LA PROMESA DE DIOS ES NUNCA TE DEJARÉ NI TE DESAMPARARÉ

No te dejaré ni te desampararé. Hombre sosteniendo varios pajaritos en su mano

Dios es quien nos dice nunca te dejaré ni te desampararé


No te dejaré ni te desampararé” a la mayoría de los cristianos les gusta citar esta promesa de Dios. En un mundo donde la gente se va todo el tiempo por varias razones, tener a alguien prometiendo que no te dejará es un gran problema, pero nunca cuando se trata de Dios.

(También te puede interesar: Los que esperan en Jehová)

¿Qué significa no te dejaré ni te desampararé? Para que entendamos esta promesa de Dios, tenemos que volver al lugar donde se hizo por primera vez.

POR PRIMERA VEZ SE DIJO NO TE DEJARÉ NI TE DESAMPARARÉ EN GÉNESIS 28:15 


No te dejaré ni te desamparé en Génesis 28:15


“He aquí, yo estoy contigo, y te guardaré por dondequiera que fueres, y volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho” (Génesis 28:15).

Jacob y su madre Rebeca habían tramado y ejecutado con éxito un plan para quitarle a Esaú la bendición de su padre. Cuando Rebeca se dio cuenta de que su hijo mayor estaba enojado y planeaba matar a su gemelo, Jacob, ideó un plan para enviarlo con sus parientes para que lo protegieran.


Jacob a los 40 años, se va de casa para irse a vivir con su tío, Labán. Mientras estaba en camino, pasó la noche en un lugar que luego llamaría Betel (Génesis 28:19).

Dios prometió estar con Jacob dondequiera que fuera, Jacob tuvo un sueño esa noche. Uno en el que los ángeles subían y bajaban. Pero la mejor parte del sueño fue que Dios estaba parado en la cima de la escalera. Dios se presentó a sí mismo a Jacob y renovó el pacto abrahámico con él.

Las condiciones bajo las cuales se hizo la promesa, no te dejaré ni te desampararé, muestra la fidelidad de Dios


Aquí estaba un hombre que había estafado a su hermano con una bendición y una herencia y básicamente estaba huyendo por su vida. Sin embargo, fue con este hombre que Dios renovó Su pacto.

(Podría interesarte: Los que esperan en Jehová)

Dios nos llama a una vida de obediencia y fidelidad. Pero esta promesa hecha a Jacob es un recordatorio de que Dios es fiel incluso cuando nosotros no lo somos.

¿QUÉ DICE LA BIBLIA SOBRE "NO TE DEJARÉ NI TE DESAMPARARÉ"?


Dios siempre está tranquilizando a Su pueblo acerca de Su presencia. Nos recuerda que nunca nos dejará ni nos desamparará cuando tengamos un nuevo desafío por delante.

Versículos sobre no te dejaré ni te desampararé


"Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén" (Mateo 28:20)

"Nadie te podrá hacer frente en todos los días de tu vida; como estuve con Moisés, estaré contigo; no te dejaré, ni te desampararé" (Josué 1:5)

(También puedes leer: Blasfemia contra el Espíritu Santo)

"Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas" (Josué 1:9)

"No os dejaré huérfanos; vendré a vosotros" (Juan 14:18)

Dios nos asegura su presencia cuando vamos a enfrentar a nuestros enemigos. Sus palabras son un recordatorio de que no peleamos la batalla solos, Dios pelea mis batallas, Dios pelea nuestras batallas.

"Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará" (Deuteronomio 31:6)

"Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides" (Deuteronomio 31:8)

NO TE DEJARÉ NI TE DESAMPARARÉ, NOS CONSUELA Y ANIMA


Su promesa de estar siempre con nosotros es usada por los hijos de Dios para consolarse y animarse unos a otros.

"Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré; de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré lo que me pueda hacer el hombre" (Hebreos 13:5-6)

(Puede que te interese: Sin santidad nadie verá al Señor)

Entonces dijo David a Salomón su hijo: "Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová" (1 Crónicas 28:20)

"Por tanto, amados míos, como siempre habéis obedecido, no como en mi presencia solamente, sino mucho más ahora en mi ausencia, ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor, porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad" (Filipenses 2:12-13)

NO TE DEJARÉ NI TE DESAMPARARÉ EN HEBREOS 13:5


¿Qué dice Hebreos 13:5? El sentimiento final para los hebreos incluía no te dejaré ni te desampararé:


"Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré" (Hebreos 13:5)

Estas palabras son una amonestación al lector a vivir de tal manera que den gloria a Dios. No deben ser codiciosos, sino que deben aprender a contentarse con lo que tienen en el presente.


