EL HOMBRE REPROBADO O ESPIRITUAL

Árbol de Justicia: El hombre reprobado o espiritual
Introducción

(Puedes ir a la lección anterior: El Hombre Carnal o Vencedor)

Repase la lección pasada con las siguientes preguntas:

1) ¿Cómo llega el hombre a ser carnal? (Cuando es negligente en cortar los retoños que brotan de la naturaleza humana)

2) Mencione algunos de esos retoños (Celos, crítica, orgullo, pecado, ausentes de la iglesia, placeres del mundo, amando la frivolidad, falta de oración, ayuno, lectura bíblica, obediencia)

3) ¿Cuál es la diferencia entre el hombre carnal y el hombre vencedor? (Uno permite que se desarrollen las pasiones mientras que el otro las corta)

4) ¿Qué sucede con el hombre nacido de nuevo cuando no se cortan los retoños? (Le roba la fuerza a la espiritualidad del hombre nacido de nuevo)

5) Mencione a lo menos tres promesas que Dios ofrece al hombre vencedor. (Comer del árbol de la vida, no sufrir la muerte segunda, comer maná escondido, autoridad sobre las naciones, vestiduras blancas, columna en el templo de Dios, sentarse con él en su trono)

La vez pasada estudiamos el contraste entre al hombre carnal y el vencedor. En esta ocasión estudiaremos las consecuencias de permanecer en el estado carnal y también los beneficios de desarrollarse como vencedor.

El carnal se tornará en un hombre reprobado. El vencedor llegará a ser un hombre espiritual. Primero trataremos el lado negativo para terminar en nota positiva.

EL HOMBRE REPROBADO


Si el hombre carnal continua viviendo según la carne, la nueva naturaleza será ahogada y se convertirá en un hombre reprobado. El diccionario Larousse define la palabra reprobación ¡Juicio de Dios que excluye al pecador de la felicidad eterna! Aunque la gracia y la misericordia de Dios son muy extensas, llega el tiempo cuando el hombre carnal se convierte en el hombre reprobado.

Esta reprobación no la inició Dios (Pues él nos buscó para salvarnos) sino uno mismo se aleja y viola la palabra de Dios, ahora ha sido ahogado por las continuas pasiones de la carne.

(También te puede interesar: ¿Cuál es la naturaleza del Pecado?)

Aunque sea doloroso, las personas deben saber que la salvación se puede perder y que debemos andar con cuidado, sabia y píamente en este mundo. No hay tal cosa que una vez salvos, siempre salvos. En el antiguo testamento existieron hombres grandes que amaron a Dios, pero por su conducta, ahora existe un gran signo de interrogación sobre sus vidas.

A Saúl, el profeta Samuel le dijo: "No volveré contigo, porque desechaste la palabra de Jehová, y Jehová te ha desechado para que no seas rey sobre Israel. Jehová ha rasgado hoy de ti el reino de Israel y lo ha dado a un prójimo mejor que tú" (1 Samuel 15:26-28)

¿Qué pudiéramos decir de Sansón el hombre más fuerte y de Salomón el hombre más sabio, que ambos fueron vencidos por una mujer? El el nuevo testamento Pablo lloró la partida de su compañero Demas: "...Porque Demas me ha desamparado, amando este mundo..." (2 Timoteo 4:10)

(También te invito a leer: ¿Cuándo ocurre Nuestra Muerte al Pecado?)

Pablo también mencionó a otros dos que naufragaron: "Manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, de los cuales son Himineo y Alejandro a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar" (1 Timoteo 1:19-20)

"Examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe; probaos a vosotros mismos. ¿O no os conoceís a vosotros mismos, que Jesucristo está en vosotros, a menos que estéis reprobados? Más espero que conoceréis que nosotros no estamos reprobados" (2 Corintios 13:5-6)

"Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos y su necio corazón fue entenebrecido y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen" (2 Pedro 2:20-21)

"Si alguno viere a su hermano cometer pecado que no sea de muerte pedirá y Dios le dará vida; esto es para los que cometen pecado que no sea de muerte. Hay pecado de muerte por el cual yo no digo que se pida. Toda injusticia es pecado, pero hay pecado no de muerte" (1 Juan 5:16-17)

Citas adicionales: Hebreos 6:4; 10:26; 1 Corintios 5:9-13; 6:18-19; 

Se cumple lo que dijo Judas 12 "Árboles otoñales, sin fruto, dos veces muertos y desarraigados"

Al contrario, cuando el hombre nacido de nuevo corta las pasiones de la carne, se convierte en el hombre vencedor. Si continúa viviendo según el Espíritu, la nueva naturaleza ahora crecerá y llegará a ser un hombre espiritual. 

