas. Los cristianos no podemos descartar su inspiración divina, este libro nos subraya el origen divino del gozo y la dignidad del amor humano en el matrimonio, el amor conyugal es lo que resalta en sus páginas. 

LA DECADENCIA DE LOS VALORES MORALES


Nos ha tocado vivir dentro de una sociedad en la cual los valores morales se han caído por el suelo, época en que es normal vivir con la homosexualidad, lesbianismo, prostitución, los padres violan a sus propias hijas, discutamos esta pregunta en grupo: ¿De qué manera nos afecta esto como iglesia del Señor? En lo muy personal creo que la sociedad de la época de Sodoma y Gomorra se le quedó muy abajo a la sociedad en la cual nos ha tocado vivir.

(Te puede interesar: Estudios Bíblicos)

Una de las cosas que es muy común en nuestra sociedad es la relación sexual entre jovencitos (Novios) a muy temprana edad; los sociólogos, psicólogos, religiosos, etc. han hablado mucho acerca, si es o no importante la virginidad al llegar al matrimonio. ¿Qué decimos nosotros?, ¿Qué dice la palabra del Señor?

La posición de la palabra de Dios se mantiene firme, no cambia


Génesis revela que la sexualidad humana y el matrimonio precedieron a la caída de la humanidad en pecado (Gén 2:18-25). Aunque el pecado ha enlodado este importante aspecto la experiencia humana, Dios quiere que el hombre sepa que el amor conyugal puede ser puro, sano y hermoso.

(Quizás te pueda interesar: Fornicación y Adulterio según la Biblia)

El Cantar de los Cantares, provee un modelo correcto entre dos extremos de la historia. Estos extremos son:

1. Abandono del amor conyugal por la perversión sexual (las relaciones homosexuales o lesbianas) y los encuentros heterosexuales pasajeros fuera del matrimonio.

(También te invito a visitar la sección de Libros para Matrimonios)

2. El ascetismo a menudo confundido con la opinión cristiana del sexo, que niega la bondad del amor, físico en las relaciones matrimoniales.

LA HERMOSURA DEL MATRIMONIO


¡Con que hermosura lo describe Salomón a través de su poesía!, la tierna relación entre el esposo y la esposa, considerando que el matrimonio es santo y honroso a los ojos de Dios (Heb 13:4)

Relación sobre Cantares 4:12


Las tres figuras de dicción de este versículo ponen en relieve el hecho de que la Sulamita había conservado su virginidad y era sexualmente pura la noche de su boda. La virginidad conservada hasta el matrimonio es la norma de pureza sexual establecida por Dios para todos los jóvenes de ambos sexos, violar la norma santa de Dios deshonra el espíritu y la conciencia del individuo y le quita el valor y encanto a la experiencia de la consumación del matrimonio.

Ante todo, los cristianos deben ser puros en los aspecto moral y sexual (2 Cor. 11:2; Tito 2:5; 1 Pedro 3:2)

La virginidad de la esposa se describe como “Huerto cerrado” (4:12) y la consumación del matrimonio como la entrada al huerto a disfrutar de la fruta agradable (4:16; 5:1)

Conclusión:

Aunque los valores morales y espirituales se estén cayendo cada día, la iglesia del Señor debe mantenerse firme, manteniendo sus normas de moralidad de acuerdo a la palabra del Señor aunque el mundo nos tilde de ridículos, nuestros jóvenes deben de mantenerse puros. 

El cristiano debe ejercer dominio propio en lo que concierne a todos los asuntos sexuales antes del matrimonio. Las relaciones pre-matrimoniales justificada en un compromiso verdadero o sincero hacia otra persona, es una transigencia desvergonzadas de las normas Santas de Dios con las costumbres impuras del mundo y en efecto pretenden justificar la inmoralidad. 

La entrega por fe a la voluntad de Dios con respecto a la pureza abrirá el camino para recibir el don del dominio propio por medio del Espíritu Santo (Gál. 5:22-24)