Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LA ALABANZA CRISTIANA SEGÚN LAS ESCRITURAS


LA ALABANZA CRISTIANA, ESTUDIO BÍBLICO

Alabanza cristiana, instrumentos musicales

El mundo y la alabanza cristiana están en lados opuestos según lo que dice el Salmo 148. Como todos bien sabemos el líder de la alabanza del cielo fue Lucifer desde el comienzo de la creación (Ezequiel 28:12-15). A él lo siguieron un grupo de ángeles y estos ángeles no guardaron su dignidad sino que abandonaron su propia morada (Judas 1:6), y esta expresión "dignidad de los ángeles", se está refiriendo a la posición, el honor, la distinción que estos ángeles tenían.

(Te puede interesar: Dios es dueño de la música)

Lucifer se convirtió en el diablo, y esta palabra diablo quiere decir adversario, contrario a la voluntad de Dios. Vemos claramente que hubo un complot en el cielo. El diablo, nuestro adversario se opone a los designios de Dios. La gente hace todo lo contrario a lo que dice el Salmo 148, la tierra está en graves problemas. El hombre que no conoce al Dios nuestro sabe más de música que nosotros los cristianos y el diablo más que todos ellos, ya que él administraba la alabanza en el cielo

Los que no conocen al Señor van a las universidades, conservatorios y escuelas para estudiar música y de todo este conocimiento el mundo hace un gran derroche. Ellos usan mucho la tecnología para afinar y mejorar sus músicos, sus cantantes, además conocen la categoría en la que pueden integrar a los diferentes grupos de personas; tales como: Salsa, Mambo, Merengue, Rock, Bachata, música para ofrecer cultos a satanás y mucho más.


Algunas de estas personas se ofrecen para enseñar a grupos cristianos. Cree usted que si el mundo hace lo contrario a lo que la palabra de Dios manda, ¿Podrán ellos enseñarnos música cristiana? Yo, personalmente, no lo creo, ya que cuando ellos enseñan, hacen mezclas diferentes y hacen que los incautos traigan esta fragancia contaminada a los altares del Señor en cada iglesia.

Nuestro Dios es original, él no quiere que traigamos copias del mundo musical a su altar. La biblia dice en el evangelio de Lucas 9:25 "que ganará el hombre si ganare todo el mundo y perdiere su alma?. Jóvenes y hermanos músicos, el mundo no tiene nada bueno para ofrecernos; mucho menos puede darnos cosas dignas para que traigamos al altar del Señor.

LA IGLESIA Y LA ALABANZA


Conozcamos nuestras raíces, la palabra de Dios nos dice en Jeremías 6:16 "Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por la sendas antiguas, cual sea el buen camino, y andad por él..." ¿Qué tipo de cantos usamos en nuestras iglesias?. Pensemos...¿Nos inspiran? ¿Nos animan? ¿Nos hacen reflexionar? ¿Nos hacen llegar redimidos al altar? ¿Nos instan a hablarles a otros al Señor? ¿Nos ayudan a ministrar mejor a los pecadores, a los enfermos, a los trites?. Desea usted una respuesta, crea que las respuestas van a ser diferentes. ¿Sabe usted que en una iglesia las circunstancias y las necesidades son diferentes a las suyas?.

(Podría interesarte: Adoración, emociones y música)

Hace algún tiempo, después de un servicio, saludé a un visitante y le pregunté a cerca del culto, él me respondió que le había gustado el canto "Delante de tu trono", y la esposa de él dijo:  a mí me gustó más "yo me rindo a él". En esa misma noche, fui al comedor de la iglesia y le pregunté a un hermano a cerca de la alabanza, la respuesta de él fue: "Las iglesias del nombre no deben usar cantos queditos o lentos, sino música alegre".

Podemos observar en esta situación a tres personas con diferentes enfoques y necesidades en este campo. Muy poco o aún nada se nos enseña en cuanto al ministerio de música en la iglesia.  Veamos qué nos dice el músico compositor, dulce cantor de Israel, David.

El joven, fue hijo de Isaí, era el menor de sus hermanos, trabajaba como pastor de ovejas, era músico, pues tocaba el arpa. Más adelante fue el rey del pueblo de Israel (1 Samuel 16). El Salmo 148 fue escrito por él, donde él exhorta a toda la creación para que alaben al Señor. En el cielo menciona a los ángeles, a todos sus ejércitos, el sol, la luna, las estrellas  y los cielos. Y en la tierra, se dirige a todos los animales, los montes, los árboles, los reyes, los pueblos, los príncipes, a los jueces, los jóvenes y niños a alabar el nombre del Señor, es decir, que incluye a todo el universo.


