Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

¿QUIÉN ERA MOISÉS EN LA BIBLIA?


¿QUIÉN ERA MOISÉS SEGÚN LA BIBLIA?

¿Quién era Moisés?, Moisés abrió el mar rojo

Moisés en la Biblia


Aparte de Jesús, Moisés podría ser el personaje más conocido de la Biblia. Jugó múltiples roles a lo largo de su vida y mencionaré algunos. Es fácil embellecer a los personajes bíblicos que logran grandes cosas, pero eran personas como nosotros.


Veamos ocho cosas sobre Moisés: Quién era él en la Biblia y algunos detalles sobre su vida.

¿QUIÉN ERA MOISÉS EN LA BIBLIA? DETALLES SOBRE LA VIDA DE MOISÉS


1. Moisés era hebreo.


Nació de Jocabed y Amram, ambos de la tribu de Leví, cuando los hijos de Israel vivían en Egipto como esclavos. Era el menor de tres hermanos, con una hermana llamada Miriam y un hermano llamado Aarón.

2. Moisés era un bebé hermoso


El faraón tenía miedo de los esclavos israelitas porque eran muchos y ordenó que mataran a todos los bebés varones. La madre de Moisés lo protegió. “la que concibió, y dio a luz un hijo; y viéndole que era hermoso, le tuvo escondido tres meses” (Éxodo 2: 2).


Cuando ya no pudo esconderlo más, hizo un pequeño bote, lo colocó en él y escondió al bebé Moisés entre los juncos a orillas del río Nilo. No se quedó allí mucho tiempo antes de ser rescatado por la hija del faraón. Al no poder amamantarlo, contrató a una mujer hebrea para que hiciera el trabajo. Esta mujer resultó ser la madre de Moisés.

3. Moisés fue criado como realeza.


Después de que Moisés fue destetado, la hija del faraón lo crio en el palacio rodeado de todos los lujos de Egipto.

4. Moisés fue un asesino.


Moisés creció en el palacio pero sabía que era hebreo. Cuando Moisés vio a un egipcio golpeando a un esclavo hebreo, la Biblia dice: “Entonces miró a todas partes, y viendo que no parecía nadie, mató al egipcio y lo escondió en la arena” (Éxodo 2:12).


No fue el mayor encubrimiento porque al día siguiente un esclavo hebreo le dijo "¿Quién te ha puesto a ti por príncipe y juez sobre nosotros? ¿Piensas matarme como mataste al egipcio?". Esto causó que Moisés tuviera miedo y huyera de de Faraón en Egipto.

5. Moisés tuvo miedo.


Sabemos que lidiamos con el miedo, pero también lo hizo Moisés. El faraón se enteró de lo que había hecho Moisés y trató de matarlo. Moisés huyó por su vida. Vivió en el desierto de Madián durante 40 años, Moisés se convirtió en esposo de Tharbis y Séfora, y en padre de Gersón y Eliezer.

El miedo de Moisés volvió a aparecer cuando Dios “… se le apareció el Ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza; y él miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se consumía”(Éxodo 3: 2).

Dios quería que Moisés rescatara a los israelitas de Egipto. Moisés tuvo miedo y dio excusa tras excusa, una de las cuales fue tartamudear. Moisés le dijo a Dios: “Por favor envía a alguien más” (Éxodo 4:13). Dios no quería enviar a nadie más y se enojó con Moisés.

6. Moisés fue un líder valiente.


Para vencer el miedo de Moisés, Dios reclutó a su hermano Aarón para que lo ayudara, prometiendo ayudarlos a ambos. Moisés aceptó el desafío. A través de la larga historia de las 10 plagas y la oposición del faraón; sacó a los israelitas de Egipto.

Cuando quedó atrapado entre el Faraón, que había cambiado de opinión y había perseguido a los esclavos recién liberados, y el Mar Rojo, Moisés le dijo al pueblo: “No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis”(Éxodo 14:13).

(Puedes también visitar la sección de Enseñanzas Bíblicas)

También profetizó: “Los egipcios que ves hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis…” (Éxodo 14:13), y tenía razón. Moisés los condujo a través del Mar Rojo en tierra seca por el poder de Dios. Ese fue solo el comienzo del valiente liderazgo de Moisés.

7. Moisés estaba cerca de Dios.


El trabajo que Dios llamó a Moisés para hacer estaba lleno de dificultades y desafíos. Moisés nunca ocultó sus emociones y preguntas a Dios. Pasaron 40 días juntos en la cima del monte Sinaí y Dios le dio a Moisés “...dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios” (Éxodo 31:18).

Mientras tanto, la gente se cansó de esperar a Moisés, hizo un ídolo y comenzó a adorarlo. Esto hizo que Dios se enojara y se ofreció a matarlos a todos, convirtiendo a Moisés en una gran nación; pero “Moisés oró en presencia de Jehová su Dios” buscando el favor de Dios (Éxodo 32:11). Dios escuchó a Moisés.

En respuesta a la solicitud de Moisés de ver la gloria de Dios, al decirle "muéstrame tu gloria" y vio partes de Dios que nadie había visto antes:

“Y pasando Jehová por delante de él, proclamó: ¡Jehová! ¡Jehová! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación” (Éxodo 34: 6-7).

(Te puede interesar: Vida Cristiana)

Durante cuarenta años, Moisés dirigió a los israelitas y Dios cumplió su promesa de estar siempre con él. Incluso cuando Moisés falló, debido a su ira, que le impidió entrar a la tierra prometida. La Biblia dice que Moisés conoció a Jehová cara a cara "Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido Jehová cara a cara" (Deuteronomio 34:10).

8. Moisés fue enterrado por Dios.


Dios estuvo con Moisés hasta el final, enterrándolo en secreto. Moisés vivió hasta los 120 años y estaba completamente sano. “… Sus ojos no se oscurecieron, ni perdió su vigor” (Deuteronomio 34:7). La gente estuvo afligida por él durante 30 días hasta que Dios lo detuvo, instruyendo a Josué para que tomara la posición de liderazgo.

“Y murió allí Moisés siervo de Jehová, en la tierra de Moab, conforme al dicho de Jehová. Y lo enterró en el valle, en la tierra de Moab, enfrente de Bet-peor; y ninguno conoce el lugar de su sepultura hasta hoy”(Deuteronomio 34:5-6).

Se especula que Dios enterró en secreto el cuerpo de Moisés para que los israelitas no pudieran hacerle un santuario, adorándolo como un ídolo. Eso puede ser cierto, o puede ser que Dios esté enterrando a su amigo. Sólo Dios sabe.