EL PADRE NUESTRO, PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS, VERSÍCULOS DE LA BIBLIA Y SIGNIFICADO

Padre nuestro, hombre orando

¿Qué es el Padre nuestro?, la oración del padre nuestro en la Biblia, estudio del Padre Nuestro, Reflexión


El Padre nuestro es un modelo de oración, pero ¿Qué nos enseña el Padrenuestro? ¿Qué significa la oración del señor?. El Padrenuestro es conocido por casi todo el mundo. Es la oración cristiana más famosa. Todos lo han escuchado y muchos lo tienen memorizado. Está en todas partes, pero tal vez no conocemos tan bien el Padrenuestro.


Verá, a menudo, cuando algo se vuelve familiar, se pasa por alto. Lo sabemos, así que ya no pensamos mucho en ello y, a menudo, perdemos su importancia.

El modelo de oración del padre nuestro


Por lo tanto, quiero dedicar unos minutos a repasar un pasaje que probablemente conocen demasiado bien. Mi esperanza es que con una mirada más cercana veamos la importancia del modelo de oración del padre nuestro y lo que Jesús está tratando de enseñarnos.

LA ORACIÓN DEL PADRE NUESTRO ES UN MODELO PARA  ORAR


Probablemente conozcas las palabras de la oración del Padre nuestro; sin embargo, el significado del Padrenuestro no se encuentra en las palabras, sino en los temas.

(También podrías leer: La importancia de saber esperar en Dios)

Lo que quiero decir es que Jesús no nos está enseñando las palabras exactas que debemos orar, nos está enseñando los temas que debemos incorporar en nuestras oraciones. Jesús está enseñando a sus seguidores cómo orar. No las palabras que decir, sino una estructura a seguir, la oración del Padre nuestro es un modelo de oración.

Con la oración del Padre nuestro, Jesús estaba enseñando a sus discípulos sobre cómo orar


Sabemos que en Mateo 6:9-13 y en Lucas 11:2-4 leemos de Jesús enseñando a sus discípulos cómo deben orar. Esta escritura popular se conoce como El Padrenuestro, y algunos lo conocen como Padrenuestro

(Podría interesarte: Vida Cristiana)

A continuación, puede leer y memorizar el Padrenuestro, ya que fue el ejemplo que usó Jesús cuando se le preguntó cómo debemos orar. Como decíamos anteriormente, esta oración fue dada como modelo de oración, así que puedes aprender mucho de ella para ponerlo en práctica en tus momentos íntimos de oración.

La oración del Padre nuestro en la Biblia: Padre nuestro que estás en los cielos


Mateo 6:9-13 - "Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén”.

(También puedes visitar la sección de Enseñanzas Bíblicas)

Lucas 11:2-4 - "Y les dijo: Cuando oréis, decid: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. Venga tu reino. Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal."

Jesús nos da el otro ejemplo de oración en Juan 17 donde tenemos Su oración más larga registrada. Lo interesante de esta oración es que Jesús ora sobre los mismos temas que ora en el Padrenuestro, e incluso mantiene un patrón similar. En esencia, Él está practicando lo que predica.

El Padrenuestro enseña sobre qué orar. Profundicemos un poco más en los temas y patrones que Jesucristo nos está dando.

PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS 


La apertura de la oración del Padre nuestro


Padre nuestro que estás en los cielos es la apertura de la oración que hace Jesús. Esto nos enseña que podemos dirigirnos a Dios como nuestro Padre

Padre es un término personal e hizo a Dios accesible de una manera que nunca antes lo había sido. Hoy a menudo damos por sentada la paternidad de Dios. Dios, el creador del universo, es accesible a nosotros. Y no sólo accesible, sino que es nuestro Padre.

(Puede que te interese leer: Restaurando los muros caídos)

Jesús está enseñando, con el Padre nuestro, tanto a sus discípulos como a nosotros, que Dios no es un Dios distante que no se preocupa por nosotros. Él está presente y se preocupa por sus hijos. Él es nuestro Padre celestial.

Santificado sea tu nombre


Como Dios es nuestro Padre celestial, podemos acercarnos a Él en cualquier momento que lo necesitemos. Pero debemos hacerlo con un sentido de reverencia reconociendo que Él es santo. El nombre de Dios no es algo que debamos desechar sin cuidado. El nombre de Dios es santo.

Ahora bien, no estoy diciendo que necesitemos usar palabras elegantes o convertirnos en algo que no somos. Podemos venir tal como somos, pero debemos acercarnos a Su presencia con reverencia.

ORACIÓN DEL PADRE NUESTRO: VENGA TU REINO 


En la oración del Padre nuestro pedimos que venga el reino de Dios


Juan el bautista predicaba diciendo que "el reino de Dios se ha acercado", esto lo hacía en referencia al milenio en el cual vendría a reinar el Mesías, es decir, que Juan se está refiriendo al reinado del Mesías.

