Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LÁMPARA ES A MIS PIES TU PALABRA, PRÉDICA ESCRITA


LÁMPARA ES A MIS PIES TU PALABRA ¿QUÉ SIGNIFICA?

Biblia abierta y lámpara encendida

Lámpara es a mis pies tu palabra


Ser llamado cristiano es creer en Jesucristo y el texto de apoyo que habla de la vida antes, durante y después de Su tiempo caminando entre la gente es la Biblia, la Santa Palabra de Dios. Dentro de la Escritura misma, además de las diversas historias y personajes sobre los que leemos, hay varios versículos que nos dan una idea de por qué Dios nos ha bendecido con Su Palabra para empezar. Uno de esos versículos está escrito en el Libro de los Salmos donde se nos dice que "lámpara es a mis pies tu palabra..."

(También te puede interesar: Revelación, inspiración e iluminación)

“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. (Salmo 119: 105)


Versículos como este son áreas raras donde la Biblia habla de sí misma. Estos versículos resaltan la importancia de no solo escuchar la Palabra de Dios sino vivirla, ponerla en práctica en nuestra vida cristiana. 

Para vivir la vida según la voluntad de Dios, primero tenemos que saber cómo nos ha llamado a vivir. Para saber eso, no podemos confiar primero en nuestro propio pensamiento, sino que debemos escuchar lo que dice la Biblia

Este versículo del Salmo 119:105 encarna la sabiduría que recibimos al leer la Biblia. El versículo también revela una verdad importante: Vivir como un cristiano es vivir como Cristo, quien vivió las enseñanzas de la palabra de Dios a la perfección.

¿CÓMO ES QUE LA PALABRA DE DIOS ES LÁMPARA A MIS PIES Y LUMBRERA A MI CAMINO? 


La palabra de Dios es lámpara a mis pies


La frase “Lámpara es a mis pies tu palabra” es una declaración metafórica que pretende enfatizar la sabiduría que proviene de seguir las instrucciones de Dios. Este capítulo en particular del Libro de los Salmos está escrito por una persona desconocida. A lo largo de este pasaje, el autor escribe en un patrón acróstico, que incluye veintidós estrofas de ocho líneas cada una. Cada estrofa comienza con una letra del alfabeto hebreo.

(También te invito a leer: Que nadie tenga en poco tu juventud)

Este capítulo carece de una narrativa coherente ya que cada estrofa está escrita con diferentes temas y tonos. Un tema subyacente que está presente en todas partes es la idea de comprender la Palabra de Dios. 

El escritor asegura que las personas que siguen a Dios son irreprensibles (Salmo 119: 3). El orador quiere seguir mejor a Dios, y eso solo ocurre cuando vive de acuerdo con los preceptos del Señor. La frase "lámpara es a mis pies tu palabra" denota la iluminación del entendimiento, que se recibe por la palabra de Dios.

“Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino”. ( Salmo 119 versículo 105 )


Este versículo promueve la idea de que confiar en la Palabra de Dios es la única manera de vivir con éxito como cristiano. Las lámparas se utilizan en la sociedad para crear luz para el movimiento y la actividad. La palabra hebrea para lámpara es niyr. Esta descripción de una lámpara es más equivalente a la luz sutil de una vela. La implicación, entonces, es que hay una visibilidad limitada del área circundante, pero suficiente luz para caminar.


Con suficiente luz para navegar por la vida, Dios nos da la dirección que necesitamos, no de una vez, sino según sea necesario. De esta manera, la Palabra de Dios opera para el hablante como una forma de dirección. 

En los versículos siguientes al 105, el escritor continúa pidiéndole a Dios que le enseñe ( Salmo 119: 108). El hablante quiere aprender de Dios. Esto ilustra la Palabra de Dios operando como una lámpara para traer sabiduría a la mente de un creyente. 

Cuando comparan la Palabra de Dios con ser una luz en un camino, ese camino es la vida. Dentro de los detalles del Salmo 119, acatar la palabra de Dios en todo momento crea una vida más plena.


Lámpara es a mis pies tu palabra, para navegar por el camino de la vida


Andar en la luz es muy distinto de andar en los caminos de los malvados ( Salmo 119: 110 ). Si la Palabra de Dios es una lámpara que nos ayuda a navegar por el camino de la vida, entonces sabemos que la Palabra de Dios está destinada a ayudarnos a vivir con prosperidad. 

Dios no revela completamente el futuro con la lámpara que nos da. Sin embargo, nuestra prosperidad al vivir de acuerdo con la palabra de Dios no depende de cuánto del camino que tenemos por delante podamos ver. Esa prosperidad no depende de los estándares financieros y ocupacionales, sino de la cercanía con Dios. Y nos da lo suficiente para tener éxito en la vida ( 2 Corintios 12: 9 ).

Dios es la principal preocupación del orador en el Salmo 119 y, según Jesús, debe ser nuestra principal preocupación también ( Mateo 22: 35-37 ). Si podemos enfocarnos en amar a Dios, obedecer Su Palabra, entonces tendremos mejor vida. Esta idea no solo está presente en el Salmo 119, sino también en otros pasajes donde Dios revela comentarios similares sobre Su Palabra.

LÁMPARA ES A MIS PIES TU PALABRA, PERO ¿QUÉ DICE DIOS ACERCA DE SU PALABRA?


Además de lo que leemos en el Salmo 119, hay otras áreas en las sagradas escrituras donde la Biblia  habla de sí misma y ofrece una perspectiva clave de por qué leer la Palabra de Dios es vital para cualquier cristiano. Estos otros pasajes de las Escrituras complementan el mensaje del Salmo 119. 

