EL TEMPLO DE SALOMÓN (2 Crónicas 1-9)

El templo de Salomón

El templo del rey Salomón


El templo construido por Salomón fue la edificación más costosa y magnifica sobre la tierra en aquel tiempo. Fue construido en el lugar del granero de Arauna (2 Samuel 24:16-25) el cual era el monte de Moriah cuando Abraham fue ordenado sacrificar a Isaac (Génesis 22:2).

(También te puede interesar: Estudios Bíblicos Cristianos)

El templo de Salomón fue construido similar al plano del Tabernáculo, pero doble en tamaño. Representando el codo como un pie y medio, el templo de Salomón era noventa pies de longitud, treinta pies de latitud y cuarenta y cinco pies de altura (1 Reyes 6:2). 

El frente del templo de Salomón daba hacia el este, en frente del cual había un pórtico quince pies en toda la anchura de la casa. Treinta pies al oeste estaba el Lugar Santísimo ú Oráculo. Sesenta pies al este estaba el Lugar Santo o La Casa. Ellos estaban separados por un velo de azul, púrpura, carmesí y lino fino (2 Crónicas 3:14).

El templo de Salomón fue construido de piedra y empanelado con cedro, cubierto con oro.

El arca fue colocada en el Lugar Santísimo junta con el Lugar de Misericordia, cubierta por querubines. En este lugar brillaba la luz misteriosa, “El Shekinah,” el símbolo de la presencia de Dios. Sólo el sumo sacerdote podía entrar allí, y sólo una vez al año en el día de la expiación. En el Lugar Santo estaban el altar de incienso, diez candeleros de oro, cinco en cada lado, y la mesa de los panes de la proposición (1 Reyes 7:48-49).

En todos los lados y detrás del templo de Salomón habían tres pisos de cámaras laterales para los sacerdotes.

En frente del templo de Salomón estaba el altar de bronce para quemar los sacrificios, treinta pies cuadrados y quince pies de altura. Este lugar es llamado ahora “El Domo de la Roca,” directamente debajo del centro de la actual mesquita Mahometana. 

Hacia el sur estaba la fuente de bronce, quince pies de diámetro, ocho pies de profundidad y colocado en doce bueyes de bronce. Habían también diez fuentes portátiles más pequeñas.


Habían dos atrios, un atrio interior y un atrio grande. El atrio interior era para los sacerdotes y el atrio grande para el pueblo (2 Crónicas 4:9).

LA CONSTRUCCION DEL TEMPLO DE SALOMÓN


Referencias Bíblicas sobre la construcción del templo de Salomón (1 Reyes 5-7; 2 Crónicas 2-4)


David quiso edificar el templo, pero no le fue permitido, porque el era un hombre de guerra. De toda forma, Dios le había revelado planes de la estructura, los cuales él dio a Salomón antes de morir. David reunió mucho material para el templo de Salomón.

La construcción actual empezó durante el cuarto año de Salomón y fue terminado siete años más tarde. Salomón hizo un contrato con Hiram, rey de Tiro, para que él supliera la madera de cedro y ayudara a preparar las piedras que se necesitaran. 


Para construir el templo de Salomón se requirió 30,000 israelitas para cortar la madera en los bosques del Líbano. Salomón tomó 80,000 esclavos para explotar y labrar las piedras. Los palos iban flotando en balsas por la costa, levantados en Jope. Las piedras eran transportadas en las espaldas de 70,000 esclavos. Los fenicios supervisaban el trabajo, tomando por su pago 200,000 medidas de áridos de trigo y 180,000 galones de aceite de oliva.

LA DEDICACION DEL TEMPLO DE SALOMÓN


Cuando el templo fue terminado, Salomón llamó a todo el pueblo de Israel que viniesen a la gran fiesta cuando el templo sería dedicado.

Oración de Salomón por el templo: La gloria de Dios llenó el templo de Salomón


Antes que todo, Salomón había traído el Arca del Pacto desde la tienda donde David la había colocado. Como el Arca fue construida en el monte Sinaí, representaba la presencia de Dios. Cuando fue colocada en el Lugar Santísimo, la nube de la gloria de Dios llenó el templo (I Reyes 8: 1-11; 2 Crónicas 51-14).


En la dedicación el templo de Salomón, uno debe notar la canción de acción de gracias con la cual los sacerdotes y músicos alabaron al Señor: “Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre.” Cuando la gloria del Señor llenó la casa, los sacerdotes no pudieron pararse para ministrar por causa de la nube.

Uno debería también notar y cuidadosamente estudiar la oración de Salomón en la dedicación del templo. El hizo una plataforma de cuatro pies y medio de altura. En esta plataforma, él se arrodilló y extendió sus brazos. Oró por perdón, y que el Señor escuchara la oración de su pueblo siempre.

LA AMONESTACION Y PROMESA DE DIOS DESPUÉS DE LA DEDICACIÓN DEL TEMPLO DE SALOMÓN


Referencia Bíblica 2 Crónicas 7:14-22 sobre la amonestación y promesa de Dios a Salomón


El Señor apareció a Salomón por la noche, después e la dedicación del templo, y le dijo que su oración había sido oída. El Señor dijo que Él había escogido y santificado el templo de Salomón y que su nombre estaría allí para siempre.

Promesa de perdón y restauración 


En 2 Crónicas 7:14, leemos la promesa que el Señor hizo a Salomón. Esta fue una promesa de perdón y restauración. Habían, no obstante, condiciones que tenían que ser atendidas por el pueblo que es llamado por su nombre. Las condiciones eran:

1. Tienen que humillarse a sí mismos
2. Tienen que orar
3. Tienen que buscar la presencia de Dios
4. Tienen que volverse de sus malos caminos

El Señor prometió a Salomón que si él caminaba en su presencia como anduvo David, Él establecería su reino.

Junto con la promesa a Salomón, hay una amonestación seria


Junto con la promesa, el Señor dio una amonestación seria. Si Salomón abandonaba al Señor y fuera a otros dioses, Él arrancaría a Israel de raíz y arrojaría el templo lejos de su presencia.

Trágicamente, Salomón olvidó la amonestación y el juicio vino como Dios dijo.

OTRAS EDIFICACIONES HECHAS POR SALOMON 


Referencia Bíblica de las otras edificaciones de Salomón (1 Reyes 7:1-12)


Salomón erigió muchas otras edificaciones. Su propio palacio tomó trece años para construir. El también construyó una “Corte de Juicio”. En este edificio, Salomón se sentaba en un trono de marfil cubierto de oro, de seis escalones, para juzgar. 

(También te puede interesar: Escatología Bíblica)

Salomón también construyó una casa especial para una de sus esposas, la hija del faraón. A través de todos sus proyectos de construcción, Hiram continuó con la ayuda de material, trabajadores y oro.