Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LA MESA DE LOS PANES DE LA PROPOSICIÓN


LA MESA PARA EL PAN DE LA PROPOSICIÓN

La mesa de los panes de la proposición en el tabernáculo de Moisés


Dios le da a Moisés las instrucciones sobre la Mesa de los panes de la Proposición en Éxodo 25:23: "Harás asimismo una mesa de madera de acacia; su longitud será de dos codos, y de un codo su anchura, y su altura de codo y medio".

Descripción de la mesa de los panes de la proposición


Las dimensiones de la mesa de los panes de la proposición que se mencionan en Éxodo 25:23 equivalen a una mesa de 36 pulgadas (3') de largo, 18 pulgadas (1'6 ") de ancho y 27 pulgadas (2'3") de alto. Como el arca, la mesa de los panes de la proposición, debía estar hecha de madera de acacia y revestida de oro. Esto significaba que las láminas de oro se martillaban y luego se colocaban, tal vez con clavos o con algún otro método, sobre la madera. Era una fina capa de oro, oro puro. Dios también le ordenó a Moisés que hiciera un borde de oro alrededor.

(También te puede interesar: La ley Mosaica)

También como el Arca de la Alianza, la Mesa de los Panes de la Proposición poseía cuatro anillos de oro en la esquina de cada articulación donde las patas se conectaban a la superficie de la mesa. Los postes de madera, también recubiertos de oro, se deslizaron a través de los anillos y se usaron para transportar la Mesa de los panes de la proposición exactamente como se transportó el Arca. Dios también instruye a Moisés para que haga todos sus platos y sus cacerolas y sus tinajas y sus tazones de oro puro.

UBICACIÓN DE LA MESA DE LOS PANES DE LA PROPOSICIÓN


A la Mesa de la Proposición se le asignó un lugar a lo largo del muro norte de la tienda de reunión. Así, cuando uno entraba al Lugar Santo desde el Patio del Tabernáculo, el velo se veía al frente construyendo el muro occidental del Lugar Santo, separando el Lugar Santo del Lugar Santísimo. En el lado derecho, a lo largo de la pared norte fuera del velo, descansaba la Mesa de la Proposición. Estas instrucciones se dieron en Éxodo 40:22: "Puso la mesa en el tabernáculo de reunión, al lado norte de la cortina, fuera del velo".

(Podría interesarte: ¿Qué es y qué no es legalismo?)

Este versículo da una ubicación específica asignada a la Mesa de la Proposición. Dios también le dio instrucciones específicas a Moisés sobre cómo utilizar la Mesa de los panes de la proposición y qué debía colocar sobre ella. Estas instrucciones se dan en Levítico 24: 5-9. 

El libro de Levítico está dedicado a los mandamientos e instrucciones específicos que Dios le dio a Moisés con respecto a cada faceta de la vida y religión israelita. Los versículos cinco y seis comienzan el mandato de Dios a Moisés:

"Y tomarás flor de harina, y cocerás de ella doce tortas; cada torta será de dos décimas de efa. Y las pondrás en dos hileras, seis en cada hilera, sobre la mesa limpia delante de Jehová".

LO QUE REPRESENTAN LOS PANES DE LA MESA DE LA PROPOSICIÓN


Estos doce panes representaban las doce tribus de Israel. El pan era una metáfora común en todo el Antiguo Testamento, así como en el Nuevo Testamento. Representaba la vida y Dios era el Dador de vida. En el Nuevo Testamento, los discípulos partieron el pan con Jesús durante la Última Cena. El pan en ese caso representaba la vida de Jesucristo, el Dador de vida para toda la humanidad, incluidos los gentiles.

(También puedes visitar la sección de estudios bíblicos cristianos)

Así, el pan en la mesa de la proposición representaba la provisión de Dios para Israel, tanto a través del maná en el desierto como Dios Todopoderoso, Creador y Dador de vida. El tabernáculo de Moisés fue un reflejo de la gracia y el amor de Dios hacia la humanidad en todos los sentidos. El pan no solo era un símbolo de la provisión de Dios, sino que también era un recordatorio de Su pacto con Israel.

