Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

HABLAR EN LENGUAS: DIFERENCIA ENTRE SEÑAL Y DON


Por: Thomas W. Drost 

HABLAR EN LENGUAS COMO SEÑAL DEL ESPÍRITU Y COMO DON 

Diferencia lenguas como señal y lenguas como don

Diferencia entre el don de lenguas y hablar en lenguas 


¡Recibir el Espíritu Santo es algo tremendo! Pero, ¿Cómo se sabe que lo tiene, siendo que es invisible? ¿Cómo se sabe si alguien ha recibido el Espíritu Santo? En la Iglesia Primitiva sabían porque las personas hablaban en lenguas. Por lo tanto, hablar en lenguas sigue siendo la señal inicial de que se ha recibido el Espíritu Santo. 

Hablar en Lenguas era la experiencia normal y común de todo creyente en la Iglesia Primitiva y era algo frecuentemente oído en sus reuniones. Por lo tanto, ¿Por qué contentarse hoy con una experiencia inferior a la que tuvieron los discípulos de la Iglesia Primitiva? Sobre todo, cuando Dios se la ofrece a todos. Somos testigos vivos de que TODOS pueden tener esta experiencia, si quieren. Miles lo están recibiendo. 

¿QUÉ SON LENGUAS? 


Hablar en Lenguas es cuando una persona habla o expresa algo (idiomas, palabras, sonidos, vocablos) que nunca ha aprendido, ni tampoco es entendido por la mente del que los habla, y como regla general, tampoco es entendido por los que están presentes. 

(También te puede interesar: Los 9 dones del Espíritu Santo)

La persona se expresa impulsada, dirigida, motivada, guiada, por el Espíritu Santo. O sea, ¡Es un milagro! La Biblia dice, “Porque el que habla en lenguas, no habla a los hombres, sino a Dios; pues nadie le entiende, aunque por el Espíritu habla misterios” I Corintios 14:2. 

FUÉ JESÚS EL QUE INSTITUYÓ HABLAR EN LENGUAS


Eso no es algo de hoy. "Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere y fuere bautizado, será salvo; mas el que no creyere, será condenado. Y estas señales seguirán a los que creen: en mi nombre echarán fuera demonios; hablarán nuevas lenguas" Marcos 16:15-17. Esto implica que, todos aquellos que no han hablado “nuevas lenguas”, no creen. Jesús no limitó el uso de Lenguas solo para los días de los Apóstoles, sino que era para todos los creyentes. 

LENGUAS ERA LA SEÑAL INICIAL. 


Podemos ver que, en la Iglesia Primitiva, lenguas era la señal inicial aceptada de que una persona había recibido el Espíritu Santo. Esto lo vemos en la historia de la conversion de Cornelio y toda su casa en Hechos 10. 

EN LA CASA DE CORNELIO. 


Los de la circuncisión (o sea, los judíos) que habían ido con Pedro a la casa de Cornelio (un gentil, un no-judío), no creían que los gentiles podían llegar a ser cristianos – a pesar de que Jesús había dicho que se predicara el Evangelio en todo el mundo. Decidieron acompañarlo a Pedro pero Dios les tenía una sorpresa porque, “Mientras aún hablaba Pedro estas palabras, el Espíritu Santo cayó sobre todos los que oían el discurso. Y los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro se quedaron atónitos de que también sobre los gentiles se derramase el don del Espíritu Santo” (Hechos 10:44,45). 

¿Cómo se convencieron de que los gentiles estaban recibiendo el Espíritu Santo? “Porque los oían que hablaban en lenguas, y que magnificaban a Dios” (Hechos 10:46). Si eso era lo que convencía a la Iglesia Primitiva, ¿por qué no nos va a convencer hoy? ¿Por qué no vamos a reconocerlo como la señal inicial también hoy? Y si no, ¿Cuándo ha cambiado? 

