Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

SÍMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO


SÍMBOLOS BÍBLICOS PARA REPRESENTAR EL ESPÍRITU SANTO

Símbolos del Espíritu Santo

Símbolos del Espíritu Santo en la Biblia


La Biblia usa varios símbolos y emblemas para representar al Espíritu Santo. Cada uno de estos nos enseña acerca del Espíritu Santo.

Te puede interesar: ¿Qué es el Espíritu Santo?)

Romanos 1:20: "Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa"

El versículo anterior nos muestra que hay muchas cosas sobre la creación que nos enseñan ciertas cosas acerca de Dios.

También debemos darnos cuenta de que la creación ha sido afectada por el pecado del hombre que introdujo la muerte. Las cosas que introdujo el pecado del hombre no son de Dios, por lo que no le muestran, pero lo que Dios puso dentro de Su creación original puede enseñarnos acerca de Él.

Al igual que cuando un artista pinta un cuadro, hay cosas que puedes contar sobre el artista a partir de la pintura, como su estado de ánimo o sentimientos en ese momento, así es con Dios y Su creación.

Los atributos invisibles de Dios se ven en sus obras: La creación


Jesús usó a menudo principios naturales para enseñar cosas sobre Dios y las cosas del Espíritu. Habló de semillas, ovejas y pastores, entre otros.

(También puedes leer: Los 9 dones del Espíritu Santo)

De la misma manera, la Biblia usa emblemas y símbolos para enseñarnos sobre el Espíritu Santo. Cada uno de estos símbolos nos ayuda a comprender diferentes aspectos y atributos del Espíritu Santo.

Examinemos algunos de estos símbolos del Espíritu Santo y aprendamos lo que nos enseñan. Hay más de los que se enumeran a continuación, pero estos son algunos de los símbolos del Espíritu Santo más comunes:

SÍMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO EN LA BIBLIA


1. La paloma como símbolo del Espíritu Santo


Lucas 3:22 "y descendió el Espíritu Santo sobre él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado; en ti tengo complacencia"

(Podría interesarte: La promesa del Espíritu Santo)

Esto no dice que el Espíritu Santo es una paloma, simplemente dice "como" una paloma. La paloma se elige específicamente porque nos muestra algunas verdades sobre el Espíritu Santo. Pudo haber elegido un elefante, un león, un guepardo, entre otros animales, pero eligió una paloma. 

La gente ha usado esto para enseñar todo tipo de cosas sobre el Espíritu Santo; sin embargo, cualquier símbolo puede llevarse demasiado lejos. 

El Espíritu Santo descendió como paloma


Se nos dice que "descendió" como una paloma. Debemos equilibrar este símbolo del Espíritu Santo con los demás, ya que cada emblema nos enseña características específicas sobre Él.

¡La Paloma es un símbolo del Espíritu Santo! Es un símbolo internacional de paz. (Dios es Dios de paz). Según la ley, era un pájaro puro y limpio y representaba la pureza. La paloma es un símbolo de la naturaleza del Espíritu Santo.

2. EL FUEGO ES OTRO DE LOS SÍMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO


"y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen" (Hechos 2: 3-4)

(También puedes visitar la sección de Espíritu Santo y el Hablar en Lenguas)

A diferencia de una paloma, el Espíritu Santo también es fuego. El fuego es uno de los símbolos del Espíritu Santo.

Dios no usa SOLAMENTE una paloma como símbolo del Espíritu Santo porque hay muchas cosas que el Espíritu es que no se ven en una paloma. Por esta razón, Dios ha usado más símbolos del Espíritu Santo. Es cuando juntamos todos los símbolos, que obtenemos una imagen más completa del Espíritu de Dios.

Algunas personas pueden asociar una paloma con la debilidad, pero el Espíritu Santo no es débil, por lo que también se nos dan símbolos del Espíritu Santo que muestran fuerza y ​​poder.

Símbolos del Espíritu Santo: El fuego del Espíritu Santo


Cuando el Espíritu Santo llegó en Pentecostés, ¡vino con un PODEROSO viento y fuego!. Cuando el fuego se posa sobre ti, ¡lo sabes!

