¿Qué significa instruye al niño en su camino?. Proverbios 22:6 explicación. Estudio bíblico.

Instruye al niño en su camino, padres con sus hijos leyendo Biblia

Instruye al niño en su camino. Versículo (Explicación de Proverbios 22:6).


Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él”. (Proverbios 22:6. Reina Valera 1960). Es un verso aparentemente simple. Pero abrumadoramente complicado. Es uno de los versículos más citados. A menudo mal citados, de la Biblia.

(También te puede interesar: La familia en un hogar cristiano)

La gente a menudo usa este versículo (Proverbios 22:6), como una garantía. Si crías a tus hijos “en la disciplina y amonestación del Señor” (Efesios 6:4), siempre se mantendrán en el camino correcto. Esa interpretación puede ser problemática. Particularmente para los “buenos padres”. Aquellos que han visto a sus hijos mayores desviarse de la fe. 

Todos sabemos que podemos hacer nuestro mejor esfuerzo por cumplir con "instruye al niño en su camino". (Proverbios 22:6. Reina Valera 1960). A veces, los resultados son diferentes de lo que hubiéramos esperado. Después de todo, Dios nos ha dado libre albedrío para tomar nuestras propias decisiones.

Instruye al niño en su camino, podría indicar una advertencia.


Otro punto de vista de Proverbios 22:6 es que el escritor estaba diciendo exactamente lo contrario. No es una garantía para los padres. Es una advertencia. 

(También puedes leer: El hogar cristiano)

Dave Miller de SBC Voices lo dice así: 

“Esta no es una promesa para los padres que crían a sus hijos adecuadamente. Es una advertencia para aquellos que permiten que sus adolescentes crezcan sin orientación. Aquellos que los educan para que sigan su propio camino”. 

Es probable que los niños que se dejan a su manera nunca cambien. Se convertirán en adultos. Seguirán su propio camino. El camino equivocado

Curiosamente, Salomón escribió más adelante en Proverbios 22:15:

La necedad está ligada en el corazón del muchacho; mas la vara de la corrección la alejará de él”. Obviamente reconoció que los niños no tienden a tomar la mejor decisión por sí mismos. 

Instruye al niño en su camino significa ayudarlos a descubrir su propósito y camino en la vida


Hay otra opinión que he oído expresar antes con respecto a Proverbios 22:6. Es de que Proverbios 22:6 no se trata tanto de la dirección moral o espiritual del niño. Se trata más bien de sus dones y talentos. 

Se trata de padres que ayudan a sus hijos. Les ayudan a descubrir su propósito. A descubrir su camino en la vida. Los padres tienen el rol único de ayudar a los niños. Ellos deben descubrir cómo Dios los ha equipado. También cómo pueden usar sus dones de manera positiva como adultos.

(También puedes leer: Yo y mi casa serviremos a Jehová)

“Toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, para redargüir, para corregir y para instruir en justicia” (2 Timoteo 3:16). 

Creo que en la interpretación de este versículo complicado, hay varias implicaciones importantes. En las que todos deberíamos estar de acuerdo.

Instruye al niño en su camino, implica una responsabilidad como padres


La responsabilidad es: Instruye al niño en su camino (Instruir al niño)


A lo largo de las Escrituras, Dios es bastante claro acerca de la responsabilidad que pone en manos de los padres. Ninguno es más claro que Deuteronomio 6:6-7: 

“Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes”.

Sé un ejemplo para tus hijos.


Como he escrito antes, tenemos la responsabilidad como padres de enseñar a nuestros hijos lo que le importa a Dios. No significa forzarlos a un cierto conjunto de creencias o rituales; más bien, significa demostrar una fe real, una que se enfoca en amar a Dios y amar a los demás. 

Desde mi punto de vista, no hay mayor propósito que podamos tener en la vida que reflejar la imagen de Dios para que nuestros hijos la vean. Sé un ejemplo para tus hijos.

(También puedes ir a la sección de Familia Cristiana)

Nuestros hijos van a aprender sobre el mundo que les rodea y su papel en él. Si no aprenden de nosotros, aprenderán de otra persona, por tal razón es importante atender lo que se nos dice en Proverbios 22:6.

Es nuestra responsabilidad usar nuestro tiempo con nuestros hijos sabiamente. Sé un ejemplo para tus hijos.

Instruye al niño en su camino, porque tienes influencia como padre.