(También puedes visitar la sección de Predicaciones escritas para predicar)

Al leer, podemos confirmar que la Biblia tiene la intención de ofrecer sabiduría a los creyentes y ayudarnos a vivir de acuerdo con los mandamientos de Dios, no con otras ideas que a veces confundimos con Dios.

Lámpara es a mis pies tu palabra, porque es viva y activa


“Porque la palabra de Dios está viva y activa. Más cortante que cualquier espada de doble filo, penetra hasta dividir el alma y el espíritu, las coyunturas y la médula; juzga los pensamientos y las actitudes del corazón ". ( Hebreos 4:12 )

La Biblia, cuando se sigue o se ignora, revela ciertas verdades y emociones que están en nuestro corazón. Si la palabra de Dios está destinada a edificar nuestro comportamiento, la forma en que respondamos a sus enseñanzas revelará características sobre nuestras creencias, personalidad y más. 

Por ejemplo, la Biblia dice que perdonemos a los demás así como le pedimos perdón a Dios ( Mateo 6:15 ). Si encontramos que ejercer el perdón es difícil, entonces la Palabra de Dios nos ha revelado la verdad.

“Jesús respondió: 'Escrito está: No solo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios” ( Mateo 4: 4 ).

Leer, interpretar y vivir de acuerdo con la Palabra de Dios es tan esencial como nuestra comida y bebida diarias. El mismo Jesús indica el significado de aplicar la palabra de Dios a nuestras vidas. Así como instintivamente sabemos comer y beber, y hacemos planes para hacerlo, debemos responder de la misma manera a las Escrituras.


Toda la escritura es inspirada por Dios, por lo tanto, lámpara es a mis pies tu palabra


"Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñar, reprender, corregir y entrenar en justicia, a fin de que el siervo de Dios esté completamente equipado para toda buena obra". ( 2 Timoteo 3: 16-17 )

Ciertas traducciones indican que la Escritura es "inspirada" por Dios en lugar de respirada. Cualquiera que sea la traducción o la elección de palabras, la Biblia admite plenamente que Dios mismo no escribió la Biblia físicamente. 

Tampoco se sabe que Jesús haya escrito nada. Sin embargo, el propósito de la Biblia es consistente en todos los libros. Al leer, aprendemos cómo y por qué debemos aspirar a ser más como Cristo. De esta manera, Dios nos redime de nuestra naturaleza pecaminosa.

"El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán". ( Marcos 13:31 )


Las cosas tangibles y las personas en nuestras vidas, y las ideas que representan exclusivamente, desaparecen con el tiempo. Sin embargo, desde el principio de los tiempos, la Palabra de Dios ha sido veraz y ha perdurado a lo largo de las generaciones.

“Este libro de la ley no se apartará de tu boca; sino que meditarás en él de día y de noche, para que cuides de hacer conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y tendrás éxito”. ( Josué 1: 8 )

(También puedes leer: El poder de la oración)

Vivir de acuerdo con la Palabra de Dios no es tan simple como ensayar o recitar lo que dice la Escritura. En cambio, vivir según la Palabra de Dios significa diseñar su vida de una manera que refleje Sus enseñanzas. 

Dios quiere que vivamos tan en sintonía con las Escrituras que pensemos en lo que Él enseña a lo largo del día.

LÁMPARA ES A MIS PIES TU PALABRA: LA IMPOTANCIA DE LEER LA BIBLIA


Los versículos de la Biblia antes mencionados resaltan el deseo de Dios de mejorar nuestras vidas. Al seguir Sus mandamientos, viviremos una vida más próspera de la que tendríamos fuera de Él. Reconocer que la Palabra de Dios tiene la intención de redimirnos haciéndonos mejores personas es importante para cualquier cristiano al principio de su camino de fe. 

Si nos llamamos creyentes en el cristianismo, entonces debemos entender lo que dice nuestro texto religioso, la Biblia, sobre nuestra fe. Cuanto más versados ​​seamos en la Biblia, más podemos llegar a ser como Jesús. Cuanto más nos parezcamos a Jesús, más Dios puede llamarnos a Su propósito. No solo seremos redimidos, sino que también podemos colaborar para que otros sean redimidos.

Ten presente siempre que la escritura dice: "Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino" (Salmo 119:105). A continuación te dejo con una reflexión titulada La Biblia:

LA BIBLIA, REFLEXIÓN


Lámpara es a mis pies tu palabra, porque la Biblia contiene la mente de Dios


La Biblia contiene la mente de Dios, el estado del hombre, el camino de salvación, la condenación de los pecadores y la felicidad de los creyentes. Sus doctrinas son santas, sus preceptos son comprometidos, sus historias son verdaderas, y sus decisiones son inmutables. Léela para ser sabio, créela para ser salvo y practícala para ser santo. Contiene luz para guiarte, aliento para sostenerte y consuelo para alentarte.

Es el mapa del viajero, el cayado del peregrino, la brújula del piloto, la espada del soldado, y el itinerario del cristiano. Aquí se restablece el Paraíso, y las puertas del infierno son desmanteladas.

Jesucristo es su gran tema, nuestro bien su diseño, y la gloria de Dios su finalidad.

Debe llenar la memoria, gobernar el corazón y guiar los pies. Léela cuidadosamente, frecuentemente y en oración. Es una mina de riqueza, un paraíso de gloria y un río de placer. Es dada para ti en vida, será abierta en el juicio, y recordada para siempre. Ella encierra la responsabilidad más alta, recompensará la labor más grande, y condenará a todos los que menospreciaron su contenido sagrado.

Escudriñad las escrituras, pues, lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi cammino


"Escudriñad las Escrituras..." (Juan 5:39). No deje que su Biblia permanezca "nueva" todo el tiempo. "Estúdiela de tal manera que ella sienta el toque y el uso de sus manos".

"Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino" ¡Que el Señor Jesús les bendiga rica y abundantemente!