¿Por qué Jesús preguntó "Pedro, ¿Me amas?" Según Biblia, reflexión, estudio bíblico

Pedro, ¿Me amas?, Juan 21:15-17

Pedro ¿Me amas?, Juan 21:15-17, estudio bíblico devocional


Jesús le preguntó a Pedro tres veces "Pedro, ¿Me amas?", tal como está registrado en el evangelio de Juan 21:15-17. Mientras Jesús estaba siendo juzgado, Pedro esperaba nervioso en el patio del sumo sacerdote (Juan 18:15-16). A pesar de la impulsividad y los llamados a la lealtad constante del discípulo, negó al Señor Jesús tres veces (Juan 18:17-18, 25-27).

(Puede que también te interese: Yo y mi casa serviremos a Jehová)

Pedro, temiendo ser reconocido como uno de los discípulos de Jesús, negó vehemente y repetidamente conocer a Jesús (Mateo 26:74). Solo después de que el gallo cantó por segunda vez cuando se acercaba el amanecer, Pedro se dio cuenta de lo que había hecho.

Cristo ya había advertido a Pedro sobre la negación: “De cierto te digo que esta noche, antes que el gallo cante, me negarás tres veces” (Mateo 26:34). Después de recordar las palabras de Jesús, Pedro experimentó una culpa extrema y rompió en llanto (Marcos 14:72). Había negado y repudiado a su Señor, la misma persona por la que afirmó que moriría (Mateo 26:35).

Jesús preguntó tres veces "Pedro, ¿Me amas?"


La pregunta de Jesús


Después de que terminaron de comer, Jesús le hizo a Pedro tres veces la misma pregunta "Pedro, ¿Me amas?". Cada pregunta se la hizo junto al fuego (Juan 21:9). Este es el mismo escenario que Pedro había negado a Jesús, junto a un fuego ardiente (Marcos 15:54; Juan 18:18).

(También puedes visitar la sección de Devocionales Cristianos)

Aunque las preguntas de Jesús pueden parecer redundantes, el hecho de que Jesús haya preguntado tres veces es bastante significativo. Así como Pedro negó a Jesús tres veces, el Señor le preguntó tres veces "Pedro, ¿Me amas? 

Pedro, ¿Me amas más que estos?


En lugar de referirse al discípulo por el nombre de “Pedro”, Jesús lo llamó por el nombre de “Simón, hijo de Jonás”, tal como lo había hecho cuando llamó al discípulo por primera vez (Juan 1:42). Esto indica que Jesús estaba reincorporando a “Simón” como el Apóstol “Pedro”. La primera vez que Jesús planteó su pregunta, preguntó: Pedro, "¿Me amas más que estos?" (Juan 21:15).

A pedro se le dice apacienta mis ovejas


Jesús comienza preguntando a Pedro acerca de su amor por él, y cada vez que Pedro responde afirmativamente a la pregunta "Pedro, ¿Me amas?", Jesús continúa con la orden "apacienta mis ovejas". El significado es que, si Pedro ama verdaderamente a su Maestro, debe pastorear y cuidar a los que pertenecen a Cristo. Sus palabras revelan el papel de Pedro como líder de la nueva Iglesia, el Cuerpo de Cristo allí en Jerusalén que será responsable de difundir el evangelio después de la ascensión de Jesús al cielo.

(Puede que te interese: La mujer del flujo de sangre)

Apacienta mis ovejas


Pedro afirma su amor por Cristo pero se siente herido porque Jesús le preguntó tres veces "Pedro, ¿Me amas?" (Juan 21:17). Sin embargo, esto era necesario porque el discípulo había negado al Señor tres veces. Con cada afirmación de amor, Jesús le dice a Pedro “apacienta mis corderos”, “pastorea mis ovejas” y “apacienta mis ovejas” (Juan 21:15-17).

En lugar de regresar a una vida de pesca, Jesús le estaba recordando a Pedro que él era un “pescador de hombres” (Mateo 4:19) y que tendría el trabajo de pastorear Su rebaño: La iglesia. El discípulo temeroso que negó conocer al Señor fue reinstaurado como líder de pastoreo para la iglesia venidera. Más tarde, en su epístola a las iglesias, Pedro comparó la tarea de un anciano con el pastoreo, tal como el Buen Pastor, Jesús, le había enseñado (1 Pedro 5:1-4).

Pedro ¿Me amas?, las palabras griegas usadas para amor según la Biblia


El amor ágape, Pedro ¿Me amas?


También hay un contraste interesante cuando miras las palabras griegas para “amor” usadas en Juan 21:15–17. Cuando Jesús le preguntó Pedro, “¿Me amas?” en Juan 21:15–16, usó la palabra griega ágape, que se refiere al amor incondicional. En ambas ocasiones, Pedro respondió con “Sí, Señor; tú sabes que te amo”, usando la palabra griega phileo, que se refiere más a un tipo de amor fraternal/amistad. Parece que Jesús está tratando de hacer que Pedro entienda que debe amar a Jesús incondicionalmente para ser el líder que Dios lo está llamando a ser. 

(También puedes leer: Lámpara es a mis pies tu palabra)

Jesús pregunta por tercera vez 

La tercera vez que Jesús pregunta Pedro, "¿Me amas?" en Juan 21:17, Él usa la palabra phileo, y Pedro nuevamente responde con “Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo”, de nuevo usando phileo. El punto en las diferentes palabras griegas para “amor” parece ser que Jesús estaba haciendo que Pedro se moviera del amor phileo al amor ágape .

(Te puede interesar: Reflexiones Cristianas)

Cualquiera que sea la razón de la triple pregunta, Jesús estaba recalcando a Pedro cuán importante sería su nuevo papel de cuidar el rebaño de los seguidores de Cristo. Jesús quería asegurarse de que Pedro entendiera este cargo vital que le estaba encomendando y la razón fundamental para ello: seguirlo y glorificar a Dios (Juan 21:19).

Cuando Jesús pregunta Pedro, ¿Me amas?, ¿Por qué Jesús le dice a Pedro "apacienta mis ovejas"?


Pedro, ¿Me amas? Apacienta mis ovejas, apacienta mis corderos, pastorea mis ovejas


Jesús hace la pregunta tres veces y luego da instrucciones. Le dice a Pedro que si realmente lo ama, cuidará de sus seguidores (Apacienta mis ovejas). El miedo de Pedro en la noche anterior se manifestó a través de la acción de la negación, pero ahora Jesús presenta una oportunidad para mostrar su amor por Jesús a través de la acción positiva. Pedro debe enfocar su energía en guiar, proteger y alimentar (espiritual y literalmente) a las personas que han elegido seguir a Cristo, junto con muchas que pronto se unirán a ellos.

(Puede que te interese: Los dones del Espíritu Santo)

Pedro, ¿Me amas?, Apacienta mis ovejas...¿Qué significa esto para nosotros?


Esta interacción emocional y redentora con Pedro es un recordatorio del profundo amor que el Salvador tiene por nosotros. Como escribe Pablo en 2 Timoteo 2:13, “Si fuéremos infieles, él permanece fiel”. Incluso cuando fallamos, Jesús no nos abandona ni se da por vencido. Él da la gracia y nos edifica, aún más, fortaleciéndonos en su amor. Cuando verdaderamente amamos a Cristo, se manifestará en nuestras acciones, y ningún contratiempo o fracaso podrá jamás separarnos de su amor.

(Puede que te interese: Prédicas Cristianas Escritas)

Recuerda esto: Pedro, ¿Me amas?, apacienta mis ovejas. Ahora ya sabes lo que significa. Bendiciones.