MUCHAS SON LAS AFLICCIONES DEL JUSTO, LO QUE DICE LA BIBLIA, REFLEXIÓN

Las aflicciones de lo justos

Muchas son las aflicciones del justo, versículo:


El versículo que habla sobre las aflicciones del justo se encuentra en Salmo 34:19 y dice así: "Muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová" 


Muchas son las aflicciones del justo, pero ¿Cuáles son estas aflicciones?


Las aflicciones que se mencionan en los siguientes versículos pueden incluir pruebas, privaciones, persecuciones, angustias, cargas, problemas, tribulaciones y tentaciones, tal como dice el texto que "muchas son las aflicciones del justo".

Muchas son las aflicciones del justo, Salmo 34:19


La aflicción no se puede interpretar como sufrimientos personales antes de encontrar a Cristo como Salvador. Hoy en día, muchos testifican de las dificultades mentales y físicas encontradas en familias disfuncionales con miembros vinculados a adicciones como el alcohol, las drogas, entre otras. 

(También puedes leer: Viviendo en tiempo difíciles)

Muchas personas atrapadas en tales situaciones, aunque difíciles de vencer mediante curas naturales, pueden ser liberadas totalmente en Cristo. Una vez que se toma una decisión por Cristo, tales situaciones de naturaleza personal pueden eliminarse con la ayuda de ministros que incluso pueden recomendar períodos de ayuno. (Isa 58: 5-11) .

MUCHAS SON LAS AFLICCIONES DEL JUSTO, PERO EL CREYENTE SUPERA EL DOLOR DEL PASADO


El creyente debe permitir que la vida y la luz de Cristo superen el dolor del pasado. La apropiación de su vida permite a los creyentes experimentar lo que significa “tomar su cruz para seguirlo”. La pesadez de cualquier carga pasada y presente se deja a propósito. Sólo entonces comprendemos verdaderamente el significado de "mi yugo es fácil y mi carga es liviana". (Mateo 11: 28-30)

Isa 53: 5 Mas él fue herido por nuestras rebeliones, molido por nuestras iniquidades: el castigo de nuestra paz fue sobre él; y por sus llagas fuimos curados. Aquí notamos que todo tipo de enfermedades con cargas asociadas fueron tratadas en la cruz del Calvario.


Muchas son las aflicciones del justo, pero Jesús nos hará descansar


Mat 11:28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Toma mi yugo sobre ti y aprende de mí; porque soy manso y humilde de corazón, y hallaréis descanso para vuestras almas. 30 Porque mi yugo es fácil y ligera mi carga.

SAL 34:19 Muchas son las aflicciones del justo, Mas de todas ellas lo librará Jehová. 20 Él guarda todos sus huesos; ninguno de ellos es quebrantado.

Tengamos presente estos dos textos mencionados anteriormente, pues solo Jesucristo nos puede dar el descanso a pesar de que muchas son las aflicciones del justo; sin embargo, también se nos dice que de todas ellas nos librará Jehová.

MUCHAS SON LAS AFLICCIONES DEL JUSTO PERO SON  SOPORTADAS EN ORACIÓN


Muchas son las aflicciones del justo, pero debemos mantenernos en oración


Santiago 5:13 ¿Está afligido alguno de vosotros? Haga oración. ¿Hay alguien alegre? que cante salmos. 14 ¿Hay alguno enfermo entre ustedes? Que llame a los ancianos de la iglesia; y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor:

Santiago dice que la respuesta a las aflicciones era la oración. (Santiago 5:13.) El consejo de Pablo a Timoteo fue simplemente este: "soporta las aflicciones". Así que, muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová; sin embargo, es necesario una vida de oración.

(Puede buscar más temas en la sección de Prédicas Escritas)

2 Timoteo 4: 5-6 "Mas tú, vela en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, haz plena prueba de tu ministerio. Porque ahora estoy listo para ser ofrecido, y el tiempo de mi partida está cerca", por lo tanto, debemos aprender a soportar las aflicciones y tener en mente que muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas nos librará nuestro Dios.

Pablo experimentó que realmente muchas son las aflicciones del justo


Muchas son las aflicciones del justo, pero las aflicciones no deben interpretarse como enfermedades, como tampoco debemos someternos humildemente a las enfermedades. También es importante tener en cuenta que el castigo de Dios es un asunto diferente. 

Hebreos 12:6 "Porque el Señor al que ama, disciplina, y azota a todo el que recibe por hijo. 7 Si soportáis la disciplina, Dios os trata como a hijos; porque ¿Qué hijo es aquel a quien el padre no disciplina? 8 Pero si estáis sin castigo, del cual todos participan, entonces sois bastardos y no hijos"

Pablo dice: “aprobándonos como ministros”, pero hay que notar que conlleva un desafío.

(Te puede interesar: El propósito del Sufrimiento)

2 Corintios 6: 4-10 "Pero en todo aprobándonos como ministros de Dios, en mucha paciencia, en aflicciones, en necesidades, en angustias, en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en vigilias, en ayunos; Con pureza, con ciencia, con paciencia, con benignidad, con el Espíritu Santo, con amor no fingido, con honra y deshonra, con mala fama y buena fama, como engañadores, pero veraces; Como desconocido, pero bien conocido; como muriendo, y he aquí, vivimos; como castigado y no muerto; como tristes, pero siempre gozosos; como pobres, pero enriqueciendo a muchos; como si nada, y sin embargo poseyendo todas las cosas.

