¿QUIÉN ERA JEZABEL SEGÚN LA BIBLIA? 

Jezabel, esposa de Acab, en la Biblia

¿Cómo era Jezabel realmente?, ¿Quién era Jezabel en la Biblia?


La reina Jezabel era hija de Etbaal, rey de Sidón, y mujer de Acab, rey de Israel. Jezabel promovió la adoración de dioses falsos en Israel. Jezabel acosó y mató a los profetas de Dios y dispuso que un hombre inocente fuera acusado falsamente y ejecutado.

¿Con quién se casó la reina Jezabel? (Jezabel en la Biblia)


El rey Acab, quien “hizo lo malo ante los ojos de Jehová, más que todos los que reinaron antes de él” (1 Reyes 16:30) se casó con Jezabel, convirtiéndola en reina de Israel. En 1 Reyes 16:31 aprendemos que Jezabel era hija de Etbaal, que era rey de los sidonios (o fenicios).

(Te puede interesar: Sé una mujer con luz propia)

Antes de convertirse en rey, se señaló que Etbaal había sido un sacerdote de Astarté, que era la forma griega de la diosa de la luna Ashtoreth . Astarte es como la llamaban los fenicios. Según el Diccionario Bíblico de Easton, Ashtoreth fue "frecuentemente asociado con el nombre de Baal, el dios del sol, la principal deidad masculina [de los fenicios]".

Etbaal, padre de Jezabel en la Biblia, relacionado políticamente con Acab


El padre de Jezabel, Etbaal, estaba relacionado políticamente con el rey Acab de Israel, lo que podría explicar el matrimonio entre los dos. Esta influencia llevó a la promoción de dioses falsos entre el pueblo de Israel.

Como se detalla en 1 Reyes 16: 31-32, Jezabel persuadió a su esposo de promover la adoración de las deidades, Baal y Asera, entre el pueblo de Israel. Era común durante esta era de reinos que el rey estableciera lugares de culto para las esposas extranjeras. 

(También puedes leer: Fe y acción de Rahab, la ramera)

Jezabel en la Biblia requirió un templo y altar a Baal


En este caso, Jezabel requirió la instalación de un templo y un altar para Baal, que fue construido en Samaria. Como era fenicia, era muy probable que Jezabel tuviera un papel más activo de lo normal en el dominio hebreo.

Durante el reinado de Acab en Israel, la gente estaba profundamente dividida en cuanto a adorar y servir a Baal o al Señor. Las animosidades fueron tan intensas que Jezabel ordenó la muerte de los profetas del Señor, mientras apoyaba plenamente a los profetas de Baal y Asera.

Abdías era un gobernador de la región que temía mucho al Señor. Protegió a 100 de los profetas del Señor, los escondió en cuevas y los alimentó ( 1 Reyes 18: 3-4 ).

ACAB Y JEZABEL ODIABAN AL PROFETA ELÍAS


Se produjo una confrontación entre Elías y el rey Acab, que resultó en una reunión de todos los profetas en el monte Carmelo. En la reunión, Elías se proclamó a sí mismo como el único profeta del Señor que quedaba, después de la ejecución de los demás. Los profetas de Baal eran 450.

Elías y los profetas de Baal


Elías pidió dos toros, uno para él y otro para los profetas de Baal. Los toros debían cortarse en pedazos y colocarse sobre madera como un altar sin usar fuego. Elías pidió a los profetas que pidieran a Baal que proveyera el fuego, y él pediría al Señor que proveyera.

(Podría interesarte: Débora, la profetiza)

Los profetas de Baal llamaron a su dios durante horas sin ningún tipo de respuesta. Este silencio los angustió. “Y ellos clamaban a grandes voces, y se sajaban con cuchillos y con lancetas conforme a su costumbre, hasta chorrear la sangre sobre ellos” (1 Reyes 18:28).

Cuando fue el turno de Elías, cortó el toro y lo puso sobre la madera sin ayuda de fuego. Luego añadió 12 piedras al altar para representar el número de las tribus de los hijos de Jacob y cavó una zanja profunda alrededor del altar. Luego pidió a la multitud que vertiera cuatro cántaros de agua sobre el sacrificio y la madera. Él ordenó que esto se hiciera al menos tres veces, haciendo que el agua rodeara el altar y llenara la zanja.

Elías llamó al Señor y le pidió: “...Jehová Dios de Abraham, de Isaac y de Israel, sea hoy manifiesto que tú eres Dios en Israel, y que yo soy tu siervo, y que por mandato tuyo he hecho todas estas cosas. Respóndeme, Jehová, respóndeme, para que conozca este pueblo que tú, oh Jehová, eres el Dios, y que tú vuelves a ti el corazón de ellos”( 1 Reyes 18: 36-37 ).


Inmediatamente, “cayó fuego de Jehová, y consumió el holocausto, la leña, las piedras y el polvo, y aun lamió el agua que estaba en la zanja” (1 Reyes 18:38). Cuando la gente fue testigo de la lo que había hecho el Señor, cayeron sobre sus rostros y proclamaron: "¡Jehová es el Dios, Jehová es el Dios!" (1 Reyes 18:39). Elías luego ordenó la muerte de todos los profetas de Baal.

