BENEFICIOS DE LA ORACIÓN QUE CAMBIAN VIDAS

Beneficios de la oración, hombre orando con las manos juntas

Beneficios de la oración según la Biblia, ¿Qué beneficios tiene la oración?


Si usted y yo realmente entendiéramos los beneficios de la oración, quizás estaríamos más dispuestos a susurrar fervientemente lo que está en nuestro corazón mientras vivimos el don de cada día en lugar de trabajar fervientemente para producir la obra de nuestras manos.


¿Es la obra de nuestras manos más importante que las oraciones de nuestro corazón? ¿Qué pasa si nuestra contribución más importante al reino de Dios y a este mundo son nuestras oraciones en lugar de nuestras contribuciones? ¿Qué pasa si llegamos al final de nuestros días y el trabajo de nuestra vida arde como paja?

Los beneficios de la oración vendrán a su tiempo 


“La obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego”(1 Corintios 3: 13-15). ¿Qué pasa si el trabajo de nuestra vida está en nuestras oraciones en lugar de nuestras manos?

Lo que sea que esté en su lista de tareas pendientes hoy, ya sea un fregadero lleno de platos, datos interminables para ingresar en una hoja de cálculo en Tu escritorio, un plan de lecciones de educación en el hogar para enseñar o un niño quisquilloso en sus brazos, Dios lo ve. 

(Podría interesarte: La oración eficaz)

Dios aprecia el trabajo de tus manos, pero quiere que sepas que tus oraciones son mucho más importantes. Quiere que vengas a Él. Él no solo es el Creador que quiere estar en comunión con Su creado, Él quiere que cosechemos los beneficios del tiempo dedicado a la oración. Aquí hay algunos.

Beneficios de la oración: Nos acerca a Dios


1 Tesalonicenses 5:17 nos exhorta a “Orar sin cesar”. Jesús dio este ejemplo. Aunque era el Hijo de Dios, se escabullía a menudo para orar. Se marcha temprano en el día antes de que nadie más se despierte para notarlo, y se comunica con su padre. 

De hecho, de acuerdo con la tradición judeo-cristiana primitiva, Jesús a menudo oraba en una pequeña gruta cerca del Monte de las Bienaventuranzas. Hacia el final de Su ministerio, Jesús ora: “Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese” (Juan 17: 4). ¿Cómo pudo saber Jesús lo que se suponía que debía lograr a menos que tuviera comunión con Dios?

(También puedes visitar la sección de Vida Cristiana)

Cuando oramos, profundizamos nuestra relación con Dios. Nos acerca a Él porque Él nos creó con la necesidad de conectarnos con Él. Cuando oramos, compartimos nuestro ser más íntimo con Él. A través de la oración, somos renovados y transformados porque la oración está impregnada de Su espíritu.

Beneficios de la oración: Te permite poner tu mente en las cosas de arriba


Colosenses 3: 2 dice: "Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra". La palabra griega que se usa para "establecer" o poner en este versículo, significa "buscar o estar atento". 


Poner tu mente en las cosas de arriba es: Buscar lo que Dios desea y mirar la vida desde la perspectiva de Dios. La mejor cura para la preocupación, las frustraciones, las tentaciones y el materialismo es buscar a Dios primero. A cambio de las cosas mundanas que nos acosan, Dios proporciona paz, gozo, contentamiento y resistencia.

Beneficios de la oración: Te convierte de un preocupado en un guerrero


Filipenses 4: 6-7 “Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús”.

¿Preocupado? ¿Quién no no está preocupado en estos días? En el momento en que nos despertamos, nos bombardean con listas de tareas pendientes, malas noticias, trabajo, facturas y horarios. Si no se controla, nuestra preocupación puede convertirse en ansiedad y aumentar nuestros niveles de estrés

La oración puede convertirnos de preocupados a guerreros de oración. Reflexionar sobre nuestros problemas a través de la oración ayuda a aliviar el estrés inicial de la situación. Se ha demostrado que dejar nuestros problemas en las manos de Dios mejora los niveles de estrés porque sabemos que los hombros de Dios son más grandes que los nuestros. 

¡La mejor parte es que la oración siempre está disponible! Nada puede evitar que corramos hacia Dios con nuestros problemas, excepto nuestras propias decisiones.

Beneficios de la oración: Inspira esperanza


"...Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán" (Isaías 40:31)

La definición bíblica de esperanza es expectativas aseguradas porque todo lo que se basa en menos que Dios siempre decepcionará. Sin embargo, Dios nos promete esperanza. Cuando acudimos a Dios en oración, Él nos recuerda sus promesas. Él nos recuerda que Él nunca cambia, Él es constante y Su voluntad será la misma hoy, mañana y para siempre. Cuando llevamos nuestros problemas, luchas y preocupaciones a Dios en oración, Él cambia nuestro enfoque de la montaña al hecho de que Él puede mover montañas.

La Biblia nos recuerda lo siguiente:

"Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo" (Romanos 15:13)

"Esto recapacitaré en mi corazón, por lo tanto esperaré" (Lamentaciones 3:21)

"Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria" (2 Corintios 4:17)

Beneficios de la oración: Nos hace más saludables


"Vuelve, y di a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración, y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová'" (2 Reyes 20: 5)

(También puede interesarte: Prédicas Escritas)

La oración hace que todo el cuerpo sea más saludable. Debido a que la oración tiene la capacidad de transformar y renovar nuestro espíritu, también cosecharemos los beneficios en nuestro cuerpo

Un estudio encontró que la oración mejora la salud neurológica y cardiovascular. Debido a que la oración nos pone en un estado de paz, luego cambia nuestras emociones y estados de ánimo, el cerebro promoverá cambios de salud en el cuerpo.

Beneficios de la oración: Recarga tu batería espiritual


"Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas" (Isaías 40:29)

Vivir la vida cristiana implica una "batería espiritual". Somos tres en uno: Mente, cuerpo y espíritu. Al igual que nuestros teléfonos móviles, nuestro espíritu necesita recargarse y lo hacemos a través de la oración. Cuando vamos a Dios, nuestra conexión divina, Él restaura nuestro espíritu. La oración es esencialmente nuestra estación de carga.

LOS BENEFICIOS DE LA ORACIÓN SON MUCHOS 


La oración no solo nos acerca a Dios, ofrece perdón y libertad, reduce la preocupación, infunde esperanza, crea cambios y recarga nuestras baterías espirituales, la oración también trae sabiduría y amor, nos lleva al corazón divino de Dios

Los beneficios de la oración son infinitos


La oración nos cambia de adentro hacia afuera. Los beneficios de la oración son infinitos, pero lo más importante es que llegamos a conocer el corazón de Dios. Lo más importante es que nuestras oraciones nos ayudan a cosechar los beneficios en el reino celestial ahora y cuando seamos introducidos en la eternidad. 

Cuando todo en esta vida se convierta en cenizas, nuestras oraciones continuarán. Nuestras oraciones son nuestro regreso a casa.