Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

HECHOS 2: 38 LA EVIDENCIA TEXTUAL Y LA GRAMÁTICA AL INTERPRETAR


Por: Daniel L. Segraves

HECHOS 2:38, UNA RESPUESTA A LA EXPLICACIÓN DE CALVIN BEISNER

Hechos 2:38, La evidencia Textual y la gramática al interpretar

E. Calvin Beisner en su libro "Jesus Only" Churches (Grand Rapids, MI: Zondervan Publishing House, 1998) escribe:

"Hechos 2:38 no enseña que el bautismo es indispensable para la remisión de los pecados, (a) Gramaticalmente, el mandato ser bautizado no está conectado con la promesa de remisión de pecados.

(También te puede interesar: Bibliología)

(i) El verbo griego traducido arrepentirse es la segunda persona del plural y en la voz activa. (ii) El verbo griego traducido ser bautizado es tercera persona del singular y en voz pasiva. (iii) El pronombre griego traducido como tu (en "remisión de tus pecados") es la segunda persona del plural. (iv) Por lo tanto, la conexión gramatical es entre el arrepentimiento y la remisión de sus pecados, no entre ser bautizado y la remisión de sus pecados ”(página 58).

LA EVIDENCIA TEXTUAL


En respuesta, me gustaría señalar que hay dos cosas a considerar al interpretar Hechos 2:38. Primero está la evidencia textual; El segundo es la gramática.

En lo que se refiere a la evidencia textual, el Textus Receptus (Texto Recibido), sobre el cual se basan la Versión King James y la Nueva Versión King James, no incluye el segundo "tu" ( humón), ni el Texto de la mayoría. El texto crítico seguido por la mayoría de las traducciones modernas al inglés incluye el segundo "tu" en la frase "para la remisión de tus pecados". 

Esto es interesante, ya que el texto crítico generalmente prefiere la lectura más corta. En este caso, la lectura más larga es adoptada por el texto crítico sobre la opinión de que la lectura más corta (sin el segundo "tu") es "conformación a la fórmula solemne de los Evangelios, no una lectura más corta original" (ver Bruce M. Metzger, A Textual Commentary on the Greek New Testament [Stuttgart: United Bible Societies, Corrected Edition, 1975], 301).

Si el Textus Receptus y / o el Texto de la mayoría reflejan la lectura original, no hay una base textual que sugiera que la frase "remisión de pecados" está relacionada solo con el arrepentimiento. Pero si el texto crítico refleja la lectura original, ¿Eso conecta la “remisión de tus pecados” solo con el arrepentimiento?

HECHOS GRAMATICALES


Aquí están los hechos gramaticales:

Petros [Pedro] de [entonces] pros [a] autous [ellos: acusativo masculino pronombre plural tercera persona] Metanoesate [arrepentirse: aoristo imperativo activo segunda persona verbo plural] phesin [dicho: presente activo indicativo tercera persona verbo en singular] kai [y] baptistheto[déjese bautizar: aoristo pasivo imperativo tercera persona verbo singular] hekastos [cada: nominativo masculino pronominal singular] humón [de ustedes: genitivo segunda persona pronombre plural] epi [en: preposición dativa] toi [el: artículo definitivo neutro singular] onomati [nombre: sustantivo singular neutro dativo] Iesou [Jesús: sustantivo singular masculino genitivo] Christou [Cristo: sustantivo singular masculino genitivo] eis [para: preposición acusativa] afhesina [perdón: sustantivo femenino acusativo] ton [del: genitivo femenino artículo definido plural] hamartion[pecados: genitivo femenino sustantivo plural] humon [de ustedes: genitivo pronombre plural segunda persona].

NOTA: Esto sigue el texto griego crítico; el segundo humón no está en el Textus Receptus o el Texto de la mayoría; se encuentra en el texto crítico].

¿ES PRECISA LA AFIRMACIÓN DE BEISNER?