Pero, eso no es todo. El apóstol Pedro luego confirma que esa era la señal aceptada por todos, cuando está explicándole a los demás apóstoles en Jerusalén sobre lo ocurrido en Cesarea. Note lo que él dijo en su explicación: 

(También puedes visitar la sección sobre El Espíritu Santo y el hablar en lenguas)

"Y cuando comencé a hablar, cayó el Espíritu Santo sobre ellos también, como sobre nosotros al principio" - (Hechos 11:15) O sea, él les está diciendo que lo recibieron al igual que todos ellos en el Día de Pentecostés y, ¿Cómo podían dudar de lo que ellos recibieron? ¡Y, eso los convenció! 

Años más tarde, cuando se suscitó un argumento sobre los gentiles y se convocó el primer Concilio de la Iglesia, el apóstol Pedro, de nuevo, hace mención de lo ocurrido en Cesarea, diciendo: "Y Dios, que conoce los corazones, les dio testimonio, dándoles el Espíritu Santo lo mismo que a nosotros" (Hechos 15:8). Lenguas era la señal inicial aceptada por la Iglesia Primitiva

LA BIBLIA DICE QUE ERA LA SEÑAL. 


Mire lo que claramente dice I Coríntios 14:22 “Así que, las lenguas son por señal, no a los creyentes, sino a los incrédulos.” O sea que, el que todavía no está convencido que alguien ha recibido el Espíritu Santo, se debe convencer cuando oye que alguien habla en lenguas, como en la casa de Cornelio. 

PROFETIZADO. 


Incluso, desde el Antiguo Testamento Dios ya estaba preparando el camino, ya estaba anticipando esto, cuando dejó establecido, como parte de la profecía de lo que ocurriría en el futuro, que "En la Ley está escrito: En otras lenguas y con otros labios hablaré a este pueblo; y ni aun así me oirán, dice el Señor" I Coríntios 14:21; Isaías 28:11,12. 

EL PRINCIPIO DE PRIMER MENCIÓN. 


En Hermenéutica (el estudio de interpretación bíblica) la regla de primer mención establece que, cuando algo es mencionado por primera vez en la Biblia, allí se establece el patrón acerca de su uso o interpretación en el resto de la Biblia. 

Lo ocurrido en el Día de Pentecostés es el lugar de “primer mención” cuando se refiere a la llenura ó el bautismo del Espíritu Santo. Este no solo es un principio aceptado en Hermenéutica hoy, sino que obviamente fue el criterio de la Iglesia Primitiva también. 

En el Día de Pentecostés: “Fueron TODOS llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen” Hechos 2:4. Hablar en lenguas quedó establecido como la señal inicial de la recibida del Espíritu Santo. 

También hablaron en lenguas en: 

(1) la casa de Cornelio (Hechos 10:46); 
(2) en Éfeso (Hechos 19:6); 
(3) en Samaria. (Hechos 8:15). Lo que asombró a Simón el Mago, en Samaria, fueron las lenguas (Hechos 8:15). 

(4) Luego, el apóstol Pablo nos dice que, “Doy gracias a Dios que hablo en lenguas más que todos vosotros” (I Coríntios 14:18). Es obvio que Pablo creía y estaba muy a favor del hablar en lenguas como la señal inicial de recibir el Espíritu Santo y, que él también lo había recibido así. 

Hay quienes intentan decir que, porque no menciona el hablar en lenguas en su conversión, como que Pablo no lo había recibido así pero, para la Iglesia Primitiva era un hecho que, cuando alguien recibía el Espíritu Santo siempre iba a hablar en lenguas y, siendo que Pablo dice que hablaba en lenguas más que nadie, ¿Cuándo cree que empezó ha hablar en lenguas? ¿No sería, cuando recibió el Espíritu Santo

En Día de Pentecostés quedó claro que hablaban en otras “lenguas,” idiomas, porque hubo gente de todos lados para esa fiesta que los oyeron y lo comentaron. Allí mencionan 14 idiomas en Hechos 2:11:

“...les oímos hablar en nuestras lenguas las maravillas de Dios”. Eso no quiere decir que siempre debe haber alguien presente que entienda el idioma ó las lenguas. No. Dios usó eso para que quedara claro que no era cualquier sonido sin sentido, el que estaban hablando esos discípulos. También, hay que recordar que hay lenguas humanas y hay lenguas angelicales: I Corintios 13:1. 