Conociendo la ira de la reina Jezabel y su inminente deseo de venganza, Elías huyó al desierto y se durmió bajo un enebro deseando morir.

¿QUIÉN ES NABOT Y POR QUÉ LO MATA JEZABEL EN LA BIBLIA?


En 1 Reyes 21, vemos cómo Jezabel organizó la muerte de Nabot.


Nabot era dueño de un viñedo cerca del palacio del rey Acab. Acab le pidió a Nabot que le diera la viña con el propósito de hacer un huerto de legumbres. Ofreció darle otra viña mejor o pagarle por el viñedo. Nabot negó esta solicitud diciendo “Guárdeme Jehová de que yo te dé a ti la heredad de mis padres” (1 Reyes 21:3). Acab estaba “triste y enojado” (1 Reyes 21:4) por el rechazo, pero la reina Jezabel inventó un plan para hacerse con la viña de Nabot.

(Te puede interesar: Prédicas Escritas)

Jezabel según la Biblia falsificó cartas con el nombre y sello de Acab


Jezabel falsificó cartas con el nombre y el sello de Acab solicitando un ayuno. Además, las cartas ordenaban que Nabot fuera acusado de blasfemia contra Dios, lo que estaría respaldado por el falso testimonio de dos sinvergüenzas. Las órdenes exigían además que Nabot fuera apedreado hasta morir. El plan de Jezabel se llevó a cabo con éxito exactamente como estaba planeado y se ejecutó a Nabot.

Tan pronto como Acab se enteró de la muerte de Nabot, fue a tomar posesión de la viña. Como el Señor instruyó al profeta, Elías salió del desierto para encontrarse con Acab en la viña y lo confrontó acerca de la conspiración de Jezabel contra Nabot, así como las acciones pecaminosas de Acab que estaban causando que Israel pecara.

Profecía sobre Jezabel en la Biblia


Por la culpa de Jezabel en el asunto, el Señor proclamó: “Los perros comerán a Jezabel en el muro de Jezreel” (1 Reyes 21:23). El Señor echó gran parte de la culpa a Jezabel al explicar: "A la verdad ninguno fue como Acab, que se vendió para hacer lo malo ante los ojos de Jehová; porque Jezabel su mujer lo incitaba" (1 Reyes 21:25).

(También puedes ir a Estudios Bíblicos Cristianos)

Cuando Acab "oyó estas palabras", se dio cuenta de su culpa en la conspiración y "rasgó sus vestidos y puso cilicio sobre su carne, ayunó, y durmió en cilicio, y anduvo humillado" (1 Reyes 21:27).

En Su gran misericordia, el Señor vino a Elías y le dijo que no traería maldad sobre Acab en su vida porque se humilló, pero el juicio pasaría a los días de su hijo. Acab vivió otros tres años antes de morir en la batalla que siguió entre Siria e Israel. Su hijo Ocozías asumió el trono, pero murió poco después y fue sucedido por Joram.

¿CÓMO MURIÓ JEZABEL SEGÚN LA BIBLIA?


La muerte de Jezabel en la Biblia


El profeta Eliseo, sucesor de Elías, envió órdenes a Jehú, un comandante del ejército de Joram, de eliminar a todos los descendientes de Acab.

Jehú mató a Joram, luego se dirigió a Jezreel, donde estaba la reina Jezabel, ya que ella era su próximo obstáculo para su ascenso a rey. En 2 Reyes 9:30 aprendemos que "cuando Jezabel lo oyó, se pintó los ojos con antimonio, y atavió su cabeza, y se asomó a una ventana".

Los adornos no eran para tentar a Jehú, sino para reflejar su majestad, orgullo y espíritu altivo. Jehú miró hacia la ventana y preguntó: “¿Quién está conmigo? ¿quién? Y se inclinaron hacia él dos o tres eunucos. Y él les dijo: Echadla abajo. Y ellos la echaron; y parte de su sangre salpicó en la pared, y en los caballos; y él la atropelló" (2 Reyes 9:32-33). Así los eunucos echaron a Jezabel por la ventana.

(Podría interesarte: Yo y mi casa serviremos a Jehová)

Los eunucos fueron utilizados como sirvientes de las mujeres de la realeza. Jezabel probablemente fue muy cruel con ellos y, por lo tanto, no ganó ningún favor entre ellos.

Jezabel en la Biblia encontró la muerte por su orgullo, egoísmo, codicia e idolatría


Irónicamente, el orgullo, el egoísmo y la codicia de Jezabel finalmente la llevaron a su desaparición y muerte. Ella usó su atracción y afecto para ganarse un lugar en el gobierno y pudo usar su influencia para difundir la adoración de Baal entre el pueblo de Israel. 

Sin embargo, el orgullo y espíritu de venganza de Jezabel, la llevaron a la muerte cuando el juicio de su familia se llevó a cabo, como lo prometió el Señor.