EL ENDEMONIADO GADARENO, ESTUDIO BÍBLICO DE EVANGELISMO

El endemoniado gadareno

La historia de Jesús y el endemoniado gadareno, Marcos 5:1-20 


Marcos 5: 1-20 cuenta la historia de Jesús expulsando una legión de demonios de un hombre indomable en la región de Gerasa / Gadara (Se encuentran relatos paralelos en Mateo 8: 28-34 y Lucas 8: 27-39). Jesús evidentemente tomó a este hombre y a los demonios que lo controlaban, por sorpresa cuando cruzó el mar de Galilea en una barca y aterrizó justo donde se encontraba este hombre. 

(Te puede interesar: Los diez leprosos, reflexión)

La condición del endemoniado gadareno


Este hombre, el endemoniado gadareno, vivía en un cementerio, se negaba a usar ropa y rompía cadenas y grilletes cada vez que los soldados intentaban detenerlo. Al ver la difícil situación del hombre, Jesús ordenó a los demonios que lo dejaran

Los demonios hicieron que el hombre corriera hacia Jesús y le suplicara misericordia, ya que no querían ser enviados al abismo (Lugar temporal de confinamiento de ciertos demonios antes del juicio final; cf. Ap 9: 1-11). Jesús respondió preguntándole al demonio su nombre. Esto pudo deberse a que Jesús quería saber con quién estaba tratando antes de decidir si concedía la solicitud de no ser enviado al abismo.

Una legión en el endemoniado Gadareno


La respuesta de los demonios a la pregunta de Jesús sobre su nombre fue impactante: “Mi nombre es Legión, porque somos muchos” (Marcos 5: 9). Una legión romana completamente tripulada contenía 6.000 soldados, por lo que este hombre, el endemoniado gadareno, estaba poseído por miles de demonios. 

(Te podría interesar: El predicador evangelista)

El endemoniado gadareno es liberado y los demonios piden entrar en los cerdos


Los demonios vieron una manada de alrededor de 2.000 cerdos alimentándose en una colina cercana, y pidieron que Jesús les permitiera entrar en los cerdos, en lugar del abismo, después de dejar al endemoniado. Jesús concedió su pedido, no por compasión por los demonios, sino para mostrarle a la gente cuántos demonios había en el hombre y demostrar que habían salido

Tan pronto como Jesús pronunció la palabra, los demonios dejaron al hombre y entraron en los cerdos, e hicieron lo que Satanás siempre busca hacer: Destruyeron sus vidas.

LOS QUE APACENTABAN CERDOS DIERON AVISO SOBRE LO ACONTECIDO AL ENDEMONIADO GADARENO


Lo que Jesús hizo con el endemoniado gadareno era la gran noticia en la ciudad y en los campos. 


El pastor, quien cuidaba los cerdos, temiendo ser culpado por la pérdida de los cerdos, fue inmediatamente a la ciudad gentil de Gadara y otras regiones circundantes para contarle a la gente lo sucedido, para que los testigos pudieran verificar su historia

(También puedes leer: La salvación en el Nuevo Testamento)

"Y los que apacentaban los cerdos huyeron, y dieron aviso en la ciudad y en los campos. Y salieron a ver qué era aquello que había sucedido" (Marcos 5:14)

A pesar de la liberación del endemoniado gadareno, la gente rechazó a Jesús 


Esto es un gran ejemplo de cómo las maravillas que Dios hace pueden llegar a muchos y atraerlos a conocer más de cerca sobre quién es Jesucristo, sin embargo, no todos llegan a creer y servir a Dios. 

Sin saberlo, estos pastores estaban haciendo pre-evangelización. Mucha gente fue a ver todo por sí mismos. Estaban asombrados por lo que había sucedido, ya que vieron al notorio endemoniado vestido y en su sano juicio. Sin embargo, su reacción no fue arrepentirse de sus pecados y confiar en Jesús como su Señor y Salvador. 

Los gadarenos eran personas que amaban su pecado y rechazaban a Dios. No querían que les quitaran los cerdos ni los demonios. Por tanto, le rogaron a Jesús que abandonara su territorio. Aparentemente, Jesús cumplió su deseo y nunca regresó a esa región.

EL ENDEMONIADO GADARENO ES ENVIADO A TESTIFICAR 


El endemoniado gadareno enviado a Decápolis


Había un asunto más que tratar antes de que Jesús regresara a la barca y partiera hacia la Galilea judía: ¿Cuál sería el destino del hombre que había sido limpiado de los demonios? El endemoniado gadaren, quien ahora era libre, deseaba fervientemente quedarse con Jesús, sabiendo que Jesús lo había salvado en una condición que de otro modo sería completamente desesperada e irremediable. Pero Jesús tenía otros planes. 


