QUE TODO LO QUE RESPIRE ALABE A JEHOVÁ, SALMO 150:6

Alabando a Dios, porque todo lo que respire alabe a Jehová

Todo lo que respire alabe a Jehová


Sin aliento, no podemos vivir. Cuando nacemos, lo primero que hace el médico es asegurarse de que salga aire de nosotros. La respiración y el latido del corazón representan la vida.

(Podría también interesarte: La armadura de Dios)

Dicho esto, cuando respiramos participamos de dos mundos. El mundo en el que vivimos que se puede ver, nuestro entorno natural, y el mundo invisible que no podemos ver, y lo llamamos sobrenatural. Como creyentes, creemos en las fuerzas del reino invisible.

TODO LO QUE RESPIRE ALABA A JEHOVÁ, PERO SATANÁS QUIERE ASFIXIARNOS


Empecemos a alabar a Dios, porque todo lo que respire alabe a Jehová, Salmo 150:6


Una pitón no muerde a su presa, sino que la envuelve y comienza a contraerse hasta que su presa se queda sin aliento. Cada vez que la presa intenta respirar, la pitón se contrae más y finalmente la presa ya no puede respirar y muere. Es posible que los huesos no se rompan, pero la serpiente envuelta con tanta fuerza evita que la presa respire; y sin aliento, no hay vida.

Todo lo que respire alabe a Jehová


(Puede que te interese: Instruye al niño en su camino)

Hay quienes comparan las tácticas de Satanás con las de la pitón. Satanás entró en el Jardín del Edén en forma de serpiente para atraer a Adán y Eva al pecado. Satanás tiene numerosas estrategias que usa para atraer a los creyentes cristianos a pecar y para impedirles y dañarlos de vivir la mejor vida de Dios. Satanás está tratando activamente de sacarnos el aliento del Espíritu Santo.

Satanás tratará de atraer al pueblo de Dios para que mire pornografía, caiga en la inmoralidad sexual, las drogas y el alcohol, y ciertos estilos de vida, hasta que estemos en tal esclavitud que apenas podamos respirar. Una de nuestras respuestas contra estas tácticas de Satanás es abrir la boca y comenzar a alabar a Dios. Empieza a gritar, "¡Digno es el Cordero de Dios!", porque todo lo que respire alabe a Jehová.

La música y el canto una parte importante en la adoración a Dios, porque todo lo que respire alabe a Jehová


¡Te alabamos, Jesús! El Salmo 150 es un Salmo de alabanza que podemos usar para adorar a Dios, quien puede librarnos de los ataques y ataduras de Satanás. La música y el canto eran una parte integral de la adoración del Antiguo y Nuevo Testamento. David introdujo la música en los servicios del Tabernáculo y del Templo (1 Crónicas 16:4-7), porque todo lo que respire alabe a Jehová, Salmo 150:6

(Puede que te interese: Dones del Espíritu Santo)

Cuando elegimos el camino de Dios hacia la vida, todavía enfrentamos las bendiciones y los problemas de la vida, pero sabemos que Dios nos guiará y nosotros que tenemos aliento alabaremos a nuestro Dios que nos llevará a la victoria. Salmo 150:6, "¡Todo lo que respire alabe a Jehová!" ¡Alábenlo!

SALMO 150: ALABADO SEA DIOS, TODO LO QUE RESPIRE ALABE A JEHOVÁ


Un llamado a la adoración y alabanza, todo lo que respire alabe a Jehová


Cada Día comenzamos con un "Llamado a la Adoración" de un Salmo o pasaje de las Escrituras destinado a provocar una respuesta. Nos reunimos para participar comunitariamente en una actividad que debería haber continuado ocupándonos individualmente a cada uno de nosotros a lo largo de la semana: Devoción, alabanza y proclamación del Evangelio, en palabra y obra, porque todo lo que respire alabe a Jehová.

(También podría interesarte: Honra a tu padre y a tu madre)

Aunque este llamado comienza nuestro tiempo en general, específicamente inicia nuestros cánticos de alabanza y adoración al Dios que es digno de tal adoración. Canciones como "Alabado sea el Señor Todopoderoso", "Oh, que canten mil lenguas" y "Todas las criaturas de nuestro Dios y Rey" son solo algunos ejemplos de canciones que cantamos regularmente para llamar a la iglesia a adorar. 

Todo lo que respire alabe a Jehová, toda la creación es para darle gloria, honra y alabanza


Uno de los temas comunes dentro de cada uno es el amplio llamado a toda la creación, cada criatura, y más específicamente "todo lo que tiene vida y aliento"; pues todo lo que respire alabe a Jehová, Salmo 150:6.. Extraídos directamente de los cánticos más antiguos de las Escrituras, estos cánticos de adoración dan a conocer que toda la obra de Dios fue creada para darle gloria, honra y alabanza.

