Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

EL MEDIADOR DE UN NUEVO PACTO


Por: Jorge Mendizabal

JESUCRISTO, EL MEDIADOR DE UN NUEVO PACTO 


"Pero ahora tanto mejor ministerio es el suyo, cuanto es mediador de un mejor pacto, establecido sobre mejores promesas" (Hebreos 8:6) 

Mediador del Nuevo Pacto

Prédicas escritas el nuevo pacto


Hebreo capítulo 8 y capítulo 9 nos habla de un cambio de pacto, el primer pacto es el pacto de la ley dado en piedra y los hombres no pudieron cumplir esta ley, por eso la palabra del Señor dice: 

(También puedes leer: La Ley fue Cambiada o Abolida?)

"He aquí vienen días, dice el Señor, en que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto; no como el pacto que hice con sus padres el día que los tomé de la mano para sacarlos de la tierra de Egipto; porque ellos no permanecieron en mi pacto, y yo me desentendí de ellos, dice el Señor" (Hebreos 8:8-9

(También te puede interesar: ¿Qué significa la Muerte de Cristo?)

Pero dice el Señor "Pondré mis leyes en la mente de ellos, y sobre su corazón las escribiré; y seré a ellos por Dios, y ellos me serán a mí por pueblo" (Hebreos 10). Esto quiere decir que el Señor ahora ha hecho un pacto diferente, un pacto nuevo, y ese pacto nuevo ya no es en tablas de piedra sino en nuestras mentes y en nuestros corazones. 

Así dice la palabra del Señor el pacto antiguo estaba basado en el tabernáculo, lugar santo, lugar santísimo y sacrificios, pero el Señor con su sacrificio en la cruz del calvario él entró en el lugar santísimo una vez y para siempre para establecer un nuevo pacto para nosotros y así está escrito que antes había necesidad de sacrificar toros y machos cabríos:

"...La sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne" (Hebreos 9:13)

(También te invito a leer: El Nuevo Pacto y la Iglesia)

Pero ahora dice: ¿Cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo? (Hebreos 9:14). Gloria a Dios que esto limpia nuestras conciencias. 

La Biblia dice "Y casi todo es purificado, según la ley, con sangre; y sin derramamiento de sangre no se hace remisión" (Hebreos 9:22), sin derramamiento de sangre no hay perdón, es lo que quiere decir la palabra de Dios. Ahora está escrito en la palabra en Hebreos 9:26 que el Señor "...se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado". 

Gloria a Dios. se presentó para quitar de en medio el pecado. "Y de la manera en que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio" (Hebreos 9:27). Esta es nuestra única oportunidad de salvación. 

(También te puede interesar: La Salvación en el Nuevo Testamento)

Hebreos 10:14 dice "Porque con una sola ofrenda hizo perfectos para siempre a los santificados", imagínese usted que con la ofrenda de su sangre, una sola vez que hizo ese sacrificio, dice la Biblia, nos hizo perfectos a los santificados. 

¿Quiénes son los santificados? Los que recibieron este pacto en las aguas del bautismo. Los que fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús recibimos el nuevo pacto por la sangre del cordero de Dios. 

(También puedes visitar la sección de prédicas cristianas escritas)

Es allí donde vuelve a decir en Hebreos 10:17-20 "Y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus transgresiones, pues donde hay remisión de estos, no hay más ofrenda por el pecado. Así que hermanos, teniendo libertad para entrar en el lugar santísimo por la sangre de Jesucristo,  por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne"

Damos gracias a Dios que ahora ese velo está abierto, tenemos acceso al lugar santísimo por el nuevo pacto, el nuevo pacto está basado en la sangre, y la sangre es aplicada en el bautismo, y el bautismo es en su nombre; y su nombre es Jesús.