Uno se pregunta si está completamente convencido por su propio argumento, ya que continúa escribiendo: "... incluso si el bautismo en agua está relacionado con la remisión de los pecados, el sentido no es que el bautismo sea para obtenerlo sino más bien con referencia a (es decir , como un signo de, o debido a) la remisión de nuestros pecados. En otras palabras, eis denotaría solo que el bautismo está relacionado de alguna manera con la remisión de los pecados; no nos dirá la naturaleza de esa relación ”(página 59).


Parece que Beisner está dispuesto a permitir que eis signifique "para obtener" solo si la frase "para la remisión de los pecados" está relacionada exclusivamente con el arrepentimiento. Si está relacionado con el bautismo, está dispuesto a permitir solo el significado "con referencia a".

No puede garantizarse que el texto crítico, con su segundo humón, sea el texto original. Si no es así, el argumento de Beisner de que la remisión de los pecados está relacionada solo con el arrepentimiento falla. Pero supongamos, por el bien de la discusión, que el texto crítico es la lectura original.

El argumento de Beisner se basa en el hecho de que en la gramática griega, los pronombres deben estar de acuerdo con sus antecedentes en número. Si el antecedente es plural, el pronombre debe ser plural. Dado que la orden de arrepentirse está en segunda persona del plural, y dado que la orden de bautizarse está en tercera persona del singular, él razona que el pronombre "tu" en la frase "para la remisión de tus pecados" debe tener la orden de arrepentirse como su antecedente.

Su argumento falla en un punto simple: el pronombre "tu" [ humón ] en la frase "para la remisión de tus pecados" es el segundo pronombre "tu" [ humón ] en la oración. El primer humon aparece en todos los textos griegos en la frase "que cada uno de ustedes [ humon] ser bautizado ". En esta frase, el antecedente del humón es la frase "que cada uno ... sea bautizado".

En otras palabras, a pesar de que la orden de ser bautizado está en tercera persona del singular, el humón plural se usa para mostrar que esta orden es para todos los presentes, a pesar de que se dirigen individualmente. Todo lo que Pedro dijo en este versículo fue dicho a "ellos" [ autous ], un pronombre plural en tercera persona. El antecedente del primer humón es singular, pero se entiende como plural porque se refiere a todos los presentes.

Puede ser que Pedro usó la segunda persona del plural en su mandato para arrepentirse porque el pueblo judío generalmente pensaba en términos grupales; los profetas frecuentemente llamaban al arrepentimiento nacional.

Como nación, los judíos habían rechazado a Jesús. Esto fue evidente en el sermón de Pedro. Como nación, necesitaban arrepentirse. Por supuesto, si la nación se arrepintió, los individuos también se arrepintieron.

Pero el bautismo no es algo que se pueda hacer de manera grupal. Es una cosa individual. Aun así, todos debían ser bautizados. Dado que el primer humón en Hechos 2:38 se refiere innegablemente a la orden de ser bautizado, no hay razón gramatical para que el segundo humón deba tener un antecedente diferente. 

No hay una regla de gramática griega que requiera esto. De hecho, aunque el idioma griego no depende del orden de las palabras para establecer el significado, la conexión ordinaria de un pronombre sería el antecedente más cercano, siempre que sea gramaticalmente posible. En este caso, es posible, y el antecedente más cercano es la orden de bautizarse.

Si el reclamo de Beisner fuera exacto, y si eis sí denota "para obtener", ya que él está dispuesto a permitirlo siempre y cuando esté conectado solo con el arrepentimiento, el versículo en ninguna parte abordaría el tema del pecado personal e individual.

El significado sería algo así como: "Arrepiéntanse grupalmente ... por la remisión de sus pecados grupales". No habría, en este caso, ningún propósito expresado para el bautismo; sería simplemente un acto individual de obediencia.

