Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

ALABAR A DIOS EN TODO TIEMPO


DEBEMOS APRENDER A ALABAR A DIOS EN TODO TIEMPO

Alabar a Dios en todo tiempo. Hombre con manos al cielo en un atardecer

La bendición de alabar a Dios en todo tiempo


¿Sabes cómo estar quieto, confiar en Dios, cuando los tiempos son difíciles? La capacidad de alabar a Dios en la tormenta va y viene en mi vida. Alabar a Dios en tiempos adversos es difícil. ¿Te identificas?, pero por muy difícil que sean las circunstancias debemos alabar a dios en todo tiempo.

(Te puede interesar: Niveles de fe)

“Bienaventurados los que habitan en tu casa; perpetuamente te alabarán. Selah" (Salmo 84:4). Podemos apreciar en este versículo del Salmo 84 que el salmista está lleno de anhelo de estar en la Casa de Dios

Lo que encuentro interesante de este anhelo en el Salmo 84 es que surgió en medio de pruebas. Los hijos de Israel saben todo acerca de la dificultad y aún así, adoran. Realmente es hermoso ver el ejemplo que nos dieron de alabar a Dios en todo tiempo.

A los israelitas se les enseñó desde que nacieron acerca de alabar a Dios durante los tiempos difíciles. Nosotros también estamos llamados a alabarlo, sin importar las circunstancias, es decir, alabar a Dios en todo tiempo.

ALABAR A DIOS EN TIEMPOS DIFÍCILES


¿Cuándo fue la última vez que anhelaste estar en la iglesia? Hoy en día hay iglesias en cada lugar y la mayoría de nosotros tenemos un pastor o un bloguero de fe en la familia. Entonces, ¿Cuál es el problema de ir a la Iglesia y alabar a Dios en tiempos difíciles?

El cristianismo dicta que vayamos a la iglesia con regularidad, pero si ahí es donde termina para nosotros, no entendemos el punto. Los israelitas entendieron la bendición de estar en la Casa de Dios. Estar en la Casa de Dios fue la forma en que entraron a la presencia de Dios, porque como dijo el salmista "mejor es un día en la casa de Dios, que mil fuera de ellos" (Salmo 84:10)

La presencia de Dios trae bendiciones que nos cubren de gracia y alimentan nuestras almas. Estar en el templo era algo que los israelitas anhelaban. Si vivieran lejos del templo, harían un largo viaje solo para adorar en el Templo de Dios.

Debemos aprender a adorar y alabar a Dios en todo tiempo


Algo acerca de estar en la presencia de Dios hace que tu corazón y tu alma canten de alegría y por eso cantamos en la Casa de Dios. El salmista parece casi celoso de las aves del templo. Los historiadores señalan que se mantenían pájaros en el templo para cantar alabanzas a Dios, para agregar armonía a los cantantes mientras adoraban.

(También te puede interesar: Viviendo en tiempos difíciles)

Esas aves vivían en el templo, anidaban y criaban polluelos en el templo. Benditos pájaros. La envidia de los israelitas que anhelan adorar a Dios en la casa de Dios. Debemos aprender a adorar y alabar a Dios en todo tiempo.

ALABAR A DIOS EN TODO TIEMPO PARA VER LAS MARAVILLAS DE DIOS


Observamos en el Salmo 84 un cambio de anhelo de alabar a Dios a una nota de lo que debemos alabar.
Dios como nuestro escudo. Jehová de los ejércitos en quien podemos confiar. Los tiempos difíciles vendrán, pero Dios será nuestro escudo y defensor. 

Los cristianos tenemos la esperanza del Cristo vivo que está dentro de nosotros por el Espíritu Santo que está en nosotros, pues somos el templo de Dios. 

La fe aumenta en tiempos difíciles, por lo tanto, debemos alabar a Dios en todo tiempo


En en los momentos difíciles cuando aumenta nuestra fe. Alabar a Dios en medio de los problemas y adversidades es un arma poderosa. Pablo y Silas, estando en la cárcel, cantaban himnos a Dios:

"Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron" (Hechos 16:26).

