Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

EL ÉXITO NO SE MIDE CON COSAS TERRENALES, DEVOCIONAL


Por: María Jocabed Gutiérrez García

EL ÉXITO NO SE MIDE CON COSAS TERRENALES, SINO CON LAS ESPIRITUALES

Biblia agitada por el viento, páginas levantadas por el viento

Hace mucho que no escribo reflexiones, pero aquí vamos... En estos últimos días nuevamente he analizado mi vida y mi posición como persona... Cualquiera diría que soy exitosa, hasta yo lo pienso con toda humildad, pero saben, el éxito no se mide con cosas terrenales sino con las espirituales... 

Nos hemos preguntado ¿Qué clase de persona soy?


Muchas veces me he detenido a ver qué clase de personas soy, ¿Soy especial? ¿Soy suficiente? ¿Marco la diferencia? ¿Impacto a otros positivamente con mi ejemplo o solo soy una más del montón? ¿Soy una líder o solo soy una figura pública? 

(También te puede interesar: Temas para jóvenes Cristianos)

Mis amados, Jesús era el hombre más influyente de su época y el nunca se olvidó de los que estaban a su lado, jamás necesitó aparentar para que los demás vieran que el era Dios, no descuidó su consagración aún en medio de todo su trabajo como el mayor pastor de las ovejas, al ver la necesidad tuvo fe y, aunque en ocasiones de riesgo estuvo solo, el nunca dudó en amar a sus seguidores y amigos.

PARA HACER GRANDES COSAS TENEMOS QUE CREERLE A DIOS


El mayor ejemplo de Dios me ha enseñado que para ser la más grande, tengo que servir, que para ser amada tengo que amar, que para ser admirada tengo que tener un buen testimonio, pero para hacer grandes cosas, tengo que creerle a Dios. 

Somos vulnerables ante la presión social, pero las lecciones de la vida nos moldean


Me la he pasado muy mal tratando de cumplir y llenar las expectativas de las personas que me rodean, tratando de ser la persona perfecta y sociable de siempre, pero a veces me siento triste, me desanimo y me siento sola, porque hay momentos en los que en realidad pasan cosas que nos hacen darnos cuenta de lo vulnerables que somos ante la presión social... 

(También puedes leer: Dejando las heridas del pasado)

Este tipo de cosas las aprendo luego de vivir lecciones de vida que me golpean pero me moldean, que me botan, pero me hacen más fuerte; y que me hacen volver a la cruz y darme cuenta de mi necesidad de Dios. 

Yo espero que Dios me moldee y me haga cada vez más como él porque lo necesito como el Señor y dueño de cada parte de mi vida. 

LO MÁS IMPORTANTE ES LO QUE DIOS PIENSA DE TI


Tu éxito depende de Dios


Yo no sé si a ti te pasa lo mismo, si te llenas de ansiedad por el que dirán y por tratar de ser una gran persona, pero quiero decirte que es más importante lo que Dios piensa de ti, si le agradas a él, todo va a estar bien; si te sientes mal, él estará allí; si a veces sientes que no puedes con todo, él es quien va a ayudarte con tu carga, y si no sabes que hacer, él es quien te iluminará con su palabra. Tu éxito depende de Dios. 

(Puedes visitar la sección de Devocional Cristiano)

Echa toda tu ansiedad sobre el, porque el tiene cuidado de ti (1 Pedro 5:7), encomienda a Jehová tu camino, confía en él y el hará (Salmo 37:5), se valiente, no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo dónde quiera que vayas (Josué 1:9), haz todo con amor, como para el Señor y no para los hombres (Colosenses 3:23), busca primero su reino y alza tus ojos porque el socorro viene de El. 

Si estás pasando un momento difícil, no dudes en confiar en Jesús y, si de algo te sirve, no estás sol@, hay personas que estamos dispuestas a ayudarte.

(Quizás te interese leer: El poder de la oración, estudio bíblico)

"Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados" (Proverbios 16:3)

"Guardaréis, pues, las palabras de este pacto, y las pondréis por obra, para que prosperéis en todo lo que hiciereis" (Deuteronomio 29:29)

"Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas..." (Deuteronomio 8:18)

Que Dios te bendiga, un abrazo, Paz de Cristo