¿QUÉ QUIERE DECIR HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE?

Honra a tu padre y a tu madre. Tomados de la mano, joven con anciano

Honra a tu padre y a tu madre es un mandamiento de Dios


El mandamiento de honra a tu padre y tu madre es importante para Dios. Él nos ha dado barandillas para vivir nuestras vidas al máximo, pero Él no espera la perfección de nosotros.

(También te puede interesar: Dejando las heridas del pasado)

Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se alarguen en la tierra que Jehová tu Dios te da”. (Éxodo 20:12)

Los niños traspasan los límites y rompen las reglas repetidamente. La rebelión natural en nuestra humanidad surge al cuestionar el “por qué” y al poner a prueba nuestra consistencia para hacer cumplir las consecuencias. 

Los padres y cuidadores establecen reglas y límites para la protección de sus hijos, ¡Pero cometemos tantos errores en el camino! Nuestro Padre Celestial nos ha dado mandatos para que sirvan como barandas en nuestras vidas. Dios no pierde la paciencia con ninguno de Sus hijos. Él siempre perdona, nunca nos ama menos y proporciona la fuerza y ​​la sabiduría que necesitamos para obedecer su mandato de honra a tu padre y a tu madre.

¿QUÉ QUIERE DECIR ÉXODO 20 CON HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE?


¿Qué significa honrar a padre y madre?


A la mitad de los Diez Mandamientos, Dios instruye a Su pueblo diciendo "honra a tu padre y a tu madre". Pedro repite en Efesios 6:1: “Hijos, obedeced en el Señor a vuestros padres, porque esto es justo”

(También puedes leer: Ninguno tenga en poco tu juventud)

Dios le dio los Diez Mandamientos a Su pueblo a través de Moisés mientras acampaban alrededor del Monte Sinaí en el desierto después de que Él los liberó de la esclavitud en Egipto. Truenos, relámpagos, nubes de humo y toques de trompeta anunciaron la presencia del Señor en la cima de la montaña cuando llamó a Moisés (Éxodo 19: 16-20). Estos mandamientos nunca tuvieron la intención de ser legalistas, sino de acercarnos más a Dios

Lo que significa honra a tu padre y a tu madre


Honra a tu padre y a tu madre, específicamente, significa "apreciar mucho, cuidar, mostrar respeto y obedecer" la autoridad en nuestras vidas. Cuando somos jóvenes, dependemos de nuestros padres para la alimentación, el cuidado y la comodidad. 

A medida que crecemos, la rebelión natural en nosotros empuja contra su autoridad, pero aún así, a menudo aprendemos a escuchar, ya que nos mantienen a salvo de situaciones peligrosas (cruzar la calle y tocar la estufa) y nos brindan las necesidades básicas (alimento, ropa, refugio).

Significado de la palabra honor


La palabra hebrea para honor significa ser pesado, duro, agobiante. La palabra griega significa establecer el valor de. A medida que crecemos, nos volvemos más independientes y la autoridad de nuestros padres y cuidadores sobre nuestras vidas adquiere un significado diferente. Siguen siendo nuestra fuente de consuelo, provisión y seguridad, pero a medida que crecemos nos sentimos cada vez más tentados a cuestionar y seguir nuestro propio camino. Cuando lo hacemos, a menudo aprendemos por las malas que sus reglas existen para protegernos

(Podría interesarte: Sadrac, Mesac y Abed Nego)

“Dado que toda autoridad pertenece al Señor y dado que Él instituyó la familia y estableció todas las estructuras de autoridad humana en las relaciones sociales humanas”, explica Kevin D. Zuber, “Todas esas estructuras de autoridad deben ser respetadas” (Moody). Los mandamientos de Dios nos guían a Sus pies, incluso el mandamiento de honra a tu padre y a tu madre, y las figuras de autoridad en nuestras vidas.

¿DÓNDE HABLA LA BIBLIA DE HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE?


“Honra a tu padre y a tu madre” se menciona dos veces en el Antiguo Testamento (Éxodo 20:12; Deuteronomio 5:16) y seis veces en el Nuevo Testamento (Mateo 15:4 ; 19:19; Marcos 7:10 ; 10:19; Lucas 18:20; Efesios 6:2). Apareciendo originalmente en Éxodo cuando Moisés presentó los Diez Mandamientos al pueblo de Dios, el mandato se repite nuevamente en Deuteronomio 5:16.

En la antigüedad, e incluso en algunas culturas de la actualidad, se honraba a los antepasados ​​fallecidos. “En Israel, el honor debido a los padres definitivamente tiene un contexto de pacto y se refiere a aceptar y transmitir la Torá”, según la NIV Cultural Backgrounds Study Bible. Fue una transmisión de su fe de generación en generación.

(Quizás te puede interesar: Temas para jóvenes cristianos)

Jesús habló de este mandamiento (Honra a tu padre y a tu madre) a los fariseos en Mateo 15:4; Marcos 7:10, y nuevamente cuando habló de mandamientos que prohíben las malas acciones y actitudes contra los demás. También mencionó honra a tu padre y a tu madre cuando habló de los que heredarán el reino de Dios en Mateo 19:19, Marcos 10:19 y Lucas 18:10 

Honra a tu padre y a tu madre como el primer mandamiento con promesa


En Efesios 6:2, Pablo enfatiza “honra a tu padre y a tu madre” como el primer mandamiento con promesa: “para que te vaya bien, y seas de larga vida sobre la tierra”. Cuando Pablo escribió estas palabras, la promesa del pacto de ocupar la tierra que Dios había preparado para ellos ya se había cumplido. Entonces, ¿Por qué lo repetiría Pablo? ¿Por qué es importante que nosotros, los creyentes del Nuevo Testamento, lo recordemos?

