EL SIGNIFICADO DE JEHOVÁ RAPHA, DIOS NUESTRO SANADOR

Jehová-Rapha Dios nuestro sanador. Hombre sanado con muletas

El origen del nombre Jehová Rafa, que significa


El origen del nombre Jehová Rapha se remonta a dos palabras hebreas utilizadas en el Antiguo Testamento, que combinadas pueden significar “Dios que sana” o Dios nuestro sanador.


Jehová Rafa ¿Qué significa?


“Jehová”, que se deriva de la palabra hebrea Havah, puede traducirse como “ser”, “existir” o “llegar a ser conocido”. La traducción hebraica de Rapha (râpâ) significa “restaurar” o “curar”.

Jehová-Rapha también se reconoce como Yahweh-Rapha. Jehová-Rapha (más propiamente Yahweh-Rapha) significa “El Señor que sana” en hebreo. Jehová-Rapha es uno de los muchos nombres diferentes de Dios que se encuentran en el Antiguo Testamento.

¿CUÁNDO SE REVELA DIOS POR PRIMERA VEZ COMO JEHOVÁ-RAFAH EN LA BIBLIA?


Dios se reveló por primera vez como Jehová-Rapha a los israelitas después de su éxodo de Egipto.


Después de tres días de vagar por el desierto de Shur, los israelitas necesitaban agua desesperadamente. La prueba de los israelitas en el desierto pronto se amplificó. Se encontraron con agua, pero, para su gran consternación, no podían beber de él. Llamaron al agua Marah, que significa “amarga”. Sus almas también comenzaron a amargarse, y “se quejaron contra Moisés, diciendo: "¿Qué hemos de beber?" ( Éxodo 15:24). Moisés hizo exactamente lo que debería haber hecho: oró al Señor, y “Jehová le mostró un árbol” (versículo 25). Siguiendo las instrucciones de Dios, Moisés arrojó el árbol al agua, y el agua milagrosamente se volvió apta para beber.

(También puedes leer: Dejando las heridas del pasado)

Jehová Rafa ¿Qué significa?... significado cuando sanó las aguas de Mara


Inmediatamente después de que el Señor “sanó” las aguas de Mara, se identificó ante ellas como Jehová-Rafa : “Yo soy Jehová tu sanador” (Éxodo 15:26). Él no solo sana el agua; Él sana a la gente. La sanidad de las aguas fue una demostración del poder de Dios para vencer cualquier impureza, contaminación o corrupción. Este poder iba a trabajar a favor de los israelitas, el pueblo escogido de Dios, cuando el Señor los trajo a la Tierra Prometida.

Junto con dar Su nombre Jehová-Rapha, Dios les da a los israelitas una promesa: “Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador” (Éxodo 15:26). 

Esta es una referencia a las diez plagas que Dios había enviado recientemente sobre los egipcios: Plagas que incluían úlceras, la muerte del ganado, granizo devastador, etc. Como muchas promesas del Antiguo Testamento a Israel, esta era condicional; Se requirió que el pueblo de Dios “Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos” (versículo 26; cf. Deuteronomio 30). 

(Te podría interesar: Don de sanidad)

Jehová-Rapha tiene el poder de sanar físicamente (2 Reyes 5:10), emocionalmente (Salmo 34:18), mentalmente (Daniel 4:34), y espiritualmente (Salmo 103:2-3). Ni la impureza del cuerpo ni la impureza del alma pueden resistir el poder sanador y purificador de Jehová-Rapha.

¿QUÉ SIGNIFICA JEHOVÁ RAPHA?


Jehová Rafa significado en la Biblia ¿Qué significa?


También a veces se escribe Jehová-Rophe; Jehová Rofecha; y Jehová-Rafah, este nombre se traduce como “el Señor que sana”.

Encontramos mucho el nombre Jehová (Yehovah) en las Escrituras, a menudo vinculado con algún tipo de nombre compuesto. Algunos ejemplos de estos son Jehová-Jireh (el Señor proveerá), Jehová-Nissi (el Señor mi estandarte), Jehová-Raah (el Señor mi pastor).

Jehová Rafa ¿Qué significa?, el poder sanador de nuestro Dios


Rapha significa "curar", "completar", "remendar correctamente cosiendo" y "reparar". Dios hace todas estas cosas por nosotros a través de su poder sanador.

(También puedes visitar la sección de Estudios Bíblicos)

El verbo del que se deriva Rophe o Rapha aparece sesenta y siete veces en el Antiguo Testamento. Aunque a menudo se refiere a la curación física, por lo general también tiene un significado más amplio, que involucra a la persona en su totalidad.

