Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

EXHORTACIONES DE PABLO EN HEBREOS 13


EXORTACIONES DEL APÓSTOL PABLO EN HEBREOS 13

Biblia abierta en la carta o epístola a los Hebreos

1. Análisis: 


Como es la costumbre de Pablo, la epístola termina con exhortaciones prácticas. Se ruega a los lectores dar atención a ciertos aspectos de sus vidas diarias, la adoración y relaciones en la iglesia. Con una oración final seguida por unos comentarios personales, él cierra la epístola.

(También te puede interesar: La Epístola de Judas)

2. Bosquejo: (13:1-25)


a. Exhortaciones Prácticas para la Vida Diaria (13:1-6)
b. Obligaciones Cristianas a los Líderes y las Doctrinas de la Iglesia (13:7-9)
c. El Privilegio Exclusivo del Cristiano (13:10-15)
d. Exhortaciones Finales y una Petición para la Oración (13:16-19)
e. Oración Final y Referencias Personales (13:20-25)

EXHORTACIONES DE PABLO, DESARROLLO DEL TEXTO:


1. Exhortaciones Prácticas para la Vida Diaria (13:1-6)


Permanezca el amor fraternal” (13:1) lleva el pensamiento que el individuo debe permitir que esto permanezca con él. Esto no es una actitud pasiva. Para que el amor continúe, tiene que tener una expresión activa

(Te puede interesar: El mensaje del profeta Joel)

Deben haber canales por los cuales el “amor fraternal” pueda expresarse. ¡Más que el simple hecho de no hacer mal a nuestro hermano, debemos hacer todo lo que está a nuestro alcance para ayudarle!

El pensamiento se extiende a la espera de la hospitalidad (13:2). No sólo debemos preocuparnos por la hermandad, sino por los extranjeros también. Luego, más allá de mostrar hospitalidad a los que se acercan a nosotros, el apóstol nos exhorta a mostrar compasión a los que están presos (13:3) como si estuviéramos presos con ellos. 

Se puede hacer una aplicación espiritual tanto como práctica. Hay quienes están presos en el pecado a quienes debemos ir, mostrando compasión, como si estuviéramos presos con ellos.

El matrimonio no sólo es declarado honroso en todos y el lecho sin mancilla (13:4), sino que el temor del pensamiento implica que hay que guardarlo así, por causa de la última parte del versículo: “pero a los fornicarios y adúlteros los juzgará Dios” El hombre puede contaminar la santidad del matrimonio con prácticas adúlteras, y escapar, “pero … juzgará Dios.”

Costumbres” (13:5) incluye toda la conducta del hombre. La avaricia es opuesta al contentamiento cristiano. Una persona avara nunca tiene suficiente. El cristiano sólo tiene que pensar en la grandeza de su posesión para encontrar un contentamiento real. “Porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré,” “De manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador. . . “ (13:5-6). Que estemos contentos con lo que tenemos.

¡Tenga cuidado con la avaricia!

2. Obligaciones Cristianas a los Líderes y a las Doctrinas de la Iglesia (1139-9)


Acordaos de vuestros pastoresimitad. (13:7). Esto, juntamente con el versículo 17, indica que la tendencia a la apostasía posiblemente fue más por parte de la gente común que no eran los Pastores o Ancianos del rebaño. Son instados a “acordar . . . imitar. . . obedecer a vuestros pastores, y sujetaos a ellos; porque ellos velan por vuestras almas” (13:7,17).

¡Qué gran responsabilidad ponen estas palabras sobre los hombros del pastor! ¡Que reconozcamos siempre lo que está implicado en esta obra! Las almas dependen en oír una nota clara e imitar el ejemplo de un guía piadoso.

¡No sólo debemos imitar a los pastores en obediencia, pero siendo que Jesucristo es el mismo de ayer, y hoy, y por los siglos (13:8), las doctrinas de Su iglesia son las mismas como fueron en el principio. Por tanto, el Apóstol nos exhorta “No os dejéis llevar de doctrinas diversas y extrañas. . .” (13:9).

