¿Qué quiso decir Jesús cuando dijo mi paz os dejo mi paz os doy?

Mi paz os dejo mi paz os doy, Juan 14:27

Mi paz os dejo mi paz os doy, no como el mundo la da


Nos enfrentamos a un mundo que parece experimentar cada vez más malestar. Nos enfrentamos constantemente a situaciones que provocan malestar sanitario, malestar económico y malestar social. Sin embargo, en medio de este malestar hay una promesa que Jesús hizo a sus discípulos: Mi paz os dejo mi paz os doy

(También te puede interesar: Ninguna arma forjada contra ti prosperará)

¿En qué versículo de la Biblia dice mi paz os dejo mi paz os doy?


El versículo es Juan 14:27 “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo”. Jesús nos ha dejado esta promesa, mi paz os dejo mi paz os doy, debemos confiar en Él.

(Puede que te interese: Juventud bajo presión)

Estoy seguro de que estarás de acuerdo en que ahora mismo la paz es lo que necesitamos en nuestros corazones. Con eso en mente, este es un momento fantástico para comprender el significado y el contexto de Juan 14:27 (Mi paz os dejo mi paz os doy), porque si alguna vez hubo un día que clama por paz, es en estos tiempos.

¿Qué significa mi paz os dejo mi paz os doy?


Para muchas personas, la paz puede significar la ausencia de conflictos o problemas. Si bien esta es una definición de paz, no creo que Jesús estuviera hablando de eso aquí. Esta paz de la que hablaba Jesús significa descanso, tranquilidad o quietud en tu corazón. Mi paz os dejo mi paz os doy, no se refiere a la ausencia de problemas, sino que existe paz a pesar de los problemas. 

(También podría interesarte: Devocionales Cristianos)

Mi paz os dejo mi paz os doy... Esta paz supera todas las circunstancias perturbadoras que la vida puede presentarte. Te da la capacidad de aguantar y estar tranquilo incluso ante una agitación extrema. Esta paz no elimina los conflictos o los problemas, pero te da la capacidad de soportarlos. Considérelo una confianza interior de que sabe que Dios saldrá adelante en esta situación y que eso elimina su miedo y preocupación y los reemplaza con paz.

¿ Cuál es el contexto de Juan 14:27 "mi paz os dejo mi paz os doy"? 


Ahora que hemos sentado las bases para el significado y el contexto de Juan 14:27 (Mi paz os dejo mi paz os doy), miremos un poco más y comprendamos un poco más. El discurso que vemos en Juan 14 parece ser una continuación de la instrucción y enseñanza que Jesús estaba dando a sus discípulos en la última cena. Si desea tener una idea de la conversación completa, debe volver al comienzo del capítulo 13.

(También puedes leer: Deléitate en Jehová)

Cuando leas Juan 13:1 entenderás la motivación detrás de lo que Jesús haría y lo que les dice a sus discípulos: “Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin”.

La motivación fundamental para las acciones, instrucciones y consuelo de Jesús que vemos en los capítulos 13 y 14 fue porque amaba a sus discípulos. De hecho, los amó hasta el final, sabiendo que estaba a punto de regresar al Padre, sabiendo los eventos que estaban por suceder, sabiendo que estarían a punto de desmoronarse una vez que lo vieran arrestado, crucificado, y finalmente morir.

(Puede que te interese: Dejad los niños venir a mi)

Quería que tuvieran tranquilidad junto con paz y consuelo. Aquí es donde estaba su corazón. Estaba siendo fiel a quienes Dios le había confiado. A aquellos que también les dijo "mi paz os dejo mi paz os doy". Aquí están los aspectos más destacados de algunas de las cosas que dice y hace en Juan 13 y 14:

- Lava los pies de los discípulos.
- Les cuenta la traición de Judas.
- Les anima a amarse unos a otros.
- Les dice que irá a prepararles un lugar y volverá por ellos.
- Les promete el Espíritu Santo.
- Les deja su paz.