Como podemos ver, el mundo está mal enfocado en cuanto a la música y lo que al culto a Dio se refiere. ¿Qué tipo de canto usaba el pueblo de Israel?. Veamos algunos: Canto de alabanza (Éxodo 15:1-18), canto de liberación (Jueces 5:1-31), canto de victoria (Salmo 95:1-7), canto de súplica por restauración (Salmo 80), canto de acción de gracias (Isaías 12:1-6).

¿Sabe usted qué pasa en el cielo? ¿Qué sabe usted del sin número de eventos que se celebra en el cielo cada día, y por qué?. En Isaías 66:1, Hechos 7:49, Apocalípsis 4:2 y Apocalípsis 20:11, se nos dice que en el cielo está el trono de Dios. Éste es el por qué de los evento en el cielo. Isaías 44:23 dice que los cielos cantan loores a Dios.

¿Qué sabe usted a cerca de la tierra?. Isaías 66:1 y Hechos 7:49 dice que la tierra es el estrado de los pies de Dios. Si el Señor usa la tierra como el estrado de sus pies, esta es una razón de mucho valor para cantar y tocar los instrumentos con singular belleza para el creador y salvador de nuestras vidas.

¿No cree usted que el Señor es digno de lo mejor y lo excelente?. Isaías 53 nos relata que el Señor dejó su trono de gloria, que se despojó del servicio de sus ángeles, que sufrió angustias, que fue afligido, que fue desfigurado, su cuerpo fue destrozado, que llevó nuestras enfermedades, que sufrió nuestros dolores y que la paga de nuestra paz fue sobre él. Si el Señor no es digno de la mejor música cantada e instrumental, entonces ¿Quién es digno?.

MINISTERIO DE LA MÚSICA A NIVEL CONGREGACIONAL


Con todo respeto, para mí este es uno de los ministerios más difíciles ya que se ocupa un cincuenta por ciento del tiempo en cánticos, en cada servicio; esto sin contar las horas de práctica. Existen diferentes tipos de alabanza, es muy extenso hablar de los diferentes géneros de alabanza, pero voy a hablar de uno muy importante: Cánticos de pueblo de Dios, me refiero cuando la congregación canta junto con el grupo de alabanza

(También puedes ir a la sección de Sermones Escritos)

La iglesia aprende a afinar el oído y a templar sus cuerdas vocales, dependiendo de la manera como el grupo de la alabanza lo desarrolle. Aunque no lo creamos, el pueblo de Dios es muy receptivo, aunque esto tome algo de tiempo, el pueblo aprende a cantar hermoso para Dios, también logrará distinguir el enfoque o necesidad del momento según el servicio y lo que el Espíritu de Dios tenga para alguien o para algunas personas en ese momento. Cuando la iglesia llega a este punto, significa que tiene un grado más de madurez en este ministerio de la alabanza.

MÚSICA Y RITMO


Es una sucesión de sonidos agradables dentro de un sentido completo, además es el único lenguaje universal. Esto tiene dos opciones: Lo ejecutamos bien o lo hacemos mal, escojamos uno. Amós 5:23 dice: "Quita de mí la multitud de tus cantares, pues no escucharé la salmodias de tus instrumentos", aquí podemos apreciar un grupo de músicos y cantores que se esforzaron mucho para aprender a alabar a Dios con belleza y destreza, eso es excelente, Dios apoya este trabajo. Entonces ¿Por qué Dios no quería escucharles?, si leemos todo el capítulo 5 del libro de Amós, vemos que el Señor estaba llamando al pueblo, a sus músicos y cantores al arrepentimiento.

(Puedes también visitar: Temas para jóvenes cristianos)

Todos ellos estaban en pecado; querían pecar y servir a Dios a la vez. Esto quiere decir que no debemos pretender cantar hermoso, tocar un instrumento o servir a Dios y hacer o practicar el pecado. El Señor quiere de todos nosotros el cien por ciento, su palabra dice en Éxodo 20:2 "Yo soy Jehová tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de servidumbre", si el Señor dejo su trono por amor a mí y me compró con su sangre, yo no tengo por que volver a Egipto y pretender servir , aunque sea el mejor músico, el mejor cantor o el mejor predicador, Dios no va a aceptar nada de mí, él es santo. ¿Qué piensa usted a cerca de esto querido lector?, Gálatas 6:7 dice: No os engañéis, Dios no puede ser burlado, pues todo lo que el hombre sembrare, eso segará".

SELECCIONEMOS LO QUE TRAEMOS AL ALTAR


Invito a todos los músicos, cantantes y líderes a seleccionar todo lo que llevamos al altar, traigamos lo mejor para Dios. Hermano, sé que ministrar en la música es un reto difícil y que implica prepararnos día a día para tener una mejor relación con nuestro padre celestial en un nivel espiritual más elevado, siendo humildes y sensibles al llamado de nuestro Dios, porque nos espera un gran galardón por nuestro esfuerzo. 2 Timoteo 25:1 dice: "Tú pues hijo mío, esfuérzate en la gracia que es en Cristo Jesús".