Si asistimos a reuniones donde se predican doctrinas extrañas, como la teoría de la trinidad, podemos ser llevados con ellos. Si somos llevados, algún alma inestable puede seguir nuestro ejemplo y asistir a reuniones donde se predica doctrinas diversas y extrañas y ser llevadas ellas mismas. ¡Su sangre estaría en nuestras manos! Consideremos esto.

3. El Privilegio Exclusivo del Cristiano (13:10-15)


“Tenemos un altar. . .” (13:10), ¡Un altar exclusivo! Por tanto, somos exhortados a sufrir la separación de la sociedad de este mundo, llevar Su vituperio, y salir con Él fuera del campamento, así como los cristianos hebreos fueron exhortados a dejar el judaísmo (13:11-13). Como Abraham, no tenemos una ciudad permanente, pero esperamos la por venir” (13:14).

En nuestro altar exclusivo, “ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre” (13:15). Que no contaminemos nuestro sacrificio con la indiferencia, incredulidad o impureza de ninguna clase.


A los sacerdotes se les designó porciones definidas de los sacrificios (Levítico 16:27) excepto ciertos sacrificios como aquellos ofrecidos en el gran día de la expiación anual cuando todo tenía que ser quemado afuera del campamento, con nada designado a ellos. Esto prefiguró el gran sacrificio del Cordero de Dios, el cual padeció fuera de la puerta, completamente separado del rito del Judaísmo y del Sacerdocio Levítico.

De esta manera, ellos (sacerdocio Levítico) “no tienen derecho de comer. . .” en este altar Si ellos comparten y reciben los beneficios del sacrificio supremo, ellos también tendrán que salir de en medio de ellos y sufrir fuera de la puerta del Judaísmo y el resto de la filosofía y religión hechas por hombres.

El tipo, no comprendido antes, se desarrolla ahora ante los ojos de los Hebreos como un retrato de la muerte ignominiosa de Cristo.

4. Exhortaciones Finales y una Petición para la Oración (13:16-19)


Nosotros, también, tenemos que seguir a Cristo fuera del campamento para gozar de los beneficios ordenados por su muerte. Adherirse al Judaísmo era rechazar a Cristo. Consecuentemente, la razón demanda que esto sea verdad en cualquier sistema religioso que es contradictorio al evangelio. 

Volver al Judaísmo es dejar a Cristo. Tenemos que dejar todo aún al precio del vituperio de este mundo. Todo lo que es contradictorio a la verdad y pureza tiene que ser echado a un lado si vamos a andar con Él fuera de la puerta.

“Y de hacer bien . . . no os olvidéis” (13:16) sigue a la referencia del sacrificio de alabanza y nos recuerda que los hechos agradan a Dios. Buenas obras son una parte vital de la vida cristiana y no deben ser descuidadas.

El versículo 17 fue tratado en la segunda sección de esta división. Sin embargo, note el hecho de que su pastor tiene que dar cuenta por su alma. El punto es enfatizado aquí, que será desventajoso para Ud. si él tiene que dar cuenta con tristeza. Mejor es obedecer la exhortación y que él pueda hacerlo con alegría.

El Apóstol humildemente pide las oraciones de sus lectores (13:18-19). Todos los verdaderos ministros de Dios tienen que ser humildes en su papel, si van a permanecer en el servicio de Dios. La petición para la oración es sincera y lleva una afirmación de integridad. Esta es una marca de las escrituras de Pablo.

5. Oración Final y Referencias Personales (13:20-25)


Otra vez, vemos una marca de Pablo en la oración final, mientras él hace una oración corta adaptada especialmente a las necesidades de sus lectores (13:20-21). Es en la forma de una bendición.

(También puedes ir a la sección de Bibliología)

Siguiendo otra admonición a los hermanos de soportar la palabra de exhortación (13:22), el escritor cierra la gran epístola con un comentario personal y un saludo a los pastores.