Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LA ESPADA DEL ESPÍRITU


¿QUÉ ES LA ESPADA DEL ESPÍRITU Y CÓMO USARLA?

La espada del Espíritu que es la palabra de Dios

La armadura de Dios en la Biblia es un equipo de protección espiritual contra los planes del diablo. Los cristianos pueden notar algo interesante: Cada pieza de armadura (con la excepción de una) es defensiva. Las piezas defensivas nos ayudan a bloquear los golpes de Satanás.

(Te puede interesar: Mejor es un día en tus atrios)

Tenemos solo una pieza de la armadura de Dios ofensiva, en lugar de defensiva: La espada del Espíritu, o la Palabra del Señor (la Biblia).

Todas las piezas de la armadura provienen de Dios, pero esta pieza en particular es Dios mismo, su palabra. Logos, es la misma palabra que se usa para describir a Dios en Juan 1:1 . Cuando entremos en batalla, debemos armarnos con la Verdad de Dios, negándonos a transigir con las normas del mundo.

En este artículo nos sumergiremos en la naturaleza de la espada del Espíritu y cómo usarla

¿QUÉ ES LA ESPADA DEL ESPÍRITU EN LA BIBLIA?


La Espada del Espíritu como parte de la armadura de Dios


Leemos acerca de la "armadura de Dios" en Efesios 6: 10-18 (pasaje a continuación):

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes.

(También te puede interesar: Un corazón contrito y humillado)

Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.

Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos" (Efesios 6:10-18) 

La espada del Espíritu mencionada en Efesios pertenece a Dios, quien es Espíritu y es Santo


Tanto de naturaleza ofensiva como defensiva, una espada puede proteger a un soldado contra los golpes de un enemigo. Los soldados deben saber manejar correctamente una espada para obtener el máximo efecto.

(También puedes leer: Todas las cosas ayudan a bien)

De la misma manera, no podemos abusar de la espada del Espíritu, o nos pondremos en peligro en el campo de batalla espiritual. Siempre que usemos la palabra de Dios para la ofensiva (esfuerzos de evangelización) o defensiva (apologética), necesitamos saber todo lo que podamos al respecto.

Como se señala en el comentario de Matthew Henry, la espada del Espíritu tiene la capacidad de pisotear cualquier objeción al cristianismo planteada por Satanás. Un solo texto puede tranquilizarnos cuando el diablo nos ataca con fuertes golpes.

El Espíritu nos suministra esta espada a través de la Palabra. Como un entrenador, nos enseña a usarla correctamente.

¿CÓMO USAMOS LA ESPADA DEL ESPÍRITU?


Entonces, ¿Cómo usamos la Biblia correctamente para difundir el Evangelio y estar preparados para cualquier pregunta o duda que pueda surgir con respecto a las Escrituras?

1. Debemos leer la 'espada' en contexto


Una de las peores formas de usar la espada del Espíritu es leerla fuera de contexto o leer tus propios prejuicios culturales (esto se conoce como eisegesis ). Por ejemplo, digamos que lee Filipenses 4:13, lees: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece". Si no conoce el contexto original de este versículo: Pablo, sufriendo en la cárcel, con un aguijón (una debilidad) que Dios no quita, puede interpretarlo de otra manera. Podrías decir: "Bueno, puedo hacer todas las cosas, así que ganaré los Juegos Olímpicos". Eso no es lo que dice el versículo.

(También podría interesarte: En Cristo somos más que vencedores)

Para manejar correctamente la espada del Espíritu, debemos aprender todo lo que podamos sobre ella, incluido el contexto de ciertos pasajes.

2. Debemos aprender todo lo que podamos sobre la espada del Espíritu 


¿Cómo hacemos esto? Estudiamos la Espada del Espíritu a diario. Leemos nuestras Biblias y estudiamos comentarios y escuchamos sermones predicados sobre la palabra, para que podamos obtener una comprensión de las Escrituras.

1 Pedro 3:15 nos llama a estar listos para dar una razón de la esperanza que tenemos. Pero si no tenemos un conocimiento sólido de las Escrituras, es posible que no podamos dar una explicación adecuada.

(Te puede interesar: Dios pelea mis batallas)

Los ateos y los de otras religiones a menudo tergiversan las Escrituras o señalan pasajes o problemas más difíciles. Debemos estar listos para dar una respuesta a estas preguntas difíciles, comprometiéndonos con la Palabra de Dios todos los días.

