LA CONVERSIÓN DE CORNELIO EN LA BILBIA, EL CENTURIÓN ROMANO

La conversión de Cornelio, el centurión romano

Pedro y Cornelio


En esta ocasión vamos a meditar en la forma en la cual Cornelio, el centurión romano, es llamado a la conversión a Cristo.

(También te puede interesar: Prédica de Felipe al etíope Eunuco)

Es bueno meditar en como la misericordia de Dios llevó a Cornelio de la práctica de una religión a la verdadera gracia del evangelio. También reflexionaremos sobre la respuesta de Cornelio a la predicación del apóstol Pedro y finalmente consideraremos las lecciones que podemos aplicar a nuestra vida acerca de este estudio.

CORNELIO EL CENTURIÓN, LLAMADO A LA CONVERSIÓN A CRISTO


Pedro y la conversión de cornelio


El capítulo 10 del libro de los Hechos de los apóstoles se ocupa del todo a narrarnos el llamado que recibe Cornelio a la conversión al evangelio. Los primeros ocho versículos nos ofrecen pormenores de la vida de Cornelio, lugar de residencia, oficio en el que se desempeñaba y la visión que recibió mientras oraba.

Cornelio tiene por residencia Cesarea que fue ciudad portuaria de Judea, para distinguirla de Cesarea de Filipos. Esta ciudad marítima, que Herodes el grande construyó en honor a Augusto Cesar, se ubica a 40 kilómetros al noroeste de Samaria; llegó a ser la capital romana de Palestina.

(También puedes leer: La conversión de Saulo de Tarso)

En esta ciudad vivió este centurión romano llamado Cornelio, también Felipe el evangelista. En la actualidad este lugar tiene por nombre Ciserí. En la ciudad tenía su cuartel una fuerte guarnición que, sin embargo, no estaba formada por legionarios, sino por tropas auxiliares. Cornelio es llamado aquí centurión romano para indicar que estaba a cargo de una tropa de cien soldados.

Cornelio descendía probablemente de alguna familia manumitidas (Liberadas de la esclavitud), no era un prosélito judío, circuncidado, sino que pertenecía con toda su familia a los llamados temerosos de Dios, es decir, a paganos que simpatizaban con la religión judía y a su monoteísmo.

Estos no pasaban oficialmente al judaísmo, pero veneraban al Dios único, frecuentaban los actos religiosos judíos, se conformaban a determinados preceptos, observaban los tiempos de oración prescritos a los judíos (Hechos 10:3) E iban en calidad de peregrinos a Jerusalén (Hechos 8:27) ¿Cómo fue llamado Cornelio a la conversión al evangelio? veámoslo a continuación.

CONVERSIÓN DE CORNELIO EL CENTURIÓN, DE LA PRÁCTICA DE RELIGIÓN A LA VERDADERA GRACIA DEL EVANGELIO


Conversión de Cornelio en la Biblia, el centurión piadoso y temeroso de Dios


Como vimos anteriormente, Cornelio era un religioso, pero con una práctica piadosa. Esto lo corrobora explícitamente el verso 2 que literalmente dice: "Piadoso y temeroso de Dios con toda su casa y que hacía muchas limosas al pueblo, y oraba a Dios siempre"

(Te puede interesar: La multiforme gracia de Dios)

Podemos decir que en el versículo anterior encontramos un epílogo de la vida religiosa de Cornelio. Por otro lado, la oración y la limosna, es decir, lo que nos vincula a Dios (Oración), peo también lo que nos acerca a los necesitados (Limosnas), ayudas en beneficio de los pobres.

Estas oraciones y ayudas a los pobres y necesitados eran consideradas entre los judíos y cristianos "obras especialmente gratas a Dios", pero ¿Qué hace Dios para conducir a Cornelio de una práctica religiosa a la verdadera gracia del evangelio?