Recordemos que también los discípulos en cierta ocasión le preguntaron a Jesús "...¿Restaurarás el reino a Israel en este tiempo?", a lo que Jesús contestó "No os toca a vosotros saber los tiempos o las sazones, que el Padre puso en su sola potestad".

(Podría interesarte: Devocionales Cristianos)

Si bien es cierto que Jesús le dijo a Pilato "mi reino no es de este mundo", el Antiguo Testamento también nos menciona sobre un reino gobernado por el Mesías; sin embargo, Jesucristo dijo "Mas si por el dedo de Dios echo yo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros."

El reino de Dios se hace visible en la tierra por medio de su poder. Jesucristo hoy en día hace visible el reino de Dios a través de su iglesia, sin embargo, sabemos que Cristo viene por segunda vez, y que también vendrá como Rey y no como cordero sino como Rey para reinar. 

La oración del Padre nuestro nos está recordando que nuestra esperanza está en el reino de Dios


Nuestro tiempo aquí terminará, este mundo no durará para siempre. Y eso está bien. Como seguidores de Jesús, nuestra esperanza no está en el mundo actual. Más bien nuestra esperanza está en lo que todavía no podemos ver. Cuando Jesús ora, venga tu reino, nos está recordando que nuestra esperanza está en el reino de Dios.

Este es un recordatorio del lugar temporal en el que sabemos vivir y la misión en la que estamos mientras estamos aquí. También debemos consolarnos sabiendo que al final de los tiempos nuestras luchas, pruebas y dificultades ya no existirán. El Reino de Dios se acerca y debemos orar para que llegue pronto.

¿Qué nos enseña la oración del Padre nuestro? Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra


A menudo nos gusta pensar que la vida se trata de nosotros. Pero este es un recordatorio de que estoy a cargo de construir el reino de Dios, no mi reino. Para todos los que siguen a Jesús, nuestras vidas deben ser sobre cumplir la voluntad de Dios y no la nuestra.

Es tan fácil abandonar la voluntad de Dios y empezar a hacer la nuestra; sin embargo, hay que pedir a Dios que se haga su voluntad, no importa si la voluntad de Dios es distinta a la nuestra, lo importante es que se haga todo conforme a lo que Dios desea. Dios nunca hará algo para nuestro mal, al contrario, a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien

El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy. Y perdónanos nuestras deudas. Nuestras necesidades son satisfechas


La mitad de esta oración está llena de peticiones para nuestras necesidades. Nuestro pan de cada día representa nuestras necesidades físicas, lo que necesitamos para vivir en esta vida. Y el perdón de nuestros pecados es lo que necesitamos para que podamos vivir eternamente con Dios.

En otras palabras, Dios está interesado en proveer para nosotros tanto aquí como ahora y por toda la eternidad. Como todo buen padre, Dios quiere proveer para sus hijos. Él es el pan de vida.

Como también nosotros perdonamos a nuestros deudores. El perdón lleva al perdón


Lo interesante es que Jesús asume que cuando hayas sido perdonado, perdonarás a los demás sus ofensas. Esa es la marca del verdadero perdón.

Es fácil arrojar piedras a otros pecadores, pero cuando lo hacemos, tienden a rebotar y golpearnos. Cuando reconozcamos la magnitud de nuestro propio pecado, dejaremos nuestras rocas y perdonaremos a aquellos que nos han hecho mal. ¿Por qué? Porque la gracia de Dios es suficiente.

Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal, Dios es nuestra fuerza


Hay todo un mundo espiritual por ahí del que tú y yo no estamos al tanto. Y la realidad es que necesitamos la fuerza de Dios para salir adelante. Eso significa que debemos estar en sintonía con el Espíritu de Dios para que nos guíe y nos dirija. 

Deberíamos estar orando regularmente por la fuerza de Dios para vencer lo que sea que estemos enfrentando. No podemos hacerlo por nuestra cuenta. Necesitamos la fuerza de Dios.

PONER EN PRÁCTICA LO QUE NOS ENSEÑA LA ORACIÓN DEL PADRE NUESTRO


Oración del Padre nuestro, reflexión


El Padrenuestro es un patrón que Jesús enseñó a sus seguidores para orar en la vida cotidiana. El significado de esta breve oración está en lo que las palabras nos señalan y nos recuerdan. Cuando oramos debemos incorporar estos temas en nuestras propias oraciones.

Ahora bien, no es que tengamos que orar cada tema específico en orden cada vez que oramos. Más bien, cuando miramos nuestra oración, deberíamos ver un equilibrio de todas estas cosas.

Probablemente notes un poco de desequilibrio en tu vida de oración. A través de este modelo, Jesús nos enseña una vida de oración equilibrada

El Padrenuestro es un recordatorio de quién es Dios y cómo debemos relacionarnos con Él. Entonces, la próxima vez que ore, recuerde el Padrenuestro como un modelo de oración que Jesús nos dio.