Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

EL LIBRO DE NEHEMÍAS, EL COPERO


LIBRO DE NEHEMÍAS

Biblia abierta en el libro de Nehemías

Nehemías, el copero


Nehemías era un copero de Artajerjes quien reinó como rey de Persia durante el período de 465-425 A.C. Nehemías era un oficial de confianza. No sabemos mucho de él excepto del libro que lleva su nombre. Era un hombre de oración, decisión y perseverancia.

(También puedes leer: Restaurando los muros caídos)

Uno de los hermanos de Nehemías, Hanani, trajo palabra de la condición arruinada de Jerusalén. Indudablemente Hanani creía que Nehemías podía ayudar porque se necesitaba autoridad del rey para sobrepasar la oposición local. Esdras había estado en Jerusalén por trece años, pero él estaba principalmente ocupado como sacerdote, enseñando al pueblo.

Nehemías sintió tristeza por la condición de los muros de Jerusalén


A Nehemías le sobrevino una gran tristeza e inmediatamente se fue a orar (Nehemías 1:4; 2:4). Se quedó cuatro meses orando antes de hacer saber al rey de su deseo. Esperó por la oportunidad correcta para acercarse al rey. En la primavera del 444 A.C., vino la oportunidad. 

(Podría interesarte:  El templo de Salomón)

Artajerjes notó la tristeza de Nehemías e inquirió la razón. Nehemías le contó de la condición en Jerusalén y le pidió su permiso para ir a ayudar. El rey no sólo le contestó sino que también asignó soldados para acompañar a Nehemías.

Más judíos se fueron con Nehemías en la tercera migración


Un número de judíos se fueron con Nehemías, retornando a Jerusalén el vigésimo año del reinado de Artajerjes (444 A.C.). No se sabe cuantos judíos acompañaron a Nehemías. Parecería que había un número grande, aunque no tan grande como las dos migraciones anteriores.

NEHEMÍAS EDIFICANDO LOS MUROS DE JERUSALEN


A su regreso a Jerusalén, Nehemías encontró los muros de piedra completamente destruidos. Nehemías permaneció dos noches inspeccionando los muros de tal forma que él pudiera ponerse al corriente de la condición verdadera de Jerusalén. Cuando tuvo todo, Nehemías se preparó juntó con los líderes de Jerusalén. Ellos fueron asignados por secciones del muro para trabajar.


El trabajo avanzó rápidamente, pero se levantaron oposiciones severas. Las naciones que quedaban próximas a Jerusalén, especialmente Samaria, fueron beneficiadas por la debilidad de Judá. Los líderes de esta oposición fueron Sambalat, Tobías y Gesem. 

Nehemías dividió los trabajadores en dos grupos. Un grupo trabajó en la edificación del muro; el otro grupo vigilaba con las armas. Cada noche una gran guardia vigilaba. El muro fue completado en cincuenta y dos días y Jerusalén fue otra vez una ciudad fortificada, 142 años después de haber sido destruida.

NEHEMÍAS SIRVIÓ COMO GOBERNADOR EN JERUSALÉN POR DOS PERÍODOS


Nehemías sirvió como gobernador en Jerusalén durante dos períodos. Fue gobernador en el primer término por doce años y luego regresó a su antIgua posición en la Corte de Persia.


Nehemías, después de estar en la capital de Persia por un tiempo corto, fue comisionado la segunda vez para ser gobernador de Jerusalén. Parece que no hay récord de cuanto tiempo gobernó Nehemías en esta segunda ocasión.

EL TRABAJO Y REFORMA DE NEHEMIAS


1. Nehemías ordenó a Hanani que se encargara de la Seguridad


Después que el muro fue terminado, Nehemías ordenó a Hanani que se encargara de la seguridad. Mandó que una décima parte de la población se trasladara a Jerusalén. Esto dio más seguridad a Jerusalén.