UNA VISIÓN QUE GUÍA A LA CONVERSIÓN A CORNELIO EL CENTURIÓN V 3-6


Un ángel en un momento de oración, como a la hora novena (3 pm) alusión a Hechos 3:1 llamada hora de la oración. Este ángel llama a Cornelio, el centurión romano, por su nombre y le recuerda que sus oraciones y limosnas han subido para memoria delante de Dios.

Estas obras mencionadas, son como un recuerdo (Sacrificio) que sube hasta Dios (Afirmación que equivale a hacer aceptado por Dios) a la vez hacen que Dios se acuerde de quienes las ofrecen (v4).

(También puedes visitar la sección de Predicaciones cristianas escritas)

Cabe mencionar que lo que Dios está aprobando a Cornelio son sus obras piadosas fundadas en un carácter que anhela agradarle. Es así como le ordena que envíe hombres a Jope y haga venir a Simón el que tiene por sobrenombre Pedro (v5).

Jope distaba de Cesarea a unos 48 kilómetros. Es digno mencionar también, que la visión que está guiando a la conversión de Cornelio es clarísima, pues da con precisión nombre del lugar con dirección exacta y también da nombre de la persona a quien le remite (v5-6)

(Te puede interesar: Los 9 dones del Espíritu Santo)

Los versículos 7 y 8 del capítulo 10 del libro de los Hechos, hacen constar que Cornelio creyó firmemente a la visión, por lo que cedió a obedecerla.

Es asombroso las diversas maneras que Dios utiliza para llevarnos a la Conversión, una de estas es precisamente la manera en que condujo a Cornelio. Es su misericordia la que hizo posible que Cornelio pasara de la práctica de una religión a la verdadera gracia del evangelio.

Esto lo hace Dios conforme a su propósito y amor que tiene para con aquellos a quienes llama a la comunión con el evangelio.

UNA VISIÓN QUE CONDUCE A PEDRO AL PROPÓSITO DE DIOS CON CORNELIO EL CENTURIÓN (V9-16)


Pedro y el propósito de Dios con Cornelio


Simón Pedro, el apóstol, es un judío buen conocedor de las tradiciones judías. A Pedro le es remitido Cornelio, un gentil romano. Dios, conociéndole bien, le presentó una visión para convencerle que judíos y gentiles tienen por la fe en Jesucristo acceso a la gracia para salvación.

(También te puede interesar la sección de Estudios Bíblicos)

Es decir, que tanto judíos como gentiles pueden compartir la mesa y caminar juntos hacia el propósito de Dios. La visión a Pedro no tiene por objeto la discusión si comer o no alimentos de animales impuros según la ley, sino más bien la verdad que ahora en Cristo, el judío y el gentil son aceptados por Dios en su proyecto de salvación mediante el evangelio.

LOS ENVIADOS DE CORNELIO EN LA BIBLIA, EL CENTURIÓN SE PRESENTAN A PEDRO (V17-23)


El apóstol Pedro, ante la perplejidad de la visión no hace más que esperar a lo que Dios le conducirá (v17). Los que fueron comisionados por Cornelio para traer a Pedro llegaron al lugar donde éste se encontraba.

Según el versículo 19 al 20 del libro de los Hechos el Espíritu le ordena ir con ellos sin dudar. Les hizo entrar a casa donde se hospedaba y les estuvo atento al informe que le presentaron.

La visión a Cornelio el centurión y a Pedro siguen el mismo propósito


Podemos decir que la visión a Cornelio y la visión a Pedro siguen el mismo propósito "el acceso de judíos y gentiles al proyecto del reino de Dios" y la verdad que en Cristo "ya no hay judío ni griego; no hay esclavo ni libre; no hay varón ni mujer, porque todos vosotros sois uno en Cristo Jesús" (Gálatas 3:28)

Podemos decir también que cuando Dios se agrada de alguien, le mostrará el camino que le conducirá a la conversión. Este es un hecho en Cornelio, quien practicando una religión, Dios, por su misericordia, le condujo a la verdadera gracia del evangelio para salvación.

