¿QUIÉNES ERAN LOS NICOLAÍTAS Y CUÁL ERA SU DOCTRINA?

Los Nicolaítas

¿Por qué Dios odió tanto las prácticas de los Nicolaítas? ¿Quiénes eran los Nicolaítas de Apocalipsis?


Enterrado en una carta a la Iglesia de Éfeso (Apocalipsis 2), Juan tiene una serie de comentarios contra esta iglesia ubicada en una ciudad que tenía un famoso templo dedicado a Diana (la versión romana de la diosa Artemisa). 


Éfeso, en comparación con otras iglesias que recibieron cartas en Apocalipsis, tuvo bastantes buenas notas de Dios. Además de estancarse un poco en su fervor por Dios, habían resistido las prácticas inicuas, soportado la persecución y eliminado a los falsos apóstoles para que no destruyeran su iglesia.

La carta también hace un comentario positivo más. Odian las prácticas de un grupo llamado Nicolaítas, que Dios también parece odiar: "Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco" (Apocalipsis 2:6)

Pero, ¿Quiénes eran los Nicolaítas y cuál era su doctrina?


Aunque no está fuera de lo común que Dios odie las prácticas de los grupos paganos, como el sacrificio de niños de los cananeos (Levítico 20:2-5), este grupo mencionado, los nicolaítas, parece destacarse de otras sectas que han surgido en las Escrituras y en todas partes de la historia de la iglesia. 

Los nicolaítas han suscitado una gran cantidad de debates académicos, porque mucho de lo que se sabe sobre el grupo aún se encuentra en la oscuridad.


¿Por qué Dios odió tanto las prácticas de los nicolaítas? ¿Y cómo se abrieron paso los Nicolaítas en el Apocalipsis, en la historia, y posiblemente encontraron su camino en nuestra sociedad actual?

NICOLÁS: POSIBLE FUNDADOR DE LOS NICOLAÍTAS EN LA BIBLIA


¿Quién era Nicolás y cual era el significado de nicolaítas? ¿Quiénes eran los Nicolaítas y cuál era su doctrina?


Los nicolaítas parecen provenir de un grupo de secta en ese momento que seguía a un hombre llamado Nicolás. Su nombre puede derivar de una raíz griega que significa "conquistador" o "destructor".

Algunos piensan que Nicolás es el mismo hombre que parece convertirse al cristianismo en Hechos 6:5, pero perdió el camino hacia una enseñanza conocida como gnosticismo, una enseñanza herética que arrasó con muchos miembros de la iglesia en el siglo II. Pero nada, aparte de las raíces de su nombre, parece vincularlo con la secta que parecía plagar la iglesia de Éfeso.

(Puede que te interese: El error de Balaam)

Sin embargo, si el Nicolás de Antioquía mencionado en Hechos inició la secta de los Nicolaítas, parece haberse apartado de su fe. El Apocalipsis fue escrito mucho después de Hechos, y quizás durante ese tiempo Nicolás se enamoró de las enseñanzas idólatras y las eligió sobre las del cristianismo. Eso parece alinearse con el hecho de que los nicolaítas cedieron bajo las presiones del gobierno romano, perdieron su fe y parecían querer arrastrar a otros cristianos con ellos.

DOCTRINA Y PRÁCTICAS DE LOS NICOLAÍTAS ¿QUIÉNES ERAN LOS NICOLAÍTAS?


¿Quiénes eran los nicolaítas en el contexto histórico?


Más adelante en el capítulo 2 de Apocalipsis, el autor parece vincular las prácticas de los Nicolaítas con las prácticas de aquellos que escucharon a Balaam (Apocalipsis 2: 14-15). Aquellos que siguieron a Balaam en Números usaron a mujeres madianitas para seducir a los hombres de Israel y llevarlos a adorar a otros dioses. Ejemplos de tales actos se han desarrollado con Salomón, por ejemplo, cuando sus esposas de religiones paganas lo desviaron y persiguieron a otros dioses (1 Reyes 11: 1-5).

Apocalipsis vincula a Balaam con los nicolaítas


Debido a que Apocalipsis parece vincular a Balaam con los Nicolaítas, uno puede asumir que la iglesia de Éfeso enfrentó un dilema similar. Inmersa en la cultura pagana romana en esa ciudad, la secta de los Nicolaítas pudo haber intentado cortejar a los cristianos para que abandonaran su fe, tal como habían sido cortejados antes.

(Podría interesarte: El camino de Caín)

Los nicolaítas también parecían comer la comida ofrecida a los ídolos, contra lo cual Hechos parece decretar (Hechos 15:29). Aunque éste no parece un delito mayor, en su contexto, habían cometido un grave crimen espiritual.

¿Por qué importa lo de comer lo sacrificado a los ídolos?


El dominio romano requería sacrificios a sus dioses. Emperadores como Decio intentaron eliminar a los cristianos imponiendo sacrificios a varias deidades romanas. Aquellos que resistieron enfrentaron persecución y posible ejecución.

(Puedes también visitar la sección de Enseñanzas Cristianas)

Los nicolaítas parecían ajustarse a esta cultura romana y parecían animar a los cristianos de Éfeso a hacer lo mismo en una época de terrible persecución (1 Corintios 6:12). Al comer la comida dada a los ídolos, esto implica que habían ido a los templos para recibir esta comida y habrían tenido que participar en las inmoralidades allí para adquirir esta carne.

Parecían plantados en la región de Asia Menor para probar la fidelidad de los cristianos en tiempos en los que parece que la lealtad es más importante: Cuando la vida y la muerte física y espiritual están en juego.

LOS NICOLAÍTAS EN LA ACTUALIDAD


Ya sabemos quiénes eran los Nicolaítas, pero ¿Quiénes son los Nicolaítas en la actualidad?


Aunque la secta de los nicolaítas parece haber desaparecido en la oscuridad histórica, las ideologías de este grupo parecen persistir hoy.

En la cultura estadounidense, los cristianos ahora enfrentan la opción de integrarse en la sociedad o destacarse en esta cultura de compromiso. Muchas personas en la iglesia de hoy, como Salomón, intentan casarse con varias esposas en un sentido espiritual. Servimos tanto a Dios como al dinero y [inserte su ídolo aquí].

(También te puede interesar: Preguntas y respuestas bíblicas)

Pero solo podemos servir a un amo. Nuestra cultura está llegando a un punto de inflexión en el que tenemos que elegir a quién seguiremos; requiere sacrificio. Podemos servir a los dioses o a Dios, y si elegimos a este último, como la iglesia de Éfeso, resistiremos a los Nicolaítas y sus intentos de arrastrarnos con ellos en actos de idolatría e inmoralidad.