Pueden elegir vivir de esta manera porque Dios les ha dado la seguridad de que no los dejará solos ni los abandonará en una situación en la que se sientan impotentes.

En cambio, continúa el escritor de Hebreos, "de manera que podemos decir confiadamente: El Señor es mi ayudador; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre" (Hebreos 13:6)

NO TE DEJARÉ NI TE DESAMPARARÉ SEGÚN DEUTERONOMIO 31:6


“Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará”.

Estas palabras fueron originalmente dichas a los israelitas por Moisés en su último discurso. Los israelitas estaban a punto de entrar en la tierra prometida y tenían muchos enemigos a los que enfrentarse.

(También puedes ir a la sección de Prédicas Cristianas Escritas)

Moisés les recordó que Dios los acompañaría y no los abandonaría. Esta promesa se ha repetido varias veces a lo largo de las Escrituras y es una que tú y yo podemos reclamar hoy.

Esforzaos y cobrad ánimo, esto insta a ser fuerte y valiente, porque Dios dice no te dejaré ni te desampararé


Dios sabía que para sobrevivir en el mundo después de la caída, la humanidad necesitaría mucha fuerza. Experimentaríamos grandes problemas y sufrimientos, por lo que necesitamos la capacidad de soportarlos.

Me parece necesario definir las palabras "fuerte" y "valentía" para que obtengamos el verdadero significado del versículo.

(Podría interesarte: Devocionales cristianos)

Fuerte significa ser capaz de soportar una gran fuerza o presión. Valiente se define como la capacidad de hacer algo que asusta o la fortaleza ante el dolor o la pena.

Dios nos dice que seamos fuertes. Ten coraje. La vida en la tierra lo requiere. Tenemos un enemigo que vive para hacer nuestra vida miserable, pero Dios nos hizo resistentes y nos hizo fuertes.

No temáis ni tengáis miedo... no te dejaré ni te desampararé


En el contexto del versículo, Moisés animaba al pueblo a no tener miedo de las naciones de Canaán. Hoy Dios nos está diciendo que enfrentaremos muchas dificultades, habrá personas puestas en nuestro camino por el enemigo para distraernos y desanimarnos. Muchas veces estas personas serán más poderosas o físicamente más fuertes que nosotros. Pero Dios nos anima a no tenerles miedo. El miedo no se originó con Dios. El miedo es una consecuencia del pecado.

…porque Jehová tu Dios es el que va contigo, no te dejaré ni te desampararé


Aquí está la mejor parte: Dios va con nosotros. ¿Alguna vez has tenido esos momentos en los que sientes que estás completamente solo? Sientes que nadie podría entender cómo te sientes. Y entonces aparece Dios.

(También puedes leer: El yelmo de la salvación)

Dios te recuerda que siempre está ahí contigo. Él abre tus ojos a la belleza de una flor, una puesta de sol. afina tu oído para apreciar la belleza de la risa de un niño. Se nos recuerda que no hay lugar al que podamos ir que esté fuera de la presencia de Dios.

RECUERDA QUE DIOS TE DICE NO TE DEJARÉ, NI TE DESAMPARARÉ


El Dios al que servimos es todopoderoso y siempre presente. No sé cómo lo hace. No entiendo cómo Él puede estar conmigo y contigo y con todos los demás al mismo tiempo. Pero sé que es verdad.

Dios nunca te dejará ni te desamparará, Él dice no te dejaré ni te desampararé


"No te dejaré ni te desampararé", pocas palabras tienen el poder de evocar tanto consuelo y esperanza en el corazón cristiano.

(Podría interesarte: Temas para jóvenes cristianos)

Vivimos en un mundo donde la gente se va. A veces nos dejan cuando mueren y a veces eligen irse. En la mayoría de los casos, no estamos listos para que se vayan… Entonces nos sentimos abandonados, descuidados y abatidos cuando lo hacen.

Y es por eso que esta promesa es tan significativa... representa todas las fuerzas del cielo y nuestro Dios omnipresente, omnipotente y omnisciente comprometiéndose a permanecer con nosotros a pesar de nuestras circunstancias. Así que no lo olvides, Dios dice no te dejaré ni te desampararé.