DIOS NO NOS HA DADO UN ESPÍRITU DE TEMOR O COBARDÍA SINO DE PODER, EXPLICACIÓN, PRÉDICA ESCRITA

Dios no nos ha dado espíritu de temor

Dios no nos ha dado un espíritu de temor o cobardía(2 Timoteo 1:7)


Cuando miras en el diccionario, la palabra miedo tiene dos definiciones principales: Una emoción angustiosa provocada por un peligro, una amenaza o un mal inminente, ya sea que la amenaza sea real o imaginaria; y un temor reverencial, como en el temor del Señor.

(También te puede interesar: Dios pelea mis batallas)

Dios no nos ha dado espíritu de temor, versículo


Con esto en mente, ¿Qué significa el versículo “Dios no nos ha dado espíritu de temor? Comencemos mirando el versículo completo que se encuentra en 2 Timoteo 1: 7: "Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio"

La palabra cobardía viene del griego deiliao (De doos, terror), significa ser tímido, miedo. Como bien es traducida la palabra denota cobardía, temor y timidez. Claramente, el miedo significa algo más, así que profundicemos para comprender lo que significa.

¿Quién escribió Dios no nos ha dado espíritu de temor?


Las cartas a Timoteo fueron escritas por el apóstol Pablo. Son parte de lo que comúnmente se llama las epístolas pastorales, que incluyen 1 y 2 Timoteo y Tito. Timoteo era el protegido más joven de Pablo y era pastor en la iglesia de Éfeso. El mensaje de Pablo para él fue animarlo en su papel.

En la primera carta a Timoteo, Pablo le da instrucciones detalladas sobre cómo debe verse y funcionar la iglesia local. Para cuando llegamos a la segunda carta, que es la última carta escrita por Pablo, Pablo es consciente de que el final de su propia vida está cerca. Le está escribiendo a Timoteo nuevamente como un último estímulo para mantener la fe y seguir adelante.

(También te puede interesar: En Cristo somos más que vencedores)

A Timoteo se le dice que Dios no nos ha dado espíritu de temor, porque era joven y podría luchar contra esto


Para cuando llegamos al versículo 7, donde dice que Dios no nos ha dado espíritu de temor,  nos damos cuenta de una lucha que tuvo Timoteo. Luchó con un espíritu de temor o miedo. Parece que Timoteo tenía una personalidad tímida y Pablo lo animaba a hablar la verdad del evangelio con denuedo, pues no nos ha dado Dios espíritu de temor o cobardía sino de poder, de amor y de dominio propio.

¿QUÉ SIGNIFICA QUE DIOS NO NOS HA DADO UN ESPÍRITU DE TEMOR?


Dios no nos dio espíritu de cobardía


Esto nos lleva de regreso a la pregunta ¿Qué significa el versículo “Dios no nos ha dado un espíritu de temor”? Recordemos que la palabra en griego es deiliao y que significa cobardía o timidez

Una persona con un espíritu de temor o timidez puede evitar proclamar el evangelio o defender la verdad de la palabra de Dios. Esto sucede debido a una inminente sensación de amenaza o peligro, ya sea real o imaginario.

(También puedes leer: Para el que cree todo es posible)

Otra forma de pensarlo es que temen las consecuencias de sus acciones. Cuando este miedo toma el control, hacer la obra del reino de Dios, aunque sigue siendo importante, pasa a un segundo plano. Esta persona se paraliza y se vuelve ineficaz, no porque no tenga poder, sino porque deja de actuar, por miedo.

Pablo le recuerda a Timoteo que Dios no nos ha dado Espíritu de temor


Pablo le recuerda a Timoteo, y a nosotros, que cuando se trata de predicar el evangelio o trabajar para el reino de Dios, debemos hacerlo con valentía y denuedo. Si recuerdas en la iglesia primitiva en el libro de los Hechos, a menudo oraban pidiendo valentía y denuedo. 

En Hechos 4:29 se nos dice: "Y ahora, Señor, mira sus amenazas, y concede a tus siervo que con todo denuedo hablan tu palabra". Dios no quiere que nos retractemos de proclamar el evangelio, sino que lo declaremos con valentía, incluso frente a la oposición o la persecución. 

Si el espíritu de la timidez se apodera de ti, darás un paso atrás. Pero cuando el Espíritu de Dios se apodere de ti, avanzarás con el poder de hacer la voluntad de Dios, pues Dios no nos ha dado espíritu de temor.