En lugar de simplemente sanar el cuerpo, Yahweh Rophe (yah-WEH ro-FEH) también sana la mente y el alma. Este verbo hebreo también se usa de otras maneras, por ejemplo, Dios "sana" el agua, la tierra y las naciones, y "repara" un altar. Significativamente, Dios también sana el pecado y la apostasía. Las Escrituras hebreas, de hecho, vinculan la enfermedad y el pecado al presentar el pecado como la causa de la enfermedad así como es la causa de la muerte. En el Nuevo Testamento, la palabra griega correspondiente es iaomai y puede referirse a la liberación de la muerte, los demonios, la enfermedad y el pecado.

¿DE QUÉ MANERA SANA DIOS COMO JEHOVÁ-RAPHA?


Las diversas manifestaciones del tremendo poder sanador de Dios como Jehová-Rapha se pueden encontrar en los siguientes pasajes bíblicos para combatir enfermedad y dolencia (Salmo 41:3):

Sanidad de la aflicción mental (Jonás 2:5-7)
Cansancio espiritual (Salmo 23:3)
Sufrimiento emocional (Salmo 147:3)
Ansiedad o preocupación (Juan 14:27)

Referencias del Antiguo Testamento a Dios como el Sanador Jehová-Rapha


Las siguientes son algunas referencias bíblicas que se refieren a Jehová-Rapha en el Antiguo Testamento:

Salmo 103:3: “El es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias

Salmo 147:3: "El sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas"

Isaías 30:26: “Y la luz de la luna será como la luz del sol, y la luz del sol siete veces mayor, como la luz de siete días, el día que vendare Jehová la herida de su pueblo, y curare la llaga que él causó”.

(Te puede interesar: Prédicas Cristianas Escritas)

Jeremías 30:17: "Mas yo haré venir sanidad para ti, y sanaré tus heridas, dice Jehová; porque desechada te llamaron, diciendo: Esta es Sion, de la que nadie se acuerda"

Jeremías 33:6: “He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad”.

Oseas 6:1: "Venid y volvamos a Jehová; porque él arrebató, y nos curará; hirió, y nos vendará"

JEHOVÁ-RAPHA EN EL NUEVO TESTAMENTO


El profeta Isaías presagió el ministerio de sanidad de Jesús en Isaías 61:1. Esto fue confirmado por el Apóstol Mateo en Mateo 8:17.

Milagros de sanidad de Jesús


En el Nuevo Testamento, Jesús es conocido como el Gran Médico (Marcos 2:17). Los 4 evangelios registran los varios milagros de sanidad que Jesús realizó, incluyendo los siguientes:

- La curación de un leproso (Mateo 8:1-4)

- Perdonar y sanar a un paralítico (Marcos 2:5-12)

- Resucitar a Lázaro de entre los muertos (Juan 11:41-44)

- Restaurar la vista de dos ciegos (Mateo 9:27-31)


- Curación de una multitud de gente al tocar el manto de Jesús en Genesaret (Marcos 6:53-56)

La sanación de Jesús incorporó las cualidades que Jehová-Rapha otorgó a los israelitas del Antiguo Testamento: La sanación de dolencias físicas y la sanación espiritual a través del perdón (Santiago 5:14-16).

¿ES EL NOMBRE JEHOVÁ-RAPHA APLICABLE A NOSOTROS HOY?


Podemos invocar a Jehová-Rapha hoy para que nos sane de nuestras dolencias físicas y nos proporcione la redención de nuestros pecados. A través del poder de la sangre del Gran Médico, Jesucristo, podemos levantarnos de nuestra vieja vida pecaminosa como nuevas criaturas en comunión eterna con Dios.

(Puede que te interese: Temas para jóvenes Cristianos)

Además, así como los israelitas fueron limpiados de su amargura y resentimiento en las aguas de Mara, podemos pedirle a Dios que examine nuestros corazones y los limpie de la amargura, el orgullo y otras aflicciones del corazón que están enraizadas en el pecado (Salmo 51: 10).

Jesucristo mostró que Él era y sigue siendo el Gran Médico que sana a los enfermos. En Galilea, Jesús fue de pueblo en pueblo, “sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mateo 4:23). En Judea “le siguieron grandes multitudes, y los sanó allí” (Mateo 19:2). 

De hecho, “dondequiera que entraba, en aldeas, ciudades o campos, ponían en las calles a los que estaban enfermos, y le rogaban que les dejase tocar siquiera el borde de su manto; y todos los que le tocaban quedaban sanos” (Marcos 6:56 ). 

(Puedes también visitar Devocionales Cristianos)

Jesús no solo sanó a las personas físicamente, sino que también las sanó espiritualmente al perdonar sus pecados (Lucas 5:20). Cada día, en todos los sentidos, Jesús demostró ser Jehová-Rapha en la carne.