El fuego espiritual no es fuego natural. Las cosas de lo natural siguen el modelo de las realidades de lo espiritual, pero las cosas del espíritu son mucho más.

Cuando Moisés vio una zarza ardiendo, notó que el fuego no consumía la zarza; no era natural, era sobrenatural.

El fuego en respuesta a la oración de Elías consumió el altar. Entonces, el fuego sobrenatural tiene cualidades que van más allá del fuego natural, pero en el fondo, el fuego es fuego, es poderoso.

Símbolos del Espíritu Santo: El fuego de dios


¡Nuestro Dios responde con fuego! No es débil; el Señor es tan asombroso porque no abusa de Su poder, pero ciertamente lo tiene.

(Puede interesarte: El Don de lenguas)

Necesitamos saber algo sobre la grandeza de nuestro Dios. El fuego da luz, calienta, quema la paja y purifica. Tenemos cosas que necesitan ser 'quemadas' en nuestras vidas: Purificadas. El fuego quema las impurezas y produce pureza.

El fuego refina los metales y prueba la fe (Malaquías 3: 2,3. 1 Pedro 1: 7). Nuestro Dios es un fuego consumidor y su Espíritu es un espíritu de fuego.

En el Antiguo Testamento, el fuego era el símbolo de la presencia de Dios y un instrumento de su poder. Vemos una zarza ardiente, columna de fuego, sacrificios consumidos por el fuego. En el día de Pentecostés, el fuego era un símbolo de la operación invisible del Espíritu Santo en los corazones.

3. EL VIENTO, UNO DE LOS SÍMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO


"Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados" (Hechos 2:2)

Símbolos del Espíritu Santo: El viento


El Espíritu Santo anunció su llegada con un viento recio que soplaba y con fuego. Este no era un viento natural: Soplaba DENTRO, llenaba la casa. Esto no se hizo solo con fines de entretenimiento; fue una demostración del poder del Espíritu Santo.


"El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu" (Juan 3:8)

El viento es una fuerza que el hombre no puede controlar. La gente ha tratado de controlar el mover del Espíritu Santo, pero no puede. El viento puede ser una brisa suave o una fuerza abrumadora. Es una fuerza invisible que tiene un efecto sobre el reino visible.

El aire es vital para la vida y el viento es aire en movimiento. El Espíritu da vida. Los planeadores y los marineros deben aprender a atrapar el viento y montar las corrientes. Lo mismo ocurre con el Espíritu Santo, debemos aprender a movernos en el Espíritu y dejarnos guiar por el Espíritu Santo.

Se necesita sentir y saber cuándo el viento está cambiando de dirección y ajustar las velas. Aprendamos a saber cuando el viento del Espíritu Santo está cambiando de dirección para que nos dejemos llevar por él, ser guiados por el Espíritu de Dios. Conectado con este símbolo del Espíritu Santo está la comprensión de cómo fluir con el Espíritu Santo.

4. EL VINO , OTRO DE LOS SÍMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO


"Nadie pone remiendo de paño nuevo en vestido viejo; porque tal remiendo tira del vestido, y se hace peor la rotura.. Ni echan vino nuevo en odres viejos; de otra manera los odres se rompen, y el vino se derrama, y los odres se pierden; pero echan el vino nuevo en odres nuevos, y lo uno y lo otro se conservan juntamente" (Mateo 9:16-17)

(También puedes leer: El bautismo del Espíritu Santo)

Símbolos del Espíritu Santo: El vino


El vino es un tipo del Espíritu Santo. En Hechos 2, cuando se derramó el Espíritu Santo, la gente decía que los apóstoles y otros discípulos estaban "ebrios". Pedro se puso de pie y dijo: "éstos no están ebrios, como vosotros suponéis...Mas esto es lo dicho por el profeta Joel" (Hechos 2:15-17)

"No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu" (Efesios 5:18)

En cierto sentido, este versículo dice: 'No te emborraches con vino natural, sino llénate de vino espiritual: el Espíritu Santo'.