2. Nehemías actuó para redimir las Deudas (Nehernías5:1-9)


Nehemías tomó acción para remitir las deudas de los pobres. Algunos de los ricos tomaron ventajas de los pesados impuestos de Persia y las cosechas pobres para prestar dinero a los pobres. Cuando ellos no podían pagar sus deudas, los ricos tomaban posesión de sus propiedades. 

(También te puede interesar: Personajes Bíblicos)

Nehemías amonestó al pueblo a dejar estas práctica y a devolver lo que ellos habían tomado. Nehemías les dio un ejemplo personal habiendo rehusado aceptar un salario por ser gobernador.

3. Nehemías anima a escuchar la lectura de la Ley de Dios (Nehemías 8-10)


Nehemías animó al pueblo para que se reunieran a oír la lectura de la Palabra de Dios. Esta fue leída por Esdras. La fiesta solemne de los tabernáculos fue mantenida, seguida por una confesión pública del pecado. Un pacto para que fuera mantenida la Ley de Dios fue firmado por Nehemías y los líderes.

4. Dedicación del Muro (Nehemías 12:27-47)


El muro fue dedicado formalmente. El pueblo formó dos procesiones y marcharon en direcciones opuestas en todo el derredor del muro encontrándose en el templo. El cántico y alabanza a Dios podían ser oídas por una gran distancia.

(También te puede interesar: Yo y mi casa serviremos a Jehová)

5. Nehemías instó al pueblo a diezmar 


Nehemías instó al pueblo para que diezmara. Ciertos aposentos fueron ubicados aparte para recibir los diezmos. El ordenó que los diezmos fuesen traído con mucho cuidado.

6. Nehemías insto a guardar el día de reposo


Había mucho descuido en el respeto al día de reposo. Muchos de los judíos trabajaban y hacían negocios en ese día. Nehemías cerraba las puertas de la ciudad y prohibía todo tipo de negocio el día de reposo.

7. Nehemías puso fin a los yugos desiduales (Nehemías 13:23-28)


No obstante los esfuerzos de Esdras, el pecado del yugo desigual aún existía. Nehemías no invalidó los matrimonios, pero el pueblo tuvo que prometer que no habrían mas matrimonios con extranjeros.

EL ANTIGUO TESTAMENTO CONCLUYE CON NEHEMIAS


La época de Nehemías era diecisiete siglos después de Abraham. El Antiguo Testamento no tiene en su récord más historia después de Nehemías. Ahora existen 400 años de silencio hasta el tiempo de Cristo. El Antiguo Testamento se cierra durante el período de tiempo que el imperio de Persia gobernó el Medio Oriente.

(Puede que te interese: Mía es la venganza)

Los esfuerzos de los reyes de Persia por conquistar a Grecia fueron en vano. Al fin, Alejandro el Grande apareció. Él conquistó a Tiro y tomó a Egipto. Combatió al imperio de Persia y ganó la batalla de Arbella. El Imperio de Ciro había permanecido por alrededor de 200 años.

Alejandro murió joven y su imperio fue dividido entre cuatro generales. A Ptolomeo se le dio la Palestina y les fue bien a los judíos. La traducción de la escritura al griego fue iniciada durante este tiempo. Esta versión fue llamada La Septuaginta.

A Seleucia, el general de Alejandro fue dado Siria y pronto adquirió toda Asia. Las ciudades de Seleucia y Antioquía fueron construidas.

Durante el reinado del gobernador de Seleucia, Antíoco el Grande, Palestina fue tomada y unida al reino de Siria. Este se convirtió en uno de los más obscuros períodos en la historia de los judíos. Antíoco Epifanes mató a 40,000 Judíos y vendió 40,000 como esclavos. Profanó el Templo sacrificando una cerda en el altar. Más tarde hizo una matanza terrible y demolió la ciudad y su muro.

(Podría interesarte: Los que esperan en Jehová)

Por un período de tiempo, hubo una liberación gloriosa que vino con los Macabeos. Esto permaneció por alrededor de 100 años antes que Palestina fuera conquistada por los Romanos, quienes estaban en el poder cuando Jesús nació.