EL HOMBRE ESPIRITUAL


Él ha aprendido a caminar en el Espíritu. El verdadero hombre espiritual está constantemente creciendo y alimentándose con la palabra, oración, ayuno, adoración. Siempre busca más de Dios para dar mucho fruto. Este fruto es primeramente para Dios y para que otros sean edificados.

El hombre espiritual ha llegado a la transformación completa de un hombre animal a uno espiritual: (Recuérdeles que empezamos con el siguiente texto) 

"Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente. En cambio, el espiritual juzga todas las cosas; pero él no es juzgado de nadie. Porque ¿Quién conoció la mente del Señor? ¿Quién lo instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo" (1 Corintios 2:14-15)

LAS CARACTERÍSTICAS DEL HOMBRE ESPIRIUTAL


1) "En cambio el espiritual juzga todas las cosas". El hombre espiritual no se rige por sus reacciones, sino ahora en Cristo tiene la habilidad de juzgar todas las cosas. Su mente tiene juicio cabal. Es una persona madura, centrada y con dominio propio.

2) "...Pero él no es juzgado de nadie". Los preceptos y conceptos bíblicos que ha aprendido lo motivan a vivir una vida justa y pía. Él es juzgado por la palabra de Dios. Se cumple en él lo que dijo Cristo, que somos la sal de la tierra y la luz del mundo. 

3) "Mas nosotros tenemos la mente de Cristo". Aquel hombre animal que no entendía las cosas de Dios, ahora tiene la capacidad de pensar según la mente de Cristo por la palabra de Dios. Ahora su voluntad y deseos son nuestra voluntad y deseos. 

EL FRUTO DEL HOMBRE ESPIRITUAL


El fruto del hombre espiritual es muy diferente al fruto del hombre animal. Ahora produce el fruto del Espíritu: "Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley" (Gálatas 5:22)

Notemos que el fruto es del Espíritu, o sea, el Espíritu Santo produce en nosotros virtudes que nos ayudan a ser cristianos en circunstancias adversas.

Indique las palabras en cartulina mientras da una breve definición. Explique que estas virtudes o fruto del Espíritu se producen en el momento necesario, en la prueba, tentación o situación cuando más lo ocupamos; para que el cristiano viva una vida normal y balanceada. 

a) Amor: Se refiere al amor que nos permite amar aún a nuestros enemigos o amar en circunstancias difíciles. 

b) Gozo: El sentir alegría aún en medio de la prueba y dificultad. Es más que alegría y felicidad. 

c) Paz: El sentir divino que produce calma y esperanza aún en medio de la tormenta. 

d) Tolerancia: La habilidad de ser respetuosos a las opiniones y prácticas de los demás aún cuando sean contrarias a las nuestras. 

e) Benignidad: El ser afable, noble, benévolo aun cuando el prójimo no lo merece. 

f) Bondad: Calidad de ser bueno en un mundo malo. Inclinación a hacer el bien. 

g) Fe: Creer que lo que Dios dice es verdad. Cuando parece ser imposible alguna situación, el Espíritu produce fe en nosotros. 

h) Mansedumbre: Apacibilidad, dulzura, suavidad de carácter.

i) Templanza: Virtud que consiste en moderar los apetitos, pasiones, etc. Sobriedad, probado. 

El texto Gálatas 5:23 termina diciendo "...Contra tales cosas no hay ley"

(Quizás te pueda interesar: Don del Espíritu Santo y el Hablar en lenguas)

Notemos que no son los frutos del Espíritu, sino que es "el fruto del Espíritu". Es un fruto con muchas virtudes. Así como una manzana tiene color, sabor, fragancia, estructura, etc. Pero sigue siendo una sola manzana, así el fruto del Espíritu tiene sus virtudes, pero sigue siendo un solo fruto. 

CONCLUSIONES SOBRE EL HOMBRE REPROBADO Y EL ESPIRITUAL


La conclusión de esta lección es muy importante. Para este tiempo sus alumnos probablemente estén visitando la iglesia, tal vez ya sintieron la presencia de Dios, y es muy posible que estén considerando arrepentirse de sus pecados para ser bautizados en el nombre de Jesucristo.

Rete a emprender el camino que los llevará a ser hombres y mujeres espirituales. Después de todas las bendiciones que pueden dar y recibir, después que se forme un carácter cristiano en sus vidas y después de que aprendan a vivir pía y justamente en este mundo; el hombre espiritual será salvo de este mundo infiel y pasará a la eternidad disfrutando de la presencia del Señor. 

Reparta la hoja de estudio. Permita hacer preguntas necesarias. Invite a aceptar al Señor como su Salvador personal. Si ellos desean saber más sobre el arrepentimiento o bautismo, regrese la próxima semana para darles lo que necesitan.

Agradezca su amabilidad, anime a que sigan visitando la iglesia y despida con una oración ferviente. 

Si deseas puedes visitar todas las lecciones de Árbol de Justicia