Para seguir un poco más el tratamiento de Beisner de Hechos 2:38, escribe: "(b) La frase para la remisión de tus pecados no necesariamente significa 'para obtener la remisión de tus pecados'. (i) Para los traductores eis, una preposición con muchos significados ". [En este punto, Beisner inserta una nota al pie para apoyar su afirmación de que eis tiene muchos significados; la nota al pie apunta a Bauer,Lexicon , 228-30.]

Como señalé anteriormente, esto parece indicar que Beisner no está convencido por su propio argumento sobre el humón . Si eis no significa en este punto "para obtener", nada en el versículo está relacionado con el propósito de obtener el perdón, incluido el arrepentimiento.

En este caso, ¿El mandato de arrepentirse significaría algo así como "arrepiéntete ... con referencia a la remisión de tus pecados"? Es contextualmente evidente por el tenor general del sermón de Pedro que está ordenando a sus oyentes que tomen medidas específicas que resultarán en el perdón de sus pecados. En el momento en que hizo sus mandamientos, sus pecados aún no habían sido perdonados.

Lo que es especialmente fascinante de la última cita de Beisner anterior es que la muy Referencia que ofrece para indicar que eis no significa necesariamente “con el fin de obtener”, específicamente oferta Hechos 2:38 como un ejemplo de EIS se utiliza para significar “el perdón de los pecados, para que los pecados sean perdonados ".

Este es un ejemplo del uso de eis "para denotar propósito con el fin de", según Bauer. (Ver Walter Bauer, traducido por William F. Arndt y F. Wilbur Gingrich, revisado y aumentado por F. Wilbur Gingrich y Frederick W. Danker de la Quinta Edición de Walter Bauer, 1958, Un léxico griego-inglés del Nuevo Testamento y otros principios Literatura cristiana , segunda edición [Chicago y Londres: The University of Chicago Press, 1979], página 229, f.)

AT Robertson, uno de los gramáticos griegos más respetados del siglo XX, escribió acerca de la frase eis aphesin ton hamartion humon [para la remisión de sus pecados]: “Uno decidirá el uso aquí según cree que el bautismo es esencial para la remisión de los pecados o no ”( Word Pictures in the New Testament , Volume III, The Acts of the Apostles [Grand Rapids, MI: Baker Book House, 1930], 35-36).

Robertson no creía que el bautismo fuera esencial para la remisión de los pecados, pero lo reconoció como una posibilidad gramatical en el versículo. No hay nada en el verso que requiera la conexión de la remisión de los pecados solo con el arrepentimiento.

Creo que la declaración de Richard N. Longenecker es precisa:

"Pedro llama a sus oyentes a" arrepentirse "( metanoesate ). Esta palabra implica un cambio completo de corazón y la confesión del pecado. Con esto, une el llamado a "ser bautizado" ( baptistheto ), vinculando tanto el arrepentimiento como el bautismo con el perdón de los pecados "(Frank E. Gaebelein, gen. Ed., The Expositor's Bible Commentary , volumen 9 [Grand Rapids, MI : Zondervan Publishing House, 1981], 283; en el momento en que se publicó este comentario, Longenecker [AB, Wheaton College; AM, Wheaton Graduate School; Ph.D., Universidad de Edimburgo (New College)], era profesor de Nuevo Testamento , Wycliffe College, Universidad de Toronto).

Para resumir: si el segundo humón en Hechos 2:38 no es original, el argumento de Beisner deja de existir. Si es original, no existe un requisito gramatical que conecte la remisión de los pecados solo con el arrepentimiento.

Si el primer humón está conectado con el bautismo, y lo es, no hay razón para que el segundo humón no pueda estar relacionado con el bautismo. En general, parece mejor entender todo lo que Pedro dijo que se dirigiera a todo el grupo presente en el Día de Pentecostés.

Todos debían arrepentirse; cada [otra forma de decir "todos" con énfasis en la responsabilidad individual] debía ser bautizado, con el arrepentimiento y el bautismo conectados con el propósito de la remisión de los pecados.