RESPUESTA DE CORNELIO EL CENTURIÓN A LA PREDICACIÓN DE PEDRO


Cornelio, previo a la llegada de Pedro ha convocado a sus amigos y parientes más cercanos (v24), Cornelio está preparado para recibir al apóstol. Al llegar Pedro, se postra ante él, acto que fue reprochado por Pedro.

El apóstol recuerda a los presentes lo inadmisible que es para un judío acercarse a un extranjero; no obstante les refiere también parte de lo aprendido en la visión (v28) seguido de la pregunta que hace el apóstol (v29)

Cornelio una vez más en los v 30-32 hace del conocimiento a Pedro lo tocante a la visión. Esto sirve a Pedro de enlace para su discurso, no solo a Cornelio, sino a todos los presentes.

EL DISCURSO DE PEDRO EN LA CASA DE CORNELIO EL CENTURIÓN


Pedro predica a Cornelio


Entonces Pedro, abriendo la boca dijo: En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas (v34). En su discurso Pedro reconoce que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia (v35)

Pedro presenta a Jesús como "Señor de todos" (v36). Hace un resumen del ministerio de Jesús en Judea, comenzando desde Galilea, después del bautismo de Juan (v37) testifica del poder que asistía a Jesús en su ministerio terrenal (v38-39).

Pedro habló de la resurrección de Jesucristo y de la comisión a ellos (v40-42). Pedro finalmente fortaleció su discurso citando el testimonio de los profetas (v43). Estando en estas palabras el discurso de Pedro fue interferido por la manifestación del derramamiento del Espíritu Santo sobre los que le oían (v44)

El asombro de los fieles de la circuncisión que habían venido con Pedro no se hizo esperar (v45-46). Ante esto, Pedro con toda autoridad, después de hacer una pregunta (v47), manda a bautizarlos en el nombre del Señor Jesús (v48)

Sin lugar a dudas que todo este escenario, y lo allí sucedido, fue en primer lugar gracias a la misericordia de Dios, pero también a la buena disposición de Cornelio de oír con atención el discurso del apóstol Pedro.

Esta es una clara respuesta a la predicación del evangelio, y una demostración de que la fe es por el oír, y el oír por la palabra de Dios (Romanos 10:17)

LA CONVERSIÓN DE CORNELIO EL CENTURIÓN: LECCIONES PARA APLICAR A NUESTRA VIDA


Lo que aprendemos de Pedro y Cornelio


1) Dios es soberano

Hace como él quiere, cuando quiere y donde él quiere. Esto con respecto al llamado que hace a la conversión, y con respecto a sus designios. Está escrito: "tendré misericordia de quien tenga misericordia y me compadeceré de quien me compadezca (Romanos 9:15)

2) No hace acepción de personas

La salvación no es solo para los judíos, es para todos los que creen en él (Romanos 1:16)

3) No está sujeto a nuestras tradiciones, ni aun a nuestra percepción bíblica, teológica o doctrinal

El ejemplo de Pedro en este capítulo y la actitud de los fieles de la circuncisión pueden servirnos de referencia. Dios es libre y soberano.

4) Dios usa diferentes medios para llamarnos a la conversión

Usó de visión para acercar a Cornelio al evangelio, y a Pedro a los gentiles.

5) Es menester responder con obediencia al llamado a la conversión

Esto lo observamos bien en la actitud de Cornelio ante el llamado de su conversión al evangelio.

Conclusión sobre la conversión de Cornelio por la predicación del apóstol Pedro


En conclusión, después de haber meditado en este capítulo del libro de los hechos, sobre la conversión del centurión romano llamado Cornelio, logramos conocer la forma en que Cornelio fue llamado a la conversión a Cristo. Analizamos como la misericordia de Dios llevó a Cornelio de la práctica de una religión a la verdadera gracia del evangelio.

También reflexionamos sobre la respuesta de Cornelio a la predicación del apóstol Pedro, y finalmente, consideramos las lecciones que podemos aplicar a nuestra vida acerca de este estudio. Recordemos que no basta oír, es necesario poner por obra la palabra aprendida.