Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LA DOCTRINA DE LA IGLESIA


LA IGLESIA; LA CUAL ES SU CUERPO


Base Bíblica: “Cristo amó a la Iglesia, y se entregó a sí mismo por ella” (Efesios 5:25-27)

La cruz del calvario, La doctrina de la iglesia

Cristo amó a la Iglesia, y se entregó a sí mismo por ella

Nosotros también debemos amar a la iglesia y en cierto sentido debemos entregarnos por ella. Debemos hacerlo en servicio amante y gozoso, con sacrificio y devoción, para que la iglesia en la tierra progrese, prospere y triunfe.

El propósito de este estudio es examinar algunos de los principios más importantes enunciados en el Nuevo Testamento relacionados con el carácter y la conducta de “la Iglesia, la cual es su cuerpo

Los cristianos que forman una iglesia local deben ser siempre, ellos mismos un testimonio fehaciente de lo que afirman. La Enfatización de este principio continuará a través de este estudio. Fijándonos ahora en la iglesia universal, principiaremos por definirla y describirla:

(También puedes ir a la sección de Estudios Bíblicos)

DEFINICIÓN DE LA IGLESIA:


En el Nuevo Testamento la palabra Iglesia es la traducción del vocablo griego ekklesia, que significa “una compañía convocada a salir aparte”, “una congregación” o “una asamblea”. Esteban usó expresión al describir a Israel como una “congregación (ekklesia) en el desierto” (Hechos 7:38).

También se le emplea para señalar a una multitud pagana en Efeso (Hechos 19:32, 39, 40). Pero su principal misión en el Nuevo testamento es la de presentar a un grupo de creyentes en el Señor Jesucristo. Es así que Pablo habla de “la iglesia del Señor, la cual él ganó (compró, inglés) por su propia sangre” (Hechos 20:28).

(Te puede interesar: Doctrina Pentecostal)

En su primera carta a los cristianos en Corinto, al gran apóstol divide el mundo entero Judíos, Gentiles y la Iglesia de Dios (1 Corintios 10:32). En otro lugar incluye a la iglesia de Dios a aquel grupo de creyentes cristianos a quienes persiguió antes de su conversión (1 Corintios 15:9)

Es necesario subrayar que la iglesia no es una organización sino un organismo. Queremos señalar que no es una institución sin vida sino una unidad viviente. Es la comunidad de todos los que participan de la vida de Cristo y están vinculados en unión vital por el Espíritu.

EL ORIGEN DE LA IGLESIA


El plan de la Iglesia es de Dios, nació en su corazón. El diablo no sabía esto, no quería la existencia de la iglesia, ni quiere. Piadosos hombres de Dios, de reconocida capacidad han discrepado profundamente sobre la fecha del comienzo de la iglesia

Muchos creen que la iglesia es la continuación o desarrollo de Israel del Antiguo Testamento. Otros sostienen con firmeza que la iglesia no existía en el Antiguo Testamento pero que tuvo su principio en la nueva dispensación. A favor del segundo punto de vista anotamos las siguientes consideraciones:

1. En Efesio 3:4-5 Pablo describe a la iglesia como un misterio: “que en otras generaciones no se dio a conocer a los hijos de los hombres, como ahora es revelado a sus santos apóstoles y profetas por el Espíritu”. 

Otra vez en el versículo 9 afirma que la iglesia es el “misterio escondido desde los siglos en Dios” (vea también Colosenses 1:26; Romanos 16:26-26). De manera que la iglesia era un secreto guardado por Dios a través de los tiempos del Antiguo Testamento, y no revelado hasta que aparecieron los apóstoles y profetas del Nuevo Testamento

2. En Mateo 16:18 el Señor Jesús dijo: “sobre esta roca edificaré mi iglesia”, es decir, la iglesia aun era futura cuando el habló.

Creemos que no solo es posible demostrar que la iglesia tuvo su principio en la nueva dispensación, si no que, más concretamente, nació el día de pentecostés.

Cristo amó a la iglesia en la cruz. La iglesia existía en germen y embrión en el Antiguo Testamento y del costado de Cristo brotó la esperanza de la iglesia (agua y sangre)

a. Se dice que el cuerpo de Cristo fue formado por el bautismo en agua y del Espíritu Santo (Hechos 2:38; 1 Corintios 1:12-13) ¿Podemos determinar cuándo ocurrió esto?

b. En los hechos 1:5 inmediatamente antes de Su ascensión el Señor prometió a los apóstoles: “Seréis bautizados con el Espíritu Santo dentro de no muchos días”.

c. En el día de pentecostés “fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” (Hechos 2:4)

d. Cuando llegamos a Hechos 5:11, la iglesia existía, pues vemos que “vino gran temor sobre toda la iglesia”

TÍTULOS Y SÍMILES DE LA IGLESIA:


La iglesia recibe títulos descriptivos en el Nuevo Testamento, y aun de las mejores maneras de llegar a comprender lo que es, es observar el significado de cada uno. He aquí algunos de sus símiles prominentes:

a. Un rebaño: (Juan 10:16) La nación Judía era redil. La iglesia es un rebaño. El Señor Jesús dijo: “También tengo otras ovejas que no son de este redil; aquellas también debo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño, y un pastor”. 