Todo el Antiguo Testamento es la historia de Jesús. Toda la Biblia apunta a Él, y nosotros, como Su pueblo escogido y adoptado, esperamos la promesa de Su regreso.


Efesios 6:4 dice: “Padres, no provoquéis a ira a vuestros hijos, sino criadlos en disciplina y amonestación del Señor.” Debemos pasar por alto nuestro anhelo de respeto y autoridad para dar toda la honra a Dios. Nuestros hijos son ante todo suyos, un claro recordatorio de que nosotros también somos ante todo suyos.

¿POR QUÉ DEBEMOS OBEDECER EL MANDAMIENTO DE HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE Y CÓMO LO HACEMOS?


Obedeciendo el mandamiento honra a tu padre y a tu madre


Dios puso los Diez Mandamientos como barandillas para nuestros corazones. Es para nuestro propio beneficio seguirlos y obedecerlos lo mejor que podamos. “La rebelión y la insubordinación a los padres, gobiernos, maestros y otros, en última instancia, es rebelión e insubordinación a Dios”, explica Kevin D. Zuber, “El mandamiento no solo se aplica a los niños menores, sino que enseña que los hijos adultos deben tener respeto y cuidar a sus padres ancianos” (Moody).

El poder y la capacidad de obedecer provienen de nuestra fe en Dios, a través de Jesús, y del poder del Espíritu Santo

(Podría interesarte: 5 Consejos para los adolescentes)

No hay manera de que sigamos los mandamientos a la perfección en esta vida, pero todos los días podemos elegir intentarlo. Cuando nos volvemos a Dios a través de Cristo diariamente, a través de las Escrituras y la oración, a menudo encontramos la fuerza para lograr cosas más allá de nuestras capacidades.

Al joven rico también se le dijo "Honra a tu padre y a tu madre"


“El le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno sino uno: Dios. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos. Le dijo: ¿Cuáles? Y Jesús dijo: No matarás. No adulterarás. No hurtarás. No dirás falso testimonio. Honra a tu padre y a tu madre; y, Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mateo 19:17-19)

Honramos a nuestro padre y madre al obedecer el mandato de Dios a través del poder del Espíritu Santo en nosotros. Santiago escribió que la fe sin obras es muerta. Somos salvos por gracia, pero nuestras vidas ilustran nuestra confianza en Dios

¿HAY EXCEPCIÓN PARA EL MANDAMIENTO DE HONRA A TU PADRE Y A TU MADRE?


“Padres, no exasperéis a vuestros hijos, para que no se desalienten” (Colosenses 3:21)


El mundo caído lleno de pecado en el que vivimos cede fácilmente a la traición de la confianza que depositamos en nuestros padres. El abuso corre rampante en nuestro mundo. 700,000 niños en los Estados Unidos son abusados ​​cada año, y el 78% de esos niños son victimizados por uno de los padres (National Children's Alliance). Claramente, esto entristece el corazón de Dios. 

(Puedes también leer: Muchas son las aflicciones del justo)

Aunque las Escrituras son claras acerca de honrar a nuestros padres, de ninguna manera nos ordenan permanecer en peligro. “Dios puede usar a las autoridades civiles para proporcionar justicia, protección y sanación”, CompellingTruth.org , “Ciertos profesionales deben denunciar el abuso y puede servir para salvar la vida de un niño”.

Jesús nos mandó a amarnos los unos a los otros. No hay excepciones a este mandato de amar, incluso con respecto a los enemigos y abusadores. Honrar a los padres abusivos es un asunto del corazón, no una tolerancia del comportamiento abusivo. Obtenga ayuda para alejarse del abuso y asesoramiento para permitir que se recupere. 

Para proteger nuestro corazón, Dios manda que perdonemos y dejemos en Sus manos la reconciliación. Las Escrituras nos dicen que oremos por nuestros enemigos, y ciertamente debemos orar por nuestros padres que han abusado de nosotros, para limpiar cualquier amargura de nuestros propios corazones

Debemos cuidar a nuestros padres cuando sean ancianos y no puedan cuidar de sí mismos, pero no tenemos que tener una relación cercana con ellos. Dios no nos pide que seamos perfectos, ni siquiera en el perdón y el amor por aquellos que se aprovecharon de nosotros de manera deplorable.


También podemos aplicar estas verdades y la sabiduría de Dios a otras autoridades y líderes políticos. Cristo nos dice que amemos a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Podemos estar atentos a los niños que son demasiado pequeños para pedir ayuda a gritos en situaciones de abuso. Y podemos ser oídos para que los niños mayores confíen y guiarlos hacia una forma de escapar del abuso. Los seguidores de Cristo están llamados a alzar la voz, cuidar y velar por los que son víctimas de la injusticia a manos de los que tienen autoridad en la sociedad.

Recuerda siempre el primer mandamiento con promesa: Honra a tu padre y a tu madre


El mandamiento de honra a tu padre y a tu madre es importante para Dios. Él nos ha dado barandillas para vivir nuestras vidas al máximo, pero Él no espera la perfección de nosotros. El amor del Padre siempre perdona, y nunca nos ama menos, sin importar las luchas que se nos presenten, o nos adentremos en nosotros mismos. 

(Puedes también visitar: Devocionales Cristianos)

Honra a tu padre y a tu madre... para que te vaya bien y seas de larga vida sobre la tierra


Nuestra salvación en Cristo no depende de seguir las reglas a la perfección, sino solo de nuestra fe en Jesús. La vida dentro del amor de Cristo nos lleva a la sabiduría de Dios en cada área de nuestra vida. Él está con nosotros, a través de todo.

Recuerda que el primer mandamiento con promesa es "Honra a tu padre y a tu madre": Bendiciones.