Nuestra fe se debe mantener e incluso crecer en tiempos difíciles de tal manera que podamos alabar a Dios en todo tiempo y creer que mientras alabamos a Dios algo Dios hará por nosotros para ayudarnos. 

Alabar a Dios en todo tiempo, porque hay poder en la alabanza 

 
Hay un poder en la alabanza en tiempos de problemas, el gozo brota dentro de nosotros y nos llena de paz. Cuando experimentas este poder te das cuenta que vale la pena alabar a Dios en todo tiempo. 


Una cosa es leer algunos versículos de la Biblia sobre la fe en tiempos difíciles y decirse a sí mismo que se mantendrá firme y no correrá, pero otra cosa es vivirlo; sin embargo, cuando la fe se mantiene y aprendemos a alabar a Dios en todo tiempo, Dios hará cosas grandes en nuestras vidas. 

Cuando has tenido un mal día que te lleva a una mala noche; cuando todo el mundo está enfermo, cuando hay problemas,  aún se puede alabar a Dios, cosas grandes pueden ocurrir por medio de la alabanza, hay que alabar a Dios en todo tiempo

ALABAR A DIOS EN MEDIO DE LA ANGUSTIA, PORQUE HAY QUE ALABAR A DIOS EN TODO TIEMPO


Es muy fácil alabar y agradecer al Señor, cuando todo va como deseamos. Estás tan encantado que cantas alabanzas a Dios y compartes tu gozo con los demás. Pero, ¿Todavía alabas al Señor desde el fondo de tu corazón, cuando estás rodeado de problemas y miserias?

En la Biblia, leemos sobre el rey David. Tenía un corazón de gratitud y alabanza y, por lo tanto, podía cantar alabanzas al Señor, con toda sinceridad: “En todo tiempo ensalzaré al Señor; su alabanza estará siempre en mis labios ”. (Salmo 34: 1). 


Por lo general, las personas lloran y se quejan cuando se enfrentan a situaciones difíciles. Pero cuando comiences a alabar y agradecer a Dios, tal como lo hizo David, en medio de todas tus dificultades y sufrimientos, Dios estará complacido contigo. Él te bendecirá abundantemente y convertirá todas las miserias en calma, pero hay que alabar a Dios en todo tiempo. 

Alabe a Dios en medio de la angustia. Alabar al Señor siempre es la forma en que aprendemos a estar firmes durante los momentos difíciles. 

Alabar a Dios en todo tiempo, porque nos hace crecer en medio de dificultades


"Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca" (1Pedro 5:10). 

Que maravilloso es nuestro Dios. Después de haber padecido un poco, el nos perfecciona, afirma, fortalece y establece, es decir, nos hace crecer en medio de las dificultades, así que debemos alabar a Dios en todo tiempo. 

(También puedes visitar la sección de Devocionales Cristianos)

Cuando se conquista una cosa difícil, otra está a la vuelta de la esquina. Dios nunca nos prometió una vida cómoda y perfecta, solo prometió estar con nosotros todos los días hasta el fin del mundo. Entonces, en momentos difíciles, estemos quietos, confiemos en Dios y debemos alabar en todo tiempo. 

Eso servirá de ejemplo para ayudar a que la fe de los demás crezca. Vivirá la Biblia para que ellos también tomen ejemplo, lo imiten y lo pongan en la misma liga que los personajes de la Biblia que alabaron a Dios sin importar nada, aprendieron a alabar a Dios en todo tiempo. 

Si solo alabamos a Dios cuando la vida es fácil, cómoda y próspera, tendremos poco tiempo de alabanza. Dios permite que las dificultades entren en nuestras vidas porque a través de ellas nos hace crecer, moldeándonos más a su imagen.

(Podría interesarte: Prédicas Cristianas Escritas)

El salmista escribió: "¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mi? Espera en Dios; porque aun he de alabarle, salvación mía y Dios mío" Salmo 42:5. A pesar de lo difícil que pueden ser algunos momentos en nuestra vida, el salmista decía, espera en Dios porque aun he de alabarle. Debemos alabar a Dios en todo tiempo.