El titulo “Rebaño” trae a la mente un grupo de creyentes que viven juntos bajo el cuidado amante y tierno del Buen Pastor: oyen su voz y le siguen.

b. Labranza de Dios: (1 Corintios 3:9) La iglesia es el huerto de Dios donde El quiere cultivar fruto para su gloria. Llevar fruto para Dios es aquí el pensamiento sobresaliente.

c. Edificio de Dios: (1 Corintios 3:9) Esta expresión describe a Dios ejecutando un edificio, añadiendo piedras vivas en la iglesia. ¡Cuán importante es que nuestras vidas estén dedicadas a este proyecto que para El es de interés vital!

d. Templo de Dios: (1 Corintios 3:16) La palabra “templo” inmediatamente trae a la mente la palabra adoración y nos recuerda que la única adoración que Dios recibe de este mundo viene de aquellos que son miembros de una iglesia.

e. El cuerpo de Cristo: (Efesios 2:22-23) El cuerpo es el vehículo por el cual se expresa una persona. De manera que el cuerpo de Cristo es el medio que el Señor escogió para manifestarse al mundo al día de hoy. Una vez que el creyente comprenda esta verdad jamás volverá a pensar que la iglesia es de poca importancia, sino que se dedicará sin reserva a cuidar de todo lo que concierne al cuerpo de Cristo.

f. Un nuevo Hombre: (Efesios 2:15) sin duda la prominente de esta escritura es la nueva creación por la cual queda abolida la mayor de las diferencias existentes entre los hombres: gentiles y judíos. Dios forma de estos “un nuevo hombre”

g. Morada de Dios: (Efesio 2:22) esta expresión encierra la verdad de que Dios mora en la iglesia: ya no en un tabernáculo o templo material, como sucedía en el Antiguo Testamento.

h. La esposa de Cristo: (Efesios 5:25-27; 2 Corintios 11:2) Aquí el afecto surge como concepto principal. “Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la Iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviere mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha” 

Si Cristo amó a la iglesia y se entregó a sí mismo por ella, es evidente que la iglesia debe estar llena de afecto para con El.

i. La casa de Dios: (1 Timoteo 3:15) una casa (o una familia) nos habla de orden y disciplina. El pensamiento relativo al orden se encuentra en 1 Timoteo 3:15, “Para que… sepas como debes conducirte en la casa de Dios”. La disciplina se deja ver en 1 Pedro 4:17, “porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios”

j. La columna y baluarte de la verdad: (1 Timoteo 3:15) Además de ser sostén del edificio, la columna se usaba frecuentemente para fijar anuncios de interés público. Era un medio de proclamación. La palabra “baluarte” significa apoyo o sustento. De manera que la iglesia de Dios es medio que él ha ordenado para proclamar, sostener y defender su verdad.

GRANDES VERDADES RELATIVAS A LA IGLESIA:


Entretejidas a través de los hechos y las epístolas del Nuevo Testamento hay muchas grandes verdades relativas a la iglesia de Dios. Aquí comentamos brevemente sobre algunas de las más importantes, con el propósito de desarrollarlas más adelante.

A. Existe un cuerpo: Efesio 4:4


Según las escrituras hay una sola iglesia. A pesar de las muchas circunstancias que parecen negarlo, el hecho permanece en lo que a Dios respecta, que solo hay un cuerpo de creyentes en el mundo actual. Aunque esta iglesia nunca sea visible al hombre en su totalidad, sin embargo está constituida en un solo cuerpo por el Espíritu Santo.

B. Cristo la cabeza del cuerpo: Efesios 5:23; colosenses 1:18


Al usar la analogía del cuerpo humano, Pablo nos enseña que Cristo, la cabeza que está en el cielo, dirige a su cuerpo sobre la tierra, la cabeza habla de autoridad, dirección y del asiento del intelecto. La cabeza y el cuerpo comparten la misma vida, los mismos intereses y aspiraciones. 