Dios no nos ha dado un espíritu de temor, pues esto no proviene de Dios


También hay que reconocer acerca de este versículo que el espíritu de temor No proviene de Dios. Cuando considera que la palabra en griego significa cobardía o timidez, estos rasgos de carácter no describen a Dios de ninguna manera. 

Dios no es tímido, cobarde, temeroso, asustado, nervioso o preocupado por nada, así que tu tampoco deberías sentir temor o todas estas cosas mencionadas, porque  tú tienes el Espíritu de Dios viviendo dentro de ti, y Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de poder. 

Lo que dicen otras versiones de la Biblia acerca de que Dios no nos ha dado espíritu de temor


La Nueva Versión Internacional dice: "Porque Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio"

La versión Dios Habla Hoy dice: "Pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino un espíritu de poder, de amor y de buen juicio"

Como creyentes, está sucediendo esta lucha interna, y Timoteo estaba experimentando lo mismo. Si te concentras en tus habilidades o en la amenaza potencial que puede surgir al hacer la obra de Dios, surgirá el miedo o la timidez. Sin embargo, si está constantemente lleno del Espíritu de Dios ( Efesios 5:18 ), entonces él lo ayudará a vencer el espíritu de temor o cobardía, pues Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de poder por medio de su Espíritu Santo.

DIOS NO NOS HA DADO ESPÍRITU DE TEMOR, PERO HAY MOMENTOS DE MIEDO O TÍMIDEZ


No importan las circunstancias, Dios no nos dio espíritu de cobardía


Hasta ahora hemos abordado la cuestión de qué significa el versículo "Dios no nos ha dado un espíritu de temor". Ahora cambiemos las tornas y veamos lo que NO significa este versículo. Cuando mires las páginas de las Escrituras, una de las cosas que notarás es que Dios nunca le dice a alguien que deje de sentir temor por completo sino que sea valiente a pesar del temor que como seres humanos podemos sentir. El miedo o la timidez pueden ser una emoción humana normal, especialmente si se tienen en cuenta las circunstancias.

No te dejes dominar por el miedo, pues Dios no nos ha dado Espíritu de temor


En el capítulo 1 de Lucas, por ejemplo, el ángel Gabriel visita a María y una de las cosas que le dice es no tengas miedo. Estoy seguro que a la mayoría de nosotros, si se nos apareciera también un ángel nos podría causar cierto emoción de temor como pudo sentirla María. En esas circunstancias, el miedo es una emoción humana natural.

(Te puede interesar: Mejor es un día en tus atrios)

Si se enfrenta a la persecución, un mal diagnóstico, un futuro incierto, la pérdida de un trabajo, desafíos financieros o si está a punto de dar un paso hacia un nuevo ministerio, pueden surgir el miedo o la timidez

Dios no quiere que corras con una S grande en el pecho, tratando de ser un superhombre o una supermujer, actuando como si no tuvieras miedo de nada; pero tampoco tienes que dejarte abrumar por el miedo, porque recuerda que Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de poder. 

DIOS NO NOS HA DADO ESPÍRITU DE TEMOR, PERO ¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE EL TEMOR Y LA MOTIVACIÓN DE DIOS?


Dios quiere motivarnos, pues Dios no nos ha dado un espíritu de temor


Al buscar en las páginas de las Escrituras, a menudo encontrará a Dios animando a su pueblo a no temer o no tener miedo. Hay muchos versículos en la Biblia que nos animan a no temer. Esto le permite a usted y a mí saber que Dios comprende nuestro carácter humano y nuestras emociones humanas. Observe algunos de los versículos en la Biblia que nos motivan a "No temer":

Versículos que nos motivan a no temer, pues Dios no nos ha dado espíritu de temor


No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”( Isaías 41:10 ).

“Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo”( Isaías 41:13 ).

"Jehová es mi luz y mi salvación; ¿De quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿De quién he de atemorizarme?" ( Salmo 27: 1 ).

“Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis'”( 1 Pedro 3:14 ).

"¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. Pues aun vuestros cabellos están todos contados. Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos" ( Mateo 10: 29-31 ).

(Te puede interesar: Reconócelo en todos tus caminos)

Dios nos dice no temas, porque Dios no nos ha dado espíritu de temor


Creo que en algún momento de nuestras vidas todos nos hemos enfrentado a este tipo de miedos. Preocupado por la provisión. Preocupado por la protección. Preocupado por otras personas y por lo que dirán, pensarán o harán. Preguntándose si Dios ayudará. 