Esto simplemente muestra el carácter asombroso de Jesús; no dejó nada fuera y verdaderamente preparó a sus discípulos. Entendió que las cosas estaban a punto de ponerse difíciles para ellos y quería que no se preocuparan ni tuvieran problemas, por tal razón, les dice "mi paz os dejo mi paz os doy".

Jesucristo dijo mi paz os dejo mi paz os doy, pero ¿En qué se diferencia la paz de Jesús de la paz del mundo?


Yo no os la doy como el mundo la da: El mundo da paz exterior


La respuesta a esta pregunta es muy simple. La paz que da el mundo depende principalmente de las circunstancias. Cuando todo está bien, la vida es buena y no hay problemas, es cuando llega una cierta paz. La paz, según los estándares mundiales, es simplemente la ausencia de problemas, perturbaciones o inconvenientes. Esto es lo que llamaré paz exterior.

(Podría interesarte: Reflexiones Cristianas)

La paz que Jesús da es muy diferente a eso. No depende de las circunstancias. Esta paz fluye en medio de la persecución, los problemas, la desilusión, la confusión y la ansiedad. Jesús reconoce que no siempre te sacará de las situaciones desafiantes de la vida. Nunca prometió hacer eso. Lo que sí prometió es que a pesar de las situaciones de la vida, te dará paz. Él dijo mi paz os dejo mi paz os doy, esta es su promesa.

Hay una vieja canción que la gente cantaba sobre la alegría. Dice “la alegría que tengo el mundo no me la dio y el mundo no me la puede quitar”. Supongo que esta canción necesita otro estribillo porque lo mismo ocurre con la paz de Dios. El mundo no lo dio y el mundo no puede quitárnoslo.

¿Cómo podemos aceptar la paz de Jesús?


Jesucristo dijo mi paz os dejo mi paz os doy, pero ¿Cómo recibir esta paz de Jesús?


Cuando Pablo escribió su carta a la iglesia en Filipos, describió el secreto para obtener esta paz duradera que Jesús ha puesto a nuestra disposición:

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús” (Filipenses 4:6-7).


Cuando pases por la vida, habrá momentos de ansiedad, preocupación, nerviosismo y miedo. Jesús no quiere que vivas en ansiedad por eso te ofrece un remedio para ello… la paz. Esa paz de la que habló cuando dijo mi paz os dejo mi paz os doy.

Sin embargo, el camino para recibir esta paz proviene de entregar cada situación a Dios en oración. Cuando haces esto, la paz de Dios desplaza la ansiedad en tu vida. De hecho, este versículo significa literalmente que la paz estará en guardia y vigilará tu mente, luchando y manteniendo alejados todos los posibles sentimientos de ansiedad.

Mi paz os dejo mi paz os doy... podemos experimentar esa paz en oración


Mi paz os dejo mi paz os doy, quizás la situación no se resuelva, pero podemos tener paz


Esta paz no significa que la situación se resolverá o se disipará. De hecho, la situación podría empeorar. Sin embargo, independientemente de lo que suceda, si sigues esta instrucción y se la das a Dios en oración, experimentarás su paz. Cuando llega esta paz, desaparece la necesidad de estar preocupado o temeroso.

(También puedes leer: El libre albedrío)

La paz es un regalo tan maravilloso que Jesús os ha dejado. Él quiere que experimentes la plenitud de su paz. Este es el significado y contexto de Juan 14:27 (Mi paz os dejo mi paz os doy). No sólo dejó la paz, Él realmente quiere que tengas paz.

Mi paz os dejo mi paz os doy, conclusión


Llegar a este lugar de paz no será fruto de preocupaciones ni estrés. Vendrá de descansar en los amorosos brazos de tu salvador. Saber que él tiene el control y que te acompañará en cualquier situación que la vida te ofrezca. 

(Te puede interesar: Yo y mi casa serviremos a Jehová)

Lo que Jesús dijo a sus discípulos, mi paz os dejo mi paz os doy, sigue siendo cierto hoy: él te amará hasta el fin. Cuando dejas que eso penetre profundamente en tu espíritu y esta realidad se vuelve verdadera para ti, solo hay un resultado de esto: la paz. Esta es realmente una paz que nadie en el mundo podría darte jamás.