Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

SIGNIFICADO DE POBRE DE ESPÍRITU


¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE POBRE DE ESPÍRITU?

Bienaventurados los pobres en espíritu, Mateo 5:3 Humildad

¿Quiénes son los pobres en espíritu?, ¿Por qué son bendecidos?, ¿Cuál es el significado de pobres de espíritu?


“Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.” ​​- Mateo 5:3

Alguien preguntó una vez por el significado de pobre de espíritu, lo qué quiso decir Jesús con ser pobres de espíritu, es decir, sin esforzarnos por ser ricos en espíritu. La respuesta que recibió esta persona fue la siguiente:

(También te puede interesar: Devocionales Cristianos)

"¿Qué quiso decir? Simplemente esto: Debemos ser humildes en nuestro espíritu. Si pones la palabra "humilde" en lugar de la palabra "pobre", entenderás lo que quiso decir.

SER HUMILDE ES EL SIGNIFICADO DE POBRE DE ESPÍRITU


En otras palabras, cuando venimos a Dios, debemos darnos cuenta de nuestro propio pecado y de nuestro vacío y pobreza espiritual. No debemos estar satisfechos con nosotros mismos ni orgullosos en nuestros corazones, pensando que realmente no necesitamos a Dios. Si lo somos, Dios no puede bendecirnos. La Biblia dice: “Pero él da mayor gracia. Por esto dice: Dios resiste a los soberbios, y da gracia a los humildes.” ( Santiago 4:6 ).

(También puedes leer: Para el que cree todo es posible)

Hay un lugar para la risa. Y también hay un lugar para el dolor. Jesús dijo: "Bienaventurados los pobres en espíritu" (Mateo 5:3), aquellos que se ven a sí mismos como son y luego actúan. La Biblia dice: 

"Porque la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación, de que no hay que arrepentirse; pero la tristeza del mundo produce muerte" ( 2 Corintios 7:10 ). 

El verdadero dolor conducirá al gozo, porque ves tu verdadero estado, decides hacer algo al respecto y te arrepientes. Pero sin ese dolor, no habrá alegría. La tristeza que produce muerte es la del mundo, como cuando Judas terminó muriendo porque lo que realmente sentía era remordimiento pero no arrepentimiento; pues el verdadero arrepentimiento produce un cambio de mente que conduce a la salvación.

A veces lamentamos las repercusiones de lo que hemos hecho. Si está acelerando y ve a la patrulla de caminos en el espejo retrovisor, con las luces parpadeando, lo lamenta. Pero probablemente no sea porque rompiste el límite de velocidad, sino porque no buscaste con más cuidado a la patrulla de caminos. También lo siente porque las tarifas de su seguro subirán. 

(Podría interesarte: Un corazón contrito y humillado)

La pregunta es, ¿La próxima vez reducirás la velocidad o seguirás acelerando? A veces nos arrepentimos de las repercusiones, pero no nos arrepentimos del acto. No lo sentimos lo suficiente como para dejar de hacerlo.

BIENAVENTURADOS LOS POBRES EN ESPÍRITU


Bienaventurados los pobres de espíritu, las personas que se ven a sí mismas como realmente son. Bienaventurados los que lloran; quieren hacer algo acerca de esa condición. Se entristecen por ello. Se arrepienten de ello. Como dice Romanos 4:8 : "Bienaventurado el varón a quien el Señor no inculpa de pecado". Por lo tanto, nuestro dolor conduce a la alegría.

La frase bienaventurados los pobres en espíritu


La frase "Bienaventurados los pobres en espíritu" proviene de las Bienaventuranzas de Jesús. Las bienaventuranzas eran declaraciones de características y bendiciones que forman parte del Sermón del Monte que pronunció Jesús y está registrado en Mateo. 

(Quizás te puede interesar: Servir con humildad)

Cada bienaventuranza analiza diferentes circunstancias de la vida y cómo todos los cristianos son bendecidos a través de su fe. A través de estas 8 bienaventuranzas, Jesús enseña sobre virtudes y valores en la vida que resultarán en bendiciones y recompensas.

A continuación te dejo las bienaventuranzas, también puedes leer sobre el tema en Las Bienaventuranzas

El sermón del monte: Las Bienaventuranzas


“Viendo la multitud, subió al monte; y sentándose, vinieron a él sus discípulos. Y abriendo su boca les enseñaba, diciendo:

Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos.

Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación.

Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad.

Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados.

Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia.

Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios.

Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.".

(Te podría interesar ir a la sección de Prédicas Cristianas Escritas)

Espero que te haya sido de bendición, Jesucristo te bendiga y recuerda: "Bienaventurados los pobres en espíritu porque de ellos es el reino de los cielos"