DIOS AUTENTICÓ LAS LENGUAS. 


Incluso, Dios usó otros fenómenos ó señales del Antiguo Testamento para autenticar la NUEVA señal de hablar en lenguas, que se estaría usando a partir de ese día, como son: el estruendo, el sonido del viento, el fuego. Esos fenómenos habían sido usados en el Antiguo Testamento para identificar Su presencia

Las señales ó fenómenos anteriores no se iban a repetir después del Día de Pentecostés, porque vemos que no se repitieron en los otros casos en Los Hechos donde recibieron el Espíritu Santo y hablaron en lenguas; sino que solo sirvieron para identificar y darle un sello de aprobación a la nueva señal que Dios estaría usando, a partir de ese día: ¡hablar en otras lenguas

PERO, COMO SIEMPRE, HAY QUIENES ARGUMENTAN EN CONTRA. 


Hay quienes dicen que el hablar en lenguas no es algo para hoy y mal citan ciertos pasajes de la Biblia, sacándolos de su contexto y, aplicándolos mal. Sin embargo, miles lo están recibiendo, incluso ¡Más lo están recibiendo hoy que en cualquier otro momento de la historia! 

Somos testigos vivos de que TODOS pueden tener esta experiencia, si quieren. Miles lo están recibiendo y, tanta gente empieza hablar en lenguas cuando ni saben que hay que hablar en lenguas para recibir el recibir el Espíritu Santo. O sea que, es Dios el que los motiva ha hacerlo

¿CESARÁN LAS LENGUAS? 


A veces hay quienes usan pasajes como I Coríntios13:8 para decir que las lenguas iban a dejar de usarse. Mire lo que dice ese pasaje: “El amor nunca deja de ser; pero las profecías se acabarán, y cesarán las lenguas, y la ciencia acabará.” 

Pero, hay que ser honestos: ¿Se han acabado las profecías? ¿Se ha acabado la ciencia? Siendo que lo de las “lenguas” está en medio, entre las profecías y la ciencias; entonces, las lenguas se acabarán cuando se acaben las profecias y la ciencia – ¡Cosa que todavía no ha ocurrido! 

Al contrario, éste pasaje mas bien nos viene a indicar que, ¡lo de hablar en lenguas CONTINUARÁ mientras hay profecía y mientras hay ciencia! Cuando lleguemos al cielo ya no necesitaremos lenguas, ni profecía, ni ciencia; pero, mientras estamos aquí, si. De igual manera, las lenguas también seguirán en vigencia hasta la 2ª Venida del Señor Jesús. 

Hay quienes dicen que lenguas solo son UNA de muchas señales para saber que alguien ha recibido el Espíritu Santo. Que, algunos hablan en lenguas, otros se les ve su gran amor, otros su gozo, otros algún otro fruto, entre otras cosas. 

Pero, en Hechos 10:44 queda claro que, LA ÚNICA SEÑAL que convenció a los judíos que iban con Pedro fue el hablar en otras lenguas. Ellos no dijeron que, sabían que habían recibido el Espíritu Santo porque ALGUNOS hablaban en lenguas Y OTROS, daban muestras de amor, etc. sino que ¡TODOS hablaban en lenguas

¿HABLAN TODOS LENGUAS? 


Para el argumento de que hay diferentes “señales” para diferentes personas, hay quienes citan I Coríntios 12:30 que dice: "¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos?" Pero, hay que analizar y ver si se trata de lo mismo, ó si se está refiriendo a algo diferente. 