En la antigüedad, los convenios se sellaron con una comida. En Éxodo 24:11 los "los príncipes de los hijos de Israel" afirman su relación con Dios comiendo y bebiendo. De manera similar, Abraham y el misterioso rey Melquisedec de Salem compartieron una comida en el valle de Shaveh (Save) en Génesis 14:18. Entonces Dios compartiría esta comida con su pueblo en el tabernáculo de Moisés.

NÚMEROS 4:7 NOS MENCIONA MÁS SOBRE LA MESA DE LOS PANES DE LA PROPOSICIÓN


"Sobre la mesa de la proposición extenderán un paño azul, y pondrán sobre ella las escudillas, las cucharas, las copas y los tazones para libar; y el pan continuo estará sobre ella".

Este pasaje describe los deberes de los hijos de Coat, de los hijos de Leví. La mesa también se le llama la mesa del pan de la presencia. La Presencia era, por supuesto, Dios mismo. Su presencia habitó y dio poder al tabernáculo de Moisés. Cada día de reposo, el pan era reemplazado por nuevos panes. Aarón y sus hijos luego comerían los panes viejos. El pan estaba reservado solo para ellos.

(Quizás te puede interesar: Prédicas Cristianas Escritas)

Al comer el pan de la Presencia, Aarón y sus hijos estaban renovando su pacto con Dios a través de la comida del pacto. Les sirvió, así como a todo Israel, como un recordatorio del Pacto que Dios hizo con ellos en el monte Sinaí. Siglos más tarde, Jesús comería con sus discípulos, diciéndoles que el pan luego serviría como un recordatorio para su cuerpo y se sacrificaría por nosotros.

Pablo también escribe sobre este pan en Hebreos 9:2 . Pablo estaba escribiendo en el siglo I d.C. El tabernáculo había sido reemplazado por el templo de Jerusalén. La mesa del pan de la proposición habría estado en el Lugar Santo del Segundo Templo de Herodes. Sin embargo, el tabernáculo de Moisés contenía el Arca del Pacto, la Presencia de Dios. El templo de Herodes no lo hizo, porque el arca se había perdido desde que desapareció de Israel. Meras décadas después de Pablo, en el 70 d.C., el Templo también desaparecería de Israel cuando Roma lo quemó hasta los cimientos.

"Porque el tabernáculo estaba dispuesto así: en la primera parte, llamada el Lugar Santo, estaban el candelabro, la mesa y los panes de la proposición" (Hebreos 9:2).

Pablo hace una comparación fascinante entre el antiguo Tabernáculo y el nuevo, representado en la vida, muerte y resurrección de Jesucristo. El griego literal llama al pan, "el pan de presentación" .

Es fascinante cuando uno toma el pan en la mesa de los panes de la proposición en el tabernáculo de Moisés, entiende su función como un recordatorio de la provisión y el pacto de Dios, y luego ve esta noción trasladada al Nuevo Testamento. Todos los hebreos que viven en Jerusalén habrían notado el simbolismo cuando Jesús pronunció las palabras de Juan 6:35:

"Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás".

Los israelitas del siglo I d.C. probablemente habrían asociado el pan de vida con el pan de la mesa de la proposición en el templo. Los cristianos deben entender que sus raíces nacieron en el judaísmo. Los dos no solo son parientes, sino hermanos. Después de todo, Jesucristo, como hombre en la tierra, era judío.

SIGNIFICADO DE LA MESA DE LOS PANES DE LA PROPOSICIÓN


La Mesa De Los Panes De La Proposición (Éxodo 25:23-30; Levítico 24:5-9)


Como se mencionó al inicio, la mesa de los panes de la proposición tenía dos codos de largo (casi un metro), un codo de ancho (casi medio metro) y un codo y medio de altura. Tenía una corona de oro, una moldura alrededor de un palmo menor de ancho y a la moldura, se hizo una cornisa de oro alrededor. Tenía cuatro anillos de oro, uno en cada pata a las esquinas, en los cuales pusieron barras para levantarla. También fue hecha de madera de acacia cubierta con oro, un tipo de Cristo como humano (semilla de la mujer) y todavía celestial. Los platos fueron hechos de oro (Exodo 25:29).