Jesús miró en el endemoniado gadareno un evangelista


El endemoniado gadareno era gentil, Jesús había sido enviado a la nación de Israel (cf. Mateo 10: 5-6; 15:24). Jesús tenía compasión de los gentiles, y vio en este hombre un evangelista natural para la gente que acababa de rechazarlo. Este hombre era uno de ellos; pudo encontrar una aceptación natural entre ellos. También tenía una personalidad y antecedentes que le hacían no tener miedo de hablar con valentía en público.

El endemoniado gadareno obedeció y testificó de Cristo 


Y así fue como Jesús dio la orden al endemoniado gadareno que había sido liberado de ir a evangelizar su territorio natal, que era la región gentil de Decápolis: “Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti”(Marcos 5:19). 

El hombre hizo lo que se le dijo: “Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban” (Marcos 5:20, note que dice lo que Jesús había hecho con él). Marcos nos dice que todos los que escucharon la predicación de este hombre “se maravillaron”; ya sea que creyeran en Jesús o no, al menos escucharon y entendieron el mensaje acerca de Él.

EL ENDEMONINADO GADARENO ES UN LECCIÓN DE EVANGELISMO 


El evangelismo practicado por el endemoniado gadareno


Las instrucciones de Jesús al endemoniado gadareno contienen una lección para nosotros sobre la evangelización. Este hombre era un recién convertido, salvado de un horrendo pasado. De hecho, los antecedentes del endemoniado gadareno son terribles: Era extremadamente lascivo, violento, obsesionado con la muerte, desafiante de toda autoridad y poseído por miles de demonios

(También puedes visitar la sección de Prédicas evangelísticas)

Del endemoniado gadareno, se podría decir que solo sabía lo que Jesús había hecho por él


El endemoniado gadareno, como gentil de una ciudad gentil, probablemente fue criado como pagano, con poco o ningún conocimiento de la Biblia o la teología. No había sido entrenado en métodos efectivos de evangelización. Solo sabía una cosa: sabía lo que Jesús hizo por él

Entonces Jesús le dijo: "Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti". Lo hizo, y se asombraron. ¡Este tipo era un caso desesperado! ¡Ahora está bien! ¿Qué sucedió? Él dijo: "Jesús me salvó". 

El endemoniado gadareno no necesitó ser experto en evangelismo o apologética para compartir el evangelio


Mira, no tienes que ser un experto en evangelismo o apologética para compartir el evangelio. Solo necesitas ser salvo. Si eres salvo, entonces puedes decirle a la gente lo que Jesús hizo por ti. Es así de simple.

El evangelismo no es tan complicado como lo hacemos parecer. Jesús no le dijo a este hombre: "Necesitas un poco de entrenamiento antes de que puedas comenzar a evangelizar". No dijo: "Necesitas algo de tiempo para asegurarte de no volver a tus viejos hábitos". Él dijo: "Ve y dile a la gente que sabes lo que el Señor ha hecho por ti". 

Esto es algo que cualquier cristiano genuino puede hacer. El evangelismo es más que solo hacerles a los extraños una inteligente pregunta inicial, citar versículos de la Biblia de memoria y presentar un plan de varios pasos. 

El endemoniado gadareno nos muestra la forma más sencilla de evangelizar


La forma más sencilla de evangelizar es simplemente decirle a la gente lo que Dios ha hecho por nosotros, y específicamente cómo transformó nuestra vida al salvarnos de nuestro pecado y de la opresión de Satanás. 

(También te puede interesar: Predicación de Felipe al Etíope Eunuco)

Si la gente quiere que Dios haga por ellos lo que ha hecho por nosotros, será fácil explicarles cómo pueden ser salvos; si no, todavía estamos evangelizando. Dejemos de asustar a las personas para que se alejen del evangelismo exigiéndoles que sigan un método profesional y utilicen las técnicas extrovertidas y de confrontación de un evangelista profesional. 

El gadareno endemoniado, un ejemplo de evangelismo


Decirle a las personas con las que interactuamos sobre las cosas que Jesús ha hecho por nosotros es algo que incluso un nuevo cristiano puede hacer, y simplemente hablar sobre Dios y la iglesia es otra cosa que cualquier cristiano puede hacer. El endemoniado gadareno es un gran ejemplo de evangelismo para la iglesia de hoy en día.