(También puedes visitar la sección de Devocionales Cristianos)

En el Salmo 150 podemos ver este texto escrito en un resumen preciso: "¡Todo lo que respire alabe a Jehová!" Dios debe ser alabado en todo lugar y por cada una de sus grandes obras. ¡Por lo tanto, tenemos un llamado a tomar todo tipo de instrumentos y unirse para cantar tan fuerte y orgullosamente como sea posible! Qué pensamiento tan asombroso, que Dios haya otorgado a cada rincón de Su creación un aliento y una "voz" con los cuales traerle alabanza, y Él recibe la debida gloria en el empleo de cada uno cuando se usa para ese fin.

Todo lo que respire alabe a Jehová, llamados para adorarlo y alabarlo


El Salmo 150, "todo lo que respire alabe a Jehová, (Alabado sea el Señor) nos ofrece otra oportunidad más para acercarnos al Señor y llamarnos unos a otros a adorarlo, con gran alegría y agradecimiento. Que nuestra confraternidad se enriquezca a través de este próximo.

SALMO 150:6 NOS ANIMA A ALABAR AL SEÑOR, PUES TODO LO QUE RESPIRE ALABE A JEHOVÁ


Alabando a Dios sentimos una conexión con Dios, su presencia en nosotros, todo lo que respire alabe a Jehová


Puedes contar con los dedos de una mano la cantidad de Salmos que no nos animan a alabar al Señor. Una de las principales formas de hacerlo es cantar. Varios de los Salmos nos animan a cantar a veces en voz alta, porque todo lo que respire alabe a Jehová.

(También puedes leer: La mujer del flujo de sangre)

He oído decir que no necesitamos cantar para alabar a Dios. Estoy seguro de que hay algo de verdad en eso, pero cantar canciones que son familiares también para otros y cantarlas con ellos es parte de la vida de cualquier comunidad. 

Los jóvenes se reúnen en conciertos para escuchar a sus bandas favoritas y cantar canciones conocidas por ellos. Sienten la conexión que trae cantar juntos y es parte de una necesidad de comunidad que trae un sentido de pertenencia. 

Todo lo que respire alabe a Jehová, porque nos acerca más a Dios


Para los cristianos, cantar juntos también tiene otra dimensión. Mientras cantamos y adoramos juntos, sentimos una mayor conexión con Dios y podemos sentir su presencia cada vez más fuerte. Nos sentimos más cerca de Dios.

ADORANDO A DIOS PORQUE TODO LO QUE RESPIRE ALABE A JEHOVÁ, SALMO 150:6


Busquemos un tiempo de alabanza y adoración, porque todo lo que respire alabe a Jehová


Aquí hay algunas sugerencias que podrían ayudarnos a conectarnos más durante nuestros tiempos de adoración. Podemos tararear mientras pensamos en las palabras. Podemos ponernos de pie y aplaudir y movernos un poco e incluso danzar. 

(Puede que te interese: Mi casa y yo serviremos a Jehová)

Alabar su nombre con danza, porque todo lo que respire alabe a Jehová


El Salmo 150:4 nos anima a alabar su nombre con danzas, pues todo lo que respire alabe a Jehová. Se nos anima a levantar nuestras manos hacia él en adoración (1 Timoteo 2.8). Si es una alabanza, podemos captar las palabras y reflexionar sobre ellas en nuestra mente mientras se canta. Nuestro tiempo juntos reflejan nuestra propia devoción individual. 

Podemos leer un Salmo o una escritura que alabe a Dios por su grandeza y amor. Podemos hacer esto cuando estamos juntos o cuando nos encontramos. Algunos han aprendido a llevar un diario y escribir sus propias expresiones de agradecimiento y devoción hacia él.

ALABAR A DIOS EN LOS BUENOS Y MALOS TIEMPOS, PORQUE TODO LO QUE RESPIRE ALABE A JEHOVÁ


Es interesante que la biblia nos anime a alabarlo en los buenos tiempos y en los tiempos difíciles. Estos son tiempos difíciles. No lo encuentro tan fácil en los momentos difíciles, pero estoy aprendiendo a elogiarlo también en medio de estas restricciones.


Busquemos formas nuevas de alabar a Dios, pues todo lo que respire alabe a Jehová


Otra forma de alabar a Dios es simplemente descansar en su presencia. Ponemos algo de música de adoración, buscamos un lugar conveniente para acostarnos y simplemente descansar y asimilar las palabras que se cantan. 

(Te puede interesar: Confianza en Dios)

No permitamos que las máscaras faciales nos quiten este maravilloso privilegio de alabar y adorar al Dios vivo, tanto juntos como solos. Es fácil dejar el hábito, así que busquemos formas nuevas e inspiradoras de alabarlo por todo lo que es para nosotros y todo lo que ha hecho por nosotros.