En Primera de Coríntios 12 y 14 el Apóstol Pablo no está hablando acerca del bautismo del Espíritu Santo, o sea, la recibida inicial del Espíritu Santo; sino que está hablando de los Dones del Espíritu. Él esta hablando acerca de ciertos “dones,” regalos, capacitaciones especiales que el Espíritu de Dios le da a las personas pero, ¡Nadie puede recibir esos “dones” si primero no ha recbido el DON MAYOR, que es el Don del Espíritu Santo

HAY QUE ENTENDER LA DIFERENCIA ENTRE SEÑAL Y DON. 


Hay dos usos de lenguas en el Nuevo Testamento. Lenguas como señal, sólo sirve para dar a saber cuando alguien ha recibido el bautismo del Espíritu Santo. La Biblia no dice cuánto tiempo tiene que hablar en lenguas para establecer eso, sólo que hable en lenguas. 

Sin embargo, lenguas como el “Don de Lenguas”, es cuando alguien CONTINÚA hablando en lenguas, DESPUÉS de haber recibido el Espíritu Santo. La Señal de hablar en lenguas es para la recibida del Espíritu Santo; el Don de Lenguas es para ministrar unos a otros, para ministrar en la Iglesia. O sea que, hay una diferencia entre lenguas como señal y lenguas como Don de Lenguas

La Señal es para todos, como lo dijo Jesús en Marcos 16:17 “Y estas señales seguirán a los que creen: …hablarán nuevas lenguas;” Pero, el Don no es para todos, como sugiere I Coríntios12:28-30 cuando dice: “Y a unos puso Dios en la iglesia, primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero maestros, luego los que hacen milagros, después los que sanan, los que ayudan, los que administran, los que tienen don de lenguas. 29¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Todos maestros? ¿Hacen todos milagros? 30¿Tienen todos dones de sanidad? ¿Hablan todos lenguas? ¿Interpretan todos?” La respuesta obviamente es que no. 

Ahora, tienen mucho en común, eso sí: (1) Son lenguas. O sea que, en ambos casos usamos la misma boca pero, su diferencia radica en su uso y su propósito. (2) También, ambos casos son motivados por el Espíritu de Dios y; (3) siempre es un milagro, es algo sobrenatural. 

INSTRUCCIONES QUE NO SE APLICAN IGUALMENTE. 


Para el Don de Lenguas, en I Coríntios 14, hay ciertas instrucciones que no se pueden aplicar a la Señal de hablar en Lenguas: Cuando alguien primero recibe el Espíritu Santo. Por ejemplo: 

A) En I Coríntios 14:13,28 manda a que las lenguas se interpreten: “Por lo cual, el que habla en lengua extraña, pida en oración poder interpretarlas;” Incluso, hasta sigue diciendo que “Y si no hay intérprete, calle en la iglesia, y hable para sí mismo y para Dios”(v.28). 

Sin embargo, esto no se exigió de los que recibían el Espíritu Santo en Hechos: Cornelio, Samaria, Éfeso. ¿Por qué? Porque lenguas en esas ocasiones servían un propósito diferente – no era para edificación, sino para anunciar la llenura ó el bautismo del Espíritu Santo

De nuevo, en el Libro de los Hechos, siempre hablaban en Lenguas al recibir el Espíritu Santo y, en ninguno de esos casos hubo intérprete, ó interpretación. Ni se menciona. ¿Por qué? Porque no era el Don de Lenguas en acción sino la SEÑAL de hablar en lenguas – o sea que, por primera vez estaban recibiendo el Espíritu Santo. 

B) La cantidad que hablan en lenguas en una reunión: “Si habla alguno en lengua extraña, sea esto por dos, o a lo más tres, y por turno; y uno interprete.” I Coríntios14:27. ¡En el Día de Pentecostés hubo 120 hablando en lenguas a la misma vez! Dios no inspira algo que luego contradice. 

La señal solo sirve una vez para establecer el bautismo del Espíritu Santo, pero el que sigue hablando en lenguas después de haber recibido el Espíritu, ya es la manifestación del Don de Lenguas y tiene su lugar en forma continua y permanente en la Iglesia. La señal es para todos, el don es para algunos. 