Los niños son esponjas que absorben todo, por lo tanto, instruye al niño en su camino


Los niños son esponjas. Parecen absorber todo, lo bueno y lo malo. A menudo imitan los gestos de los padres. Harán y dirán las mismas cosas que los padres de vez en cuando. Sirve a Dios, él te va a imitar, instruye a tu hijo con lo que ve en ti. 

Seamos la mejor influencia para nuestros hijos. Ciertamente podrías hasta decir con quién ha estado saliendo tu hijo o hija de acuerdo a las frases que dice o las canciones que canta.


Al escribir a los Efesios, Pablo anima a la iglesia diciendo “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados. Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante” (Efesios 5:1-2). 

Eso me anima y me recuerda cómo se supone que debo vivir y amar. Pero también me recuerda que mis hijos están a mi cuidado y buscan mi ejemplo. Hay que instruir a los hijos porque están a tu cuidado y sobre todo dale el ejemplo.

Instruye al niño en su camino, recuerda que ellos a menudo nos imitan


Nuestros hijos a menudo nos imitan. Aprenden a actuar viendo cómo actuamos nosotros. Sólo sabrán amar viendo cómo amamos nosotros. Si nos están imitando y nosotros estamos imitando a Dios, nuestro hijo crecerá sabiendo lo que significa seguir a Cristo. Instruye al niño en su camino para que aprenda a seguir a Cristo.

(También puede interesarte: Vida Cristiana)

Fuimos hechos a la imagen de Dios, pero no somos perfectos como Él. Somos obras en proceso. A medida que nos acercamos más a Él, debe haber algún parecido familiar entre nosotros y nuestro Padre. Las cosas que digo y hago deben ser características de Él. 

Y he aquí por qué eso es importante. Si verdaderamente lo reflejo y hago brillar su gloria, otros lo harán.  Incluidos mis hijos. “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos” (Mateo 5:16).


Instruir a los niños, traerá buenos resultados.


Instruye al niño en su camino. Lo que haces como padre es importante y dará resultados.


Ya sea que interprete Proverbios 22:6 como una promesa de criar a sus hijos “en el Señor” o una advertencia de no hacerlo, hay una cosa que sabemos: Lo que hace como padre es importante y dará resultados. ¡Nuestros hijos se convertirán en adultos!. Queramos que crezcan o no.


Lo que haces como padre es importante.


Dios usa las relaciones comunes –matrimonio, familia, trabajo– como “una preparación” para hacernos más como Él. En esta preparación con la familia es donde se instruye a los niños. Es aquí donde los niños aprenden a obedecer a Dios al obedecer a sus padres.

Cuando somos jóvenes, nuestros padres representan la autoridad de Dios para nosotros. En cierto modo, representan a Dios por un tiempo. Primero aprendemos a obedecer y someternos a Dios al obedecer y someternos a nuestros padres.

Instruir a los hijos es una trayectoria hacia Dios.


“Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo. Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra” (Efesios 6:1-3).

En nuestra relación con nuestros padres, el objetivo no es la mera obediencia. Es una relación familiar saludable y honorable. Y, lo que es más importante, una trayectoria hacia Dios. 

(Quizás te puede interesar: Los que esperan en Jehová)

Los años que nuestros hijos están en nuestros hogares son críticos. Estos son los años formativos en los que están desarrollando toda su visión del mundo. La mayoría de los cristianos adultos se hicieron cristianos antes de cumplir los 18 años. 

Los padres tienen un papel activo en el desarrollo espiritual del niño


En realidad, muchos siguen a Cristo entre los 4 y los 14 años. Por otro lado, todos hemos visto el preocupante número de jóvenes (los "ningunos") que son mucho más propensos a carecer de cualquier religión

Los sistemas de creencias tienden a formarse temprano. Si bien pueden (y a veces cambian), es fundamental que los padres desempeñen un papel activo en el desarrollo espiritual del niño desde el principio.

(Podría interesarte: Devocionales Cristianos)

No es probable que Proverbios 22:6 sea una garantía de éxito para los padres comprometidos que siguen a Cristo. Pero, es importante reconocer la verdad que contiene el versículo. Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él

Dios usa la familia para hacer crecer su reino 


Dios nos ha dado una responsabilidad increíble al poner niños a nuestro cuidado. La familia es un mecanismo primario que Dios usa para hacer crecer Su reino y hacer crecer a Su pueblo. Como resultado, es nuestro deber enseñar a nuestros hijos acerca de Dios. 

Estamos en una posición influyente. Lo que hagamos hoy tendrá importancia en la vida de nuestros hijos mañana. Así que, instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.