Pablo tuvo sufrimiento, porque muchas son las aflicciones del justo, pero de todas nos librará Jehová


Pablo caminó en sufrimiento; pues muchas son las aflicciones del justo, se convirtió en parte de su caminar con Dios. “Porque le mostraré cuán grandes cosas ha de padecer por mi nombre” (Hechos 9:16)

Lea Isa 53: 4 en donde se no dice que Cristo fue herido por Dios y afligido por nosotros, porque muchas son las aflicciones del justo, y Jesucristo experimentó también aflicción. 

Isa 53: 4 “Ciertamente él llevó nuestros dolores, y cargó con nuestros dolores; sin embargo, lo tuvimos por azotado, herido de Dios y afligido"

1 Pedro 5:10 "Pero el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Cristo Jesús, después de haber padecido algún tiempo, os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca". Muchas son las aflicciones del justo, pero después de haber padecido, nuestro Dios nos perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá. 

Muchas son las aflicciones del justo, pero gocémonos cuando es por causa de su nombre


Hechos 5:41 "Y partieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de sufrir vergüenza por su nombre".

1 Pedro 1: 6-7 "En lo cual os alegraréis mucho, aunque ahora por un tiempo, si es necesario, estáis en angustia de muchas tentaciones: para que la prueba de vuestra fe, siendo mucho más preciosa que el oro perecedero, aunque sea probado con fuego, podría ser hallado para alabanza, honra y gloria en la aparición de Jesucristo".

1 Pedro 3:13 ¿Y quién es el que os hará daño, si seguís lo bueno? 14 Pero si padecéis por causa de la justicia, felices seréis; y no temáis su terror, ni os turbéis. Pedro nos dice que muchas son las aflicciones del justo, pero si este padecimiento o aflicción es por causa de la justicia, no debemos temer ni turbarnos.

Al igual que Cristo padeció, también muchas son las aflicciones del justo


1 Pedro 4: 1 Por tanto, como Cristo padeció por nosotros en la carne, armaos también de la misma mente; porque el que padeció en la carne, terminó con el pecado.

Pruebas de fuego según 1 Pedro 4:12:

"Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado" 

Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello. Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿Cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 

Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador? De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

Pero recuerde siempre tener presente que las escrituras dicen también que muchas son las aflicciones del justo pero que de todas ellas le librará jehová.

MUCHAS SON LAS AFLICCIONES DEL JUSTO PERO JESUCRISTO TAMBIEN TUVO SUFRIMIENTO 


Mateo 8:17 "Para que se cumpliera lo que dijo el profeta Isaías, cuando dijo: Él mismo tomó nuestras flaquezas y llevó nuestras dolencias".

Jesucristo sufrió, de igual forma muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas nos librará Jehová


Isaías 53: 2-8 "Porque crecerá delante de él como planta tierna, y como raíz en tierra seca; no tiene forma ni hermosura; y cuando lo veamos, no hay belleza para que lo deseemos. Él es despreciado y rechazado por los hombres; varón de dolores, experimentado en quebranto; y como si le escondimos nuestro rostro; fue despreciado y no lo estimamos.

Ciertamente él llevó nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. 

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros. Angustiado él, y afligido, no abrió su boca; como cordero fue llevado al matadero; y como oveja delante de sus trasquiladores, enmudeció, y no abrió su boca. 

Por cárcel y por juicio fue quitado; y su generación, ¿Quién la contará? Porque fue cortado de la tierra de los vivientes, y por la rebelión de mi pueblo fue herido"

1 Pedro 2:24 "El cual llevó él mismo nuestros pecados en su cuerpo sobre el madero, para que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia; por cuya llaga fuisteis sanados"

Cristo nunca estuvo enfermo y, sin embargo, estuvo expuesto a nuestras enfermedades y achaques. (Isaías 53: 3-5)

MUCHAS SON LAS AFLICCIONES DEL JUSTO, PERO DEBEMOS TENER FE EN SU PALABRA


La Palabra de Dios ayuda a todos los creyentes a perseverar: Debemos tener fe en su palabra.

Isaías 12:25 Porque yo soy el SEÑOR; hablaré, y se cumplirá la palabra que hablaré; no se prolongará más; porque en tus días, oh casa rebelde, diré la palabra, y la cumpliré, dice el Señor DIOS.


28 Por tanto, diles: Así ha dicho el Señor DIOS; Ninguna de mis palabras se prolongará más, sino que se cumplirá la palabra que he hablado, dice el Señor DIOS.

2 Corintios 1:20 "Porque todas las promesas de Dios en él son sí, y en él amén, por medio de nosotros para gloria de Dios"

A pesar de que muchas son las aflicciones del justo, mantengamos nuestra confianza en Dios


1 Reyes 8:56 Bendito sea el SEÑOR, que dio reposo a su pueblo Israel, conforme a todo lo que había prometido; no faltó ni una palabra de toda su buena promesa, que prometió por mano de Moisés su siervo.

El apóstol Pablo deja en claro que como líder no podía dominar la vida de un creyente. Él era solo un ayudante. Mantener la fe en Cristo es, en última instancia, una elección personal. (2Cor 1:24)

2 Corintios 1:24 "No porque nos enseñoreemos de vuestra fe, colaboramos para vuestro gozo; porque por la fe estáis firmes". En fin, recordemos siempre que muchas son las aflicciones del justo, pero de todas ellas le librará Jehová.