También debemos estar dispuestos a difundir el Evangelio a través de su comprensión.

Un eunuco etíope, en Hechos, lee una porción de la Escritura, pero no la entiende. Afortunadamente, Felipe, un seguidor de Jesús, está en el área y le explica las Escrituras, lo que lleva al hombre a convertirse al cristianismo. Aprendemos las Escrituras para ayudar a dilucidar su significado para los buscadores y aquellos que desean comprenderlas ( Hechos 8: 26-40 ), por lo tanto, debemos saber dar buen uso a la Espada del Espíritu, la palabra de Dios, y para esto debemos estudiarla y comprenderla.

3. Debemos pedirle a Dios que se revele a través de la espada del Espíritu


Como se mencionó anteriormente, no siempre tendremos todas las respuestas. Pero, cuando hemos aceptado a Dios como Salvador de nuestras vidas, su Espíritu Santo revela su carácter y su plan para nuestras vidas a través de las Escrituras ( 1 Corintios 2: 10-15 ).


Al pasar tiempo con Dios en su Palabra todos los días, aprendemos más sobre él y nos acercamos más a él.

Considerándolo todo, debemos ponernos cualquier pieza de la armadura a través de la oración y mediante la participación regular con las Escrituras, incluida la espada del Espíritu.

¿Qué dice Jesús sobre la Palabra de Dios, es decir, la espada del Espíritu? 


Jesús parece decir mucho sobre la Palabra de Dios. Utiliza la Palabra de Dios, la Espada del Espíritu, como defensa contra las tentaciones del diablo ( Mateo 4: 1-11 ). Con frecuencia citó el Antiguo Testamento en sus sermones, y que las palabras de Dios nunca pasarán ( Mateo 24:35 , Mateo 5:18 ). En otras palabras, son inmutables y atemporales.

(También puedes ir a la sección de Prédicas Cristianas)

Dice que las Escrituras dan testimonio de él ( Juan 5:39 ). Parece darle una gran importancia, ya que las Escrituras dicen o declaran la verdad ( Juan 17:17 , 2 Timoteo 3:16 ).

¿DÓNDE MÁS SE USAN LAS IMÁGENES DE ESPADA EN LA BIBLIA?


La espada del Espíritu: Imágenes de espada en la Biblia


Hebreos 4:12 describe la Palabra de Dios como una espada de dos filos. La Escritura también describe que de la boca de Dios sale una espada, otro símbolo de la Biblia ( Apocalipsis 19:15 ).

El Salmo 149: 6 describe la alabanza de Dios como una espada de doble filo.

Además de simbolizar la Palabra de Dios, la espada parece representar el castigo de Dios. Dios a veces levantará su espada contra los enemigos de Israel o contra el mismo Israel cuando caigan presa del pecado.

Sin embargo, la mayoría de los cristianos asociarán la espada del Espíritu con la Biblia. Dios tiene la capacidad de penetrar incluso en las personas más obstinadas a través de su Palabra. Corta directo al corazón y cambia vidas por completo.

Dios solo nos da un arma ofensiva en la armadura espiritual: La espada del Espíritu, la Palabra de Dios. Pero esto no nos deja vulnerables en el campo de batalla.

De hecho, no podría habernos dado una mejor arma ofensiva y defensiva. La Palabra del Señor (La espada del Espíritu) tiene la capacidad de penetrar los corazones humanos obstinados, de abrirles los ojos a la verdad de Dios y de darles la oportunidad de aceptar el don de la salvación de Jesús.

La Palabra del Señor también nos ayuda cuando el diablo lanza ataques contra el cristianismo. Puede que nos haga preguntas difíciles o que tengamos dudas, pero si nos comprometemos con la Palabra del Señor con regularidad, podemos recordarnos quién es Dios en realidad.

Sin embargo, si queremos blandir bien la espada del Espíritu, tenemos que entrenarnos adecuadamente. Necesitamos asegurarnos de entender verdaderamente el contexto original de los pasajes y no sacar porciones de las Escrituras fuera de contexto, simplemente para respaldar los prejuicios culturales que podamos tener. Usemos bien la Espada del Espíritu que es la palabra de Dios.