5. EL AGUA ES OTRO SÍMBOLO DEL ESPÍRITU SANTO


Símbolos del Espíritu Santo: Agua


El agua es uno de los símbolos más comunes del Espíritu Santo. El Espíritu Santo cae sobre las personas COMO la lluvia, burbujea por dentro y fluye como un río. 

El agua viene en muchas formas diferentes: niebla, nubes, rocío, un pozo, ducha, lluvia, lagos, ríos, el océano, inundaciones. El agua se usa para limpiar, por eso el Espíritu Santo limpia. Como el agua en la naturaleza refresca, apaga la sed y da vida, así el Espíritu Santo refresca, apaga la sed espiritual y da vida.

El agua es esencial para toda la vida física y la influencia de Dios en nuestras vidas es absolutamente esencial para la vida.

"Porque yo derramaré aguas sobre el sequedal, y ríos sobre la tierra árida; mi Espíritu derramaré sobre tu generación, y mi bendición sobre tus renuevos" (Isaías 44:3)

La Biblia habla del Espíritu Santo como lluvia.


Cae como lluvia. La lluvia es necesaria para la cosecha. (Oseas 6: 3; Zacarías 10: 1; Santiago 5: 7). El Libro de Joel habla de la tierra seca, estéril y sin vida. Luego habla de Dios enviando la lluvia temprana y tardía (Joel 2:23) transformando la tierra y produciendo una cosecha abundante. Esta lluvia es uno de los símbolos del Espíritu Santo y el efecto que tiene sobre las áreas secas y estériles.

Un área donde no hay avivamiento y ningún movimiento de Dios puede ser transformado por un derramamiento de lluvia del Espíritu Santo.

El mover del Espíritu Santo está relacionado con traer la cosecha de almas. El día de Pentecostés cuando se derramó el Espíritu Santo, 3000 personas nacieron de nuevo.

Un río puede ser una fuerza poderosa.


"mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será en él una fuente de agua que salte para vida eterna" (Juan 4:14)

"El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva" (Juan 7:38) Este versículo establece claramente que estos ríos son el Espíritu, es decir, los rías de agua viva son símbolos del Espíritu Santo.

Jesús habló de dos aplicaciones diferentes del agua en nuestras vidas: La fuente (pozo) y el río (agua corriente: inundación, arroyo, río).

6. LA NUBE (LA GLORIA), OTRO DE LOS SÍMBOLOS DEL ESPÍRITU SANTO


"Cuando sonaban, pues, las trompetas, y cantaban todos a una, para alabar y dar gracias a Jehová, y a medida que alzaban la voz con trompetas y címbalos y otros instrumentos de música, y alababan a Jehová, diciendo: Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre; entonces la casa se llenó de una nube, la casa de Jehová" (2 Crónicas 5:13)

Numerosas veces en el Antiguo Testamento vemos una nube llenando el Templo. ¡Esta no era una nube natural y estaba adentro! En Ezequiel vemos esta nube conectada a la Gloria del Señor. Esta nube es uno de los símbolos del Espíritu Santo, un símbolo del poder y la presencia de Dios.

"Y los querubines estaban a la mano derecha de la casa cuando este varón entró; y la nube llenaba el atrio de adentro. Entonces la gloria de Jehová se elevó de encima del querubín al umbral de la puerta; y la casa fue llena de la nube, y el atrio se llenó del resplandor de la gloria de Jehová. Y el estruendo de las alas de los querubines se oía hasta el atrio de afuera, como la voz del Dios Omnipotente cuando habla" (Ezequiel 10:3-5)

(Te puede interesar también la sección de Prédicas Cristianas)

Note la conexión entre la gloria del Señor y la nube. La nube de gloria muestra la presencia manifiesta del Espíritu Santo y, a menudo, estaba relacionada con el templo, los sacrificios y la adoración. Pasar tiempo en la gloria de Su presencia puede tener un efecto asombroso en una persona, transformándola y liberándola en áreas en las que ha luchado.

Tómese el tiempo para estudiar y orar más acerca de estos símbolos del Espíritu Santo. Dios puede mostrarte más a través de estos símbolos del Espíritu Santo mencionados en este artículo, a medida que lo conviertas en tu deseo de experimentar al Espíritu Santo.