Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

ZAQUEO Y JESÚS EN LA BIBLIA, ESTUDIO BÍBLICO


JESÚS Y ZAQUEO ESTUDIO BÍBLICO

Jesús y Zaqueo
"Porque el hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido" (Lucas 19:10)

Conversión de Zaqueo el Publicano, estudio bíblico sobre Jesús y Zaqueo


Objetivos:

1) Comprender que para alcanzar el favor de Dios, solo necesitamos demostrar interés por conocerle más a él, sin importar el qué dirán

2) Comprender que Dios nos ha escogido para ser buenos administradores de su obra y que debemos llenarnos de valor para cumplir con la misión establecida.

(También te puede interesar: El Valor de Un Alma)

Estaremos abordando como un hombre famoso por su mal comportamiento (Zaqueo el cobrador de impuestos) optó por recibir a Jesús en su casa y corazón, renunció a ser un hombre vil, para convertirse en un administrador de los bienes de Dios. 

JESÚS Y ZAQUEO: UN ENCUENTRO ANHELADO PERO INESPERADO


Zaqueo: Nombre hebreo que significa "puro". Era el jefe de los cobradores de impuestos, encargado de recaudar y pagar la cuota a Roma. A Roma no le importaba cuanto cobrase, lo único que le importaba era asegurar la cuota establecida y esto daba lugar a que se le señalase de cobrar más de lo justo.

El nombre de Zaqueo siempre era mencionado en la ciudad de Jericó, y el resto del país de Israel, muy bien reconocido por su tamaño y empleo, odiado por los habitantes de Jericó y condenado por los fariseos y demás religiosos de la época, no había lugar para él en los corazones de ellos, pero sí en el corazón de Jesús. 


Jesús y Zaqueo, quien procuraba ver quien era Jesús


Zaqueo probablemente había escuchado de Jesús, sabía que Jesús era un hombre justo, que no tenía prejuicio de hablar con las personas de su nivel. La curiosidad de Zaqueo por conocer a Jesús lo llevó a subir a un árbol de sicómoro, pues era pequeño de estatura, podríamos interpretar que era dos veces pequeño de estatura (Física y espiritual)

JESÚS Y ZAQUEO, LA INVITACIÓN DE JESCRISTO A BAJAR Y PARA POSAR EN SU CASA


Tremenda sorpresa, descubierto por la omnisciencia de Jesús, Dios todo lo sabe (Salmo 139:1-12), pero parece ser que Zaqueo el publicano no se apenó que le hayan descubierto, escuchó algo mayor todavía, "Hoy posaré en tu casa" la invitación a bajar es apremiante. 

Estar arriba del árbol y quedarse arriba no beneficiaría en nada al publicano Zaqueo, la ley de la gravedad dice que todo lo que es tirado para arriba tiene que bajar, pero la ley del reino dice que todo lo que baja, sube (Mateo 23:12), Zaqueo bajó y le recibió con gozo. 


A Jesús no se le puede impresionar con nuestras actitudes egocentristas, si queremos subir, tenemos que aprender a bajar (Juan 3:30)

Jesús y Zaqueo, quien abrazó la salvación a pesar de los críticos


El qué dirán no tuvo cabida ese día, ahí estaba el ojo crítico, criticando al maestro y a Zaqueo, pero el encuentro se dio a lo grande y la conversación era amena como dos grandes amigos. La actitud de Zaqueo fue tan espontánea y sincera que ni siquiera preguntó a Jesús ¿Qué haré para ser salvo? Del corazón de Zaqueo nació el deseo de renunciar a sus ambiciones materiales, no como el joven rico (Mateo 9:16)

Zaqueo no dijo que él había defraudado a alguien, puso una condición: "si a alguien yo he defraudado", dicho de otra manera sería "si existiera la posibilidad de que yo haya hecho trampa", no necesariamente negando o afirmando de que él era un ladrón.

Israel tenía una tradición de restitución de lo robado. Si el ladrón confesaba, tenía que restituir la cantidad robada más una quinta parte (Levíticos 6:1-5; Números 5:7). Si se robaba un animal y el animal estaba vivo, se tenía que pagar el doble, es decir, otro animal. Si el animal robado estaba muerto, entonces se tenía que pagar cuatro o cinco veces más (Éxodo 22:1, 3-4; 2 Samuel 12:6)

LA RESPUESTA DE ZAQUEO FUE ELOGIADA POR JESÚS


Hoy ha venido la salvación a esta casa. Con esto el maestro estaba diciendo: He aquí, un hombre que renuncia a seguir siendo vil, merece ser un administrador del reino. "Por cuanto él también es hijo de Abraham", Jesús fue radical en la determinación.

Jesús estaba cambiando la definición y la base del ser hijo de Abraham. Ya no estaba por su herencia familiar, sino por su respuesta a Dios.

Zaqueo pasó de ser vil a ser administrador del reino.


Después de la conversación de Zaqueo el publicano, el maestro aprovecha la oportunidad para aclarar acerca de su reino y de lo valiente y sinceros que él necesita que sean sus seguidores. Jesús trata de explicar que su reino no se daría a lo inmediato; y lo hace a través de la parábola de las diez minas.

Esta es la única parábola de Jesús que está basada en un hecho histórico. Cuando murió Herodes el Grande en el año 4 a.C., dejó su reino dividido entre Herodes Antipas, Herodes Felipe y Arquelao. 

Esta división mencionada anteriormente, tenía que ser ratificada por los romanos antes de ser efectiva. Arquelao, al que le había correspondido Judea, fue a Roma a tratar de convencer a Augusto para que le reconociera su derecho; pero los judíos eviaron una embajada de cincuenta hombres para decirle a Augusto que no querían a Arquelao.

Augusto confirmó a Arquelao en su herencia, aunque sin título de rey. Así es que, cualquiera que oyera esta parábola en Judea, se acordaría del hecho histórico; pero lo importante es que ilustra grandes verdades de los seguidores de Cristo. Además toma este ejemplo para explicar que él es el Rey que no recibieron (Juan 1:11)

(También puedes visitar la sección de Temas y Prédicas evangelísticas)

CONCLUSIÓN SOBRE EL ESTUDIO BÍBLICO DE ZAQUEO


En conclusión, debemos estar claros que hoy existen personas despreciadas por la sociedad, que tienen sed de Dios como Zaqueo, y esperan que alguien les de el mensaje, pero mientras eso pasa, la iglesia del Señor se distrae en otras andanza, y cuando vemos, ellos en su sed de búsquedas, encuentran otras congregaciones que van por caminos equivocados. 

Es tiempo de hablar la palabra de Dios sin prejuicio, que Jesús se encargará de operar en esos corazones, cambiarles y contratarles para ser administradores de su reino. Así que, corre iglesia, crece y multiplícate, que a cuenta nos llamará el dueño de la viña, ya que hay muchos Zaqueos que necesitan escuchar el mensaje de salvación.