Como la cabeza no está completa sin el cuerpo, así en un sentido muy real, Cristo no está competo sin su iglesia. Por eso leemos en Efesios 1:23 que la iglesia, como su cuerpo es “la plenitud de aquel que lo llena en todo”

C. Todos los creyentes son miembros del cuerpo: Hechos 2:47


En el momento preciso en que una persona es salva, Dios la añade a la iglesia como miembro del cuerpo. Esta membrecía trasciende los límites de la raza, color, nacionalidad, temperamento, cultura, idioma y denominación.
En el pasaje clásico de los miembros del cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:12-26) Pablo nos recuerda que:
1. El cuerpo tiene muchos miembros (v.12-14)
2. Cada miembro tiene que ejecutar cierta función (v. 15-17)
3. Sin embargo, no todos los miembros tienen la misma función (v. 19)
4. El bienestar del cuerpo depende del funcionamiento armonioso de todos sus miembros (v. 21-23)
5. Debido a que todos los miembros se necesitan mutuamente, no hay motivos para la envidia o descontento por una parte (v. 15-17); u orgullo o independencia por otra parte (v. 21)

6. Debido a que todos son miembros del cuerpo, debe existir simpatía, gozo y cuidado entre ellos. (v. 23-26)

D. Su doctrina:


· La unicidad de Dios
· El juicio Final
· El arrepentimiento
· El Espíritu Santo
· La santa cena
· Las resurrecciones
· La sanidad divina
· El bautismo en el nombre de Jesucristo
· La santidad
· El arrebatamiento de la iglesia pre-tribulacionista
· Los dones del Espíritu para la iglesia de hoy

E. Para la edificación de la iglesia Dios ha dado Dones: Efesios 4:11-12


La voluntad de Dios es que la iglesia crezca espiritual y numéricamente. Para ese fin, Cristo resucitado ha dado dones a la iglesia. Estos dones son para hombres que reciben capacitación especial para su identificación. Según la lista que aparece en Efesios 4:11, los dones son:

1. Apóstoles
2. Profetas
3. Evangelistas
4. Pastores
5. Maestros

Y nueve Dones espirituales para provecho de la Igesia

1. Apóstoles
2. Palabra de ciencia
3. Fe
4. Dones de sanidad
5. Hacer milagros
6. Profecía
7. Discernimiento de espíritus
8. Diversos géneros de lenguas
9. Interpretación de lenguas

F. Todos los creyentes son sacerdotes de Dios: 1 Pedro 2:5-9


La última verdad que mencionamos en relación a la iglesia es el sacerdocio de todo creyente. En el Antiguo Testamento solo cierto grupo de hombres podían aspirar al sacerdocio: la tribu de Leví y la familia de Aarón (Éxodo 28:1). 

En la actualidad no hay clase especial de hombres apartados de sus semejantes con vestimentas señaladas y privilegios peculiares. Todos los hijos de Dios son sacerdotes de Dios y disfrutan de todos los privilegios y las responsabilidades que acompañan a tal hombre.

V. Cumplimiento y destino d la Iglesia:


Ya hemos notado que la iglesia se encuentra en el proceso de construcción. Cada vez que Dios salva un alma, añade una piedra viva al edificio. El edificio crece en silencio sin el golpear de un martillo. El Espíritu añade cada día a la iglesia “los que se salvarán” (Hechos 2:47, versión Hip. Amer.)
Un día cercano la obra terminara. La última piedra será añadida y el Señor Jesús descenderá del aire. Como si fuera atraída por un imán divino, la iglesia subirá al encuentro del salvador y juntos irán al lugar preparado en la muchas moradas en la casa del Padre. “y así estaremos siempre con el Señor” (1 Tesalonicenses 4:17)

Será la porción bendita de iglesia no solo estar con Cristo para siempre jamás sino que también compartirá las glorias que Él ganó durante su carrera terrenal (Juan 17:22)

Por toda la eternidad la iglesia está destinada a ser testimonios a la gloria de Dios. “para mostrar en los siglos venideros las abundantes riquezas de su gracia en su bondad para con nosotros en Cristo Jesús” (Efesios 2:7). 

Por ahora, la iglesia es la obra maestra de Dios sobre la tierra: una lección objetiva a principados y potestades en los cielos de la multiforme sabiduría de Dios (Efesios 3:10). Por lo tanto cada creyente debe tener interés vital en la iglesia, y su servicio cristiano debe tener como meta principal su propagación (1 Tesalonicenses 1:6-8) y edificación (1 Corintios 14:12)

Conclusión:

No es imposible el describir en unas cuantas líneas la hermosa doctrina de La Iglesia, espero esta breve introducción nos cause interés para buscar profundizar más en ella.