A veces dudamos si Dios está con nosotros. Cuestionamos si a Dios realmente le importa. Todas estas son diferentes expresiones de miedo que puede experimentar en algún momento de su vida. Es importante reconocer que estas son emociones humanas naturales y, como Dios comprende quiénes somos, nos anima a no tener miedo; por lo tanto, tengamos siempre en nuestra mente que Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de poder, por lo cual constantemente en su palabra nos dice No temas. 

DIOS NO NOS HA DADO ESPÍRITU DE TEMOR, PERO ¿CÓMO PODEMOS RESPONDER AL MIEDO?


Hemos establecido que en algún momento de su vida puede que tenga que lidiar con el miedo. Cuando esto sucede, ¿Cuál es la respuesta adecuada? Quiero presentarles una simple respuesta al miedo en su vida. 

1. Dios no nos ha dado espíritu de temor, por lo tanto, echemos nuestra ansiedad sobre él


Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros" ( 1 Pedro 5: 7 ).

Lo primero que debe hacer es poner todo sobre nuestro Dios. Echar toda nuestra ansiedad. Todo lo temes, todo lo que te preocupa, todo lo que te pone ansioso o nervioso, entrégaselo todo a Jesús. Jesús No está en tu contra. Lo más importante es que está listo, dispuesto y capaz de ayudarlo en su momento de miedo o ansiedad. Cuando ese miedo te golpee de inmediato, ora y comienza a echarle toda ansiedad y temor sobre él.

Dios no nos ha dado espíritu de temor, echamos todas nuestras cargar, temores, ansiedad sobre él porque él tiene cuidado de nosotros. 

2. Dios no nos ha dado espíritu de temor, por lo tanto, debemos buscar ser llenos del Espíritu Santo


“Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios" (Hechos 4:31)

La iglesia primitiva era llena del Espíritu Santo y, por lo tanto, predicaban con denuedo la palabra de Dios. Es importante ser lleno del Espíritu Santo que nos dará el poder para testificar de las maravillas de Dios, pues Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de poder para predicar y hablar las maravillas de Dios. 

Los discípulos vencieron su miedo no esforzándose más en lo humano, sino obteniendo más de la presencia de Dios al ser llenos del Espíritu Santo. Estaban constantemente llenos de poder y fuerza del Espíritu Santo, lo que les permitía superar todos los miedos que pudieran tener

3. Dios no nos ha dado espíritu de temor, por lo tanto, debemos confiar en Dios


En el día que temo, yo en ti confío” ( Salmo 56: 3 ).

Una vez que hayas elegido y hayas sido lleno de Espíritu Santo, lo único que queda por hacer es confiar en Dios. Note que el salmista está diciendo en medio de mi temor, cuando tenga miedo, en ese momento confiaré en en Dios. 

No se asuste porque pueda tener miedo, aprenda a confiar en Dios a través del proceso. Él ha prometido que incluso si caminas a través del fuego, no te quemarás. Independientemente de cuán grande sea la oposición, Dios está contigo y no serás vencido. Se puede confiar en él.

Dios no nos ha dado un espíritu de temor, debemos confiar en Dios, hemos sido llenos de su espíritu de poder y tiene cuidado de nosotros. 

RECUERDA SIEMPRE QUE DIOS NO NOS HA DADO ESPÍRITU DE TEMOR


Dios no nos dio espíritu de cobardía, tengamos esto presente


¿Cuál es tu posición? ¿Dios te está llamando o pidiéndote que hagas algo que está provocando miedo en tu corazón? Comenzamos este artículo preguntando qué significa “Dios no nos ha dado espíritu de temor”. Espero este artículo te motive a superar el temor. Entender que el miedo vendrá pero también entender que hay uno más grande que vive dentro de ti.

Con el poder y la fuerza de Dios podrás vencer cualquier miedo ya que Dios no nos ha dado espíritu de temor. Podrás hacer lo que él quiere que hagas, cuando él quiera que lo hagas porque te dará lo que necesitas para hacerlo. 

Tu trabajo es sencillo. Familiarízate con las promesas de Dios. Llénate del Espíritu Santo. Ve y haz lo que Dios te ha encomendado hacer. Con su poder puedes hacerlo, pues Dios no nos ha dado espíritu de temor sino de poder.