Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LA CAUTIVIDAD DE ISRAEL


CAUTIVIDAD DE ISRAEL

La cautividad de Israel en Babilonia

A. LA CAUTIVIDAD ANUNCIADA EN PROFECÍA


1. En el Tiempo de Ezequías


Cuando una delegación de Babilonia vino con un presente para Ezequías, en su preocupación por hacer una alianza mundial, Ezequías les mostró todos los utensilios de su casa. El profeta Isaías le reprendió y profetizó:

“He aquí vienen días en que todo lo que está en tu casa, y todo lo que tus padres han atesorado hasta hoy, será llevado a Babilonia, sin quedar nada dijo Jehová. Y tus hijos que saldrán de ti, que habrás engendrado, tomarán, y serán eunucos en el palacio del rey de Babilonia” (2 Reyes 20:17-18).

(También te puede interesar: El altar de bronce y la fuente de bronce)

Pasaron 100 años antes que esta profecía se cumpliera. Esto nos muestra como el juicio de Dios por nuestros pecados puede caer sobre nuestros hijos.

2. EL profeta Isaías (Isaías 11:11; 39:64)


Esta profecía de Isaías es recordada y repetida en su profecía. También vea Isaías 6:11-12.

3. Según el profeta Miqueas, el lugar de la cautividad sería Babilonia


“Y llegarás hasta Babilonia; allí serás librada, allí te redimirá” (Miqueas 4: 10). Aquí Miqueas sostuvo definitivamente que el lugar de la cautividad sería Babilonia.
 

4. El profeta Jeremías profetizó sobre la duración de la cautividad


“Toda esta tierra será puesta en ruinas y en espanto; y servirán estas naciones al rey de Babilonia setenta años. Y cuando sean cumplidos los setenta años, castigaré al rey de Babilonia y aquella nación por su maldad, ha dicho Jehová, y a la tierra de los caldeos; y la convertiré en desierto para siempre” (Jeremías 25:11-12). Jeremías dijo aquí la duración del tiempo que los judíos estarían en cautividad.

(Puede que te interese: Prédicas Cristianas Escritas)

B. EL JUICIO DE DIOS


“Y el Señor entregó en sus manos a Joacím rey de Judá, y parte de los utensilios de la casa de Dios (Daniel 1:2).

Debiéramos tomar nota de la expresión “Y el Señor entregó.” Este fue un acto de juicio por parte de Dios. El juicio de Dios vino a Judá, no sólo por causa del pecado de Ezequías, sino por causa de la idolatría que fue traída por los tantos reyes malvados que gobernaron similar a Manasés.

C. EL ASCENSO DE BABILONIA A UNA POTENCIA


En este tiempo de la historia, Asiria empezó a declinar en poder y se volvió débil. Las dos ciudades principales de Asiria, Asur y Nínive, habían caído; y el ejército de Asiria huyó hacia el oeste para Harán. 

(También puedes leer: Los reyes de Israel y Judá)

En 610 A.C., Harán cayó a Nabupolasar, rey de Babilonia, el cual terminó con todos los asirios. En 609 A.C., Necao, el rey de Egipto, marchó hacia el norte para encontrar los babilonios. No salió victorioso en tomar Harán, pero los egipcios se mantuvieron dominando en el Oeste por otros tres años.

En el 605 A.C., la batalla de Carchemish ocurrió en el Éufrates. Los babilonios estaban bajo el mando de Nabucodonosor, el hijo de de Nabupolasar. Él reveló gran ingenio y envió a los egipcios con grande derrota. Desde este punto, Babilonia vino a ser el nuevo líder del mundo.

D. LA PRIMERA FASE DE LA CAUTIVIDAD - 605 A.C.


Joaquín fue señalado rey de Judá por el Faraón y reinó once años. Él fue malvado y descuidado. Durante su reinado, él escuchó las profecías de Jeremías amonestándole del juicio venidero. En una ocasión tomó un cuchillo y cortó el rollo en pedazos y lo arrojó al fuego. Jeremías profetizó que él sería enterrado como un asno y eso fue cumplido.

Cuando Nabucodonosor hizo grandes conquistas en Siria, Joaquín le profesó lealtad. Más tarde Joaquín se fue al rey de Egipto, Neczo. Nabucodonosor sitió a Jerusalén y tomó a muchos cautivos, incluyendo Daniel y sus compañeros. Joaquín fue llevado encadenado a Babilonia.

(Podría interesarte: El templo de Salomón)

En este tiempo, Nabucodonosor saqueó la casa de Dios y llevó los utensilios con él. También llevó los miembros de la nobleza de Judá a Babilonia. Si Joaquín hubiese escuchado la profecía de Jeremías, esto no habría pasado.

Mientras que Nabucodonosor estaba ocupado con sus conquistas, fue interrumpido por la muerte repentina de su padre. Regresó rápidamente para ser coronado rey.

E. LA SEGUNDA FASE DE LA CAUTIVIDAD - 597 A.C.


Joaquín fue el hijo y sucesor de Joacim y reinó por sólo tres meses y diez días.

En el 597 A.C. Nabucodonosor atacó a Jerusalén de nuevo. En esta ocasión tomó cautivo a Joaquín, su madre, sus esposas, 3,000 princesas, 7,000 hombres poderosos y 1,000 artesanos (2 Reyes 24:14-6). Entre ellos estaban Ezequiel y Mardoqueo. Jeremías evadió la captura y pidió a los exiliados en Babilonia que fueran buenos ciudadanos (Jeremías 29: 1 -10).

F. LA TERCERA FASE DE LA CAUTIVIDAD - 589 A.C.


Nabucodonosor señaló a Sedequías para ser rey de Judá y gobernó por once años.

Después de once años, Sedequías escuchó los malos consejos antes de escuchar a Jeremías. Se conspiró contra Nabucodonosor.

(Puedes visitar también Enseñanzas Bíblicas)

El ejercito de Nabucodonosor vino a Jerusalén rápido. Esta vez Nabucodonosor quemó el Templo, destruyó la ciudad de Jerusalén y deportó a todos, menos los pobres para Babilonia (2 Reyes 24:14-16).

Sedequías fue tomado cautivo, observó la ejecución de sus hijos, le sacaron los ojos, y fue llevado a Babilonia.

En esta ocasión, el Templo, los palacios y los edificios públicos fueron destruidos. Jerusalén quedó en ruinas.

G. LA CAUTIVIDAD


Hubo mucho sufrimiento en ésta última ocasión. Los prisioneros eran mutilados, empalados y despellejados vivos. Una vez que estuvieron en Babilonia, los judíos no fueron duramente oprimidos por sus conquistadores. Encontraron ocupación, construyeron casas, sostuvieron altos cargos en el país. El profeta Ezequiel los animó constantemente.