PAN NUESTRO DE CADA DIA

Pan de cada día

"Y los hijos de Israel les dijeron: Ojalá hubiéramos muerto de la mano del SEÑOR en la tierra de Egipto, cuando nos sentamos junto a las ollas de carne y comimos pan en abundancia, porque nos habéis traído a este desierto para matar de hambre a toda esta asamblea

(También te puede interesar: La Prueba de Nuestra Fe)

Entonces el SEÑOR dijo a Moisés: He aquí, haré llover pan del cielo por ti; y el pueblo saldrá y reunirá cierta cantidad todos los días, para que les demuestre si caminan en mi ley o no ... Y los hijos de Israel comieron maná cuarenta años, hasta que llegaron a una tierra habitada; comieron maná, hasta que llegaron a las fronteras de la tierra de Canaán (Éxodo 16: 3–4 , 35).

PAN DIARIO


Como con cualquier cosa en la vida, si ignoramos algo y no invertimos en él, los problemas nos alcanzarán. Pequeños problemas que podríamos haber manejado en el camino se convertirán en un gran problema con el que tendremos que lidiar.

Es difícil deshacer el daño de 1,000 oportunidades perdidas. Esto se relaciona con nuestra vida espiritual con Dios. Si cuidamos nuestro caminar con Dios, él también cuidará de nosotros.

(También te invito a visitar la sección de Sermones Pentecostales)

Las Escrituras nos dicen que seremos destruidos por falta de conocimiento, no porque tengamos una falta de comprensión, sino porque rechazamos y / o ignoramos el conocimiento (Oseas 4: 6). Finalmente seremos destruidos porque no conocemos a Dios.

Nuestro caminar con Dios debe ser moldeado por una inversión continua y diaria con Él. Debemos perseguirlo diariamente y ser hacedores de su Palabra ( Santiago 1:22 ). Si no aplicamos lo que hemos escuchado y aprendido de Él, no recordaremos su verdad. Pero, si lo aplicamos y lo buscamos diariamente, cosecharemos sus promesas (Santiago 1:25).

VARIEDADES DE PAN


En nuestro ejemplo de oración, Jesús nos instruyó a orar por nuestro pan de cada día (Mateo 6:11). Dios tiene muchos tipos de "pan" que quiere otorgar a sus hijos. Nuestro pan es la provisión diaria que Dios pone en nuestras vidas que aborda nuestra necesidad actual: ¡Pan para las relaciones, las emociones, la paz mental, el crecimiento espiritual y mucho más! ¡Dios es nuestro proveedor, y quiere alimentarnos a diario!

PROPÓSITO DEL PAN


Jesús es el pan de vida; si vamos a Él nunca tendremos hambre (Juan 6:35). Dios quiere cambiar nuestra percepción: debemos entender que lo necesitamos para todo . Y, en nuestra búsqueda de recoger nuestro pan diario, aprendemos que nuestro pan se convierte en un acto de mantenimiento en nuestras vidas espirituales. La consistencia es siempre la clave en el reino de Dios (Salmos 61: 8, 86: 3 ; Hechos 2: 46–47). Si perseguimos a Dios diariamente, Dios nos agregará a nosotros y a la iglesia diariamente.

Dios tiene algo específico que quiere invertir en nuestras vidas todos los días. Él proporciona una porción específica para nosotros (Lamentaciones 3:24), y necesitamos dar un paso al frente para obtener nuestro alimento para el día. En lugar de frustrarse con el ataque de la vida, busque el pan que lo sostendrá y nos dará fuerzas durante todo el día.

¿CÓMO BUSCAR NUESTRO PAN DE CADA DÍA Y ALIMENTARNOS


LLEVAR NUESTRA CRUZ


Jesús dijo que debemos tomar nuestra cruz diariamente y seguirlo (Lucas 9:23). Este es un acto voluntario de sumisión hacia Dios. Jesús reveló una verdad poderosa, pero simple: si vamos a seguirlo, debemos morir a nosotros mismos diariamente a través de una multitud de formas.

ORANDO


Se nos dice en numerosos lugares de las escrituras que oremos primero (Salmos 5: 3) y luego que no nos detengamos (1 Tesalonicenses 5:16). Orar primero en nuestros días asegura que no oremos oraciones reaccionarias a lo que hemos encontrado ese día. 

Dios quiere estar a cargo desde el comienzo de nuestros días. Orar por todo en la vida nos ayudará a llevarnos a la posición correcta y a recoger la porción correcta de pan.

LEER (COMER) LA PALABRA


Cuando buscamos nuestro pan de cada día y una Palabra específica de Dios, ¡Debemos ver lo que Su Palabra ya dice primero! Su Palabra es una lámpara para nuestros pies y una luz para nuestros caminos (Salmos 119: 105). Debido a que Jesús es el pan de vida, su Palabra proporcionará el alimento diario que debemos seguir.

AYUNO


El ayuno no es una dieta, y no es para mostrar; se completa en privado (Mateo 6:18). Reemplazamos la comida física con un esfuerzo espiritual para alimentar a nuestro hombre espiritual que debe renovarse diariamente.

LO QUE PROVOCA LA FALTA DE EL PAN DE CADA DÍA


PEREZA ESPIRITUAL


Israel, cuando estaba en el desierto, recibió instrucciones de recoger el maná (Pan) diariamente (Éxodo 16:16). Es fácil comprender lo que Dios nos ha pedido que hagamos, pero es más difícil hacerlo. Nos cansamos de la búsqueda diaria. Es un trabajo para mantener cualquier relación, pero debemos asegurarnos de resolver nuestra propia salvación con temor y temblor (Filipenses 2:12).

NO VER LA PROVISIÓN DE DIOS


No vemos las muchas bendiciones que Dios pone en nuestras vidas. No nos damos cuenta de que todo buen regalo proviene de nuestro Padre celestial. Cuando no buscamos a Dios de forma continua, no nos damos cuenta de cómo su bendición deja de manifestarse en nuestras vidas. Necesitamos considerar el “maná” o pan diario que nos falta si no lo buscamos.

ACTITUD DE INDEPENDENCIA


Después de que Dios instruyó a Israel a recolectar el maná diariamente, hubo algunos que trataron de recolectar tanto como pudieron. Tenían la mentalidad de reunir "extra" para no tener que hacerlo todos los días. Pero, Dios estaba tratando de enseñarles un principio de una relación diaria con Él y una dependencia diaria de Él. 

Cuando todos volvieron a sus tiendas y midieron el maná, todos tenían la misma cantidad (lo suficiente) (Éxodo 16:18). Debemos buscar a Dios diariamente por el pan que necesitamos en lugar de depender de lo que creemos que podemos hacer por nuestra cuenta. ¡No podemos hacer nada sin Dios!