La Biblia nos dice que, “El que habla en lengua extraña, a sí mismo se edifica; pero el que profetiza, edifica a la iglesia” I Coríntios14:4. La razón es que, cuando hablamos en lenguas es nuestro espíritu el que está comunicándose con Dios, sin tener que pasar por el “filtro” de la mente.

Por lo tanto, nuestro espíritu siente y quiere ciertas cosas que la mente, muchas veces no sabe expresar. Así lo dice en Romanos 8:26 “Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.” 

Esto nos lleva a una pregunta importante: ¿Hay conflicto entre el Libro de Los Hechos y I Coríntios 14 ó, será que está refiriéndose a dos usos diferentes de las Lenguas?  

En algunos lugares prohíben las lenguas, pero no hay versículo en la Biblia que refute el uso de lenguas. Incluso, ¡la Biblia claramente dice todo lo contratio! “No impidáis el hablar en lenguas” l Coríntios14:39. 

Como ya mencionamos, el Apóstol Pablo dijo que hablaba en lenguas más que todos los demás (I Coríntios 14:18). Con eso, no sólo queda claro que recibió el Espíritu Santo con la señal inicial de hablar en lenguas, sino que las consideró importantes en su vida personal y ministerial. 

Por lo tanto, si el apóstol Pablo descubrió lo edificante, lo bendecido, la gran ayuda a la hora de interceder ante Dios, de hablar en Lenguas, también lo debemos seguir practicando nosotros hoy como parte de la iglesia del Señor.

SON DIFERENTES. 


Lenguas como señal sólo sirve una vez para establecer el bautismo del Espíritu Santo, pero el Don de Lenguas tiene su lugar contínuo y permanente en la vida del individuo y en la Iglesia. La Señal es para que todos lo hablen al recibir el Espíritu Santo; el Don de Lenguas sólo es para algunos que lo siguen ejerciendo. 

Hay “diversos géneros de lenguas” que son para: Alabanza, intercesión, cuando uno siente que está en una lucha espiritual y también, como mensaje en Lenguas – cuando es para la congregación. Sólo cuando es un mensaje en lenguas es que necesitan ser interpretadas. 

¿SÓLO ES PARA ALGUNOS? 


Lo de hablar en lenguas, al recibir el Espíritu Santo, ¿Solo será para algunos? ¿Cómo se va a saber quiénes hablan en lenguas y quienes no hablan en lenguas? ¿Cuál es el criterio, sobre todo, donde lo establece en la Biblia? Pero, ¿Por qué contentarse con una experiencia inferior a la que tuvo la Iglesia Primitiva? Y ¡Dios la ofrece a todos! Esa fue la promesa declarada en el Día de Pentecostés. 

Mire lo que dijo el Apóstol Pedro: “Porque para vosotros es la promesa, y para vuestros hijos, y para todos los que están lejos; para cuantos el Señor nuestro Dios llamare” Hechos 2:39. Ahora, analicemos esa promesa: ES PARA TODOS

Primero dijo que era para “vosotros;” eso quiere decir que era para los que estaban presentes y todos los de su día – judíos y gentiles. Luego, que también sería para “vuestros hijos.” Eso quiere decir que sería para sus descendientes pero, que también sería para los niños y jóvenes en el presente. Gracias a Dios que Dios también llena a los niños con el Espíritu Santo

Luego, que no solo eran para los que estaban en Jerusalén, sino para “todos los que están lejos.” Obviamente, con esa expresión está abarcando y diciendo que sería para todo el mundo. Hoy nosotros estamos muy lejos de Jerusalén, pero el Espíritu Santo está MUY cerca para llenar todo el que tiene hambre y sed de Dios. Pero, por ultimo, dice que sería para todo aquel a quien Dios toca su corazón: “para cuantos el Señor nuestro Dios llamare.”