(Te puede interesar: El yelmo de la salvación)

Los panes fueron hechos de flor de harina fina (Levítico 24:5) y no fueron gruesos, duros o desiguales. Habían doce panes puestos en dos hileras, seis en cada hilera sobre la mesa. Pusieron sobre los panes incienso puro. Los panes eran cambiados cada día de reposo y los sacerdotes comían de ellos mientras ministraban en el Lugar Santo.

¿Qué representan los Panes de la proposición?


1. Hemos dejado el Atrio (Terrenal) y estamos ahora en el Lugar Santo (celestial). Los panes de la proposición son un tipo de la Palabra de Dios como nuestra comida espiritual. La mesa fue puesta en el lado norte opuesto al candelero (Éxodo 40:22). Se entiende que no podemos comer si primero no tenemos luz.

a. Los panes de la proposición fueron hechos de harina fina y agua. 


Es un tipo del Espíritu Divino y la carne de Jesús. La harina sola, ni el agua sola, harían el pan. Tampoco la carne sola, ni la Divinidad sola, podían proveer la salvación. Pero mezclados y horneados por el fuego de Sus sufrimientos sí podían proveerla. La combinación ha provisto el maravilloso plan de salvación.

b. Los panes de la proposición fueron hechos sin levadura 


Fueron hechos sin levadura porque la levadura es un tipo del pecado (Mateo 16:6-12; Marcos 8:15; 1 Corintios 5:6-8). Así los panes de la proposición no fueron levantados, sino humildes como Cristo.

(Puede que te interese: Muchas son las aflicciones del justo)

2. El incienso puro fue usado como una ofrenda encendida a Jehová (Levítico 24:7). Es significativo que los magos incluyeran el incienso entre sus regalos para Jesús (Mateo 2:11). Verdaderamente Él era el pan de los cielos.

a. Habían doce panes. Representaban la necesidad de las doce tribus de Israel.

b. Los panes de la proposición eran cambiados cada día de reposo. El “pan” de Dios es siempre fresco y siempre hay suficiente.

c. Los panes de la proposición fueron comidos por los sacerdotes dentro del Lugar Santo. Les daban fuerza física. “Comemos” la Palabra de Dios en los cultos y nos da fuerza espiritual. Jesús es nuestro pan vivo (Juan 6:47-51).

d. El candelero alumbró los panes de la proposición, así como el Espíritu Santo alumbra la Palabra de Dios para que nosotros, el sacerdocio espiritual, podamos comer Su Palabra. Adoramos en Espíritu y en verdad (Juan 4:23).

¿Qué representa la mesa de los panes de la proposición?


1. Los materiales y la construcción de la mesa de los panes de la proposición


a. Fue hecha de madera de acacia cubierta con oro.

(1) La madera de acacia no se malogró. El cuerpo de Cristo, aunque era hombre, no fue corrompido porque era sin pecado (Salmos 16:10; Hechos 2:25-31).

b. El oro es un símbolo de la Divinidad. En Cristo, Dios se envolvió con la humanidad (I Timoteo 3:16). En cada hecho de Su vida, la voluntad de Dios fue suprema (Salmos 40:6-8; Juan 17:4).

(Podría interesarte: Yo y mi casa serviremos a Jehová)

c. La mesa tenía una corona de oro. Como el “Verbo,” Cristo fue hecho carne (Juan 1:14), se despojó de sí mismo (Filipenses 2:5-7). Como El fue exaltado como el Hijo del Hombre (o mientras era todavía la semilla de la mujer) es coronado con gloria y honor (Filipenses 2:8-11; Hebreos 2:9).

2. El propósito de la mesa de los panes de la proposición


a. Su propósito era exhibir los panes, los cuales representaron la Palabra de Dios. Así un ministro no debe atraer atención a sí mismo, sino debe exaltar o levantar la Palabra de Dios (Juan 12:32).

b. Tenía cuatro anillos y dos varas de madera cubiertos con oro para levantarla cuando se trasladaban. Somos mandados a llevar la Palabra de Dios a todo el mundo (Mateo 28:19-20).

c. La mesa tenía una moldura de un palmo menor de ancho. Los panes no se podían caer. En Cristo hay seguridad absoluta para el creyente (Juan 10:22-29; Romanos 5:10; Judas 24).

Espero que este artículo te haya sido de utilidad y bendición.