Por: Arturo Arteaga Ruiz

LAS TENTACIONES 

La Tentación según la Biblia

Texto Bíblico:  “Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo.” Mateo: 4: 1

Así como la aguja de la brújula se ve afectada por la atracción magnética, el ser humano, se siente atraído por la tentación. Todo ser humano sin excepción alguna es tentado.

El hombre puede ser tentado por su naturaleza humana caída en el pecado, nadie puede decir que no ha sido, es o será tentado. Queremos declarar que toda tentación proviene y es del diablo.

SIGNIFICADO DE TENTACION: 


Definición de tentación bíblicamente


Santiago: 1: 12 - 15 Es una sugerencia, insinuación, provocación, persuasión, engaño o seducción para hacer lo malo prometiendo bienestar, felicidad, gozo, prosperidad y placer.

La tentación es el arma que el diablo utiliza para continuar su rebelión contra Dios, cuando el hombre cede a las tentaciones del diablo, este lo está poniendo en rebelión contra Dios.


La tentación es el medio por el cual el diablo logra hacer al hombre pecar contra Dios, y ser un esclavo de él. (También te puede interesar: Diferencia entre Tentación y Prueba)

Hay cosas que debemos recordar sobre la tentación:

A- La tentación es común a todas las personas, esto incluye a los creyentes. “No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana…” I Corintios: 10: 13. Debemos recordar que muchos antes de nosotros se han enfrentado a las mismas tentaciones antes de nosotros, y es por tal motivo que debemos estar preparados y no ignorar las artimañas y trampas del diablo.

B- Toda tentación proviene del diablo, recordemos la tentación de Jesús en el desierto. Esto nos enseña la osadía del diablo que no tuvo escrúpulos en tentar al mismo Dios manifestado en carne. Mateo: 4: 1-11 - Santiago: 1. 13

C- Toda tentación en sí, no es pecado; pero el ceder a la tentación es pecado.

Hebreos: 4:15. La biblia nos declara que el Señor Jesucristo fue tentado en todo pero sin pecado, esto nos enseña que la tentación en sí, no es pecado. (También te invito a leer: La Prueba de Nuestra Fe)

LA TENTACION DE ADAN Y EVA: 


Génesis: 3: 1 – 5; Adán y Eva no tenían ningún motivo para desobedecer a Dios, comiendo del árbol prohibido, hasta que fueron tentados por el diablo personificado en la serpiente, el animal más astuto creado por Dios. Génesis: 3: 1.

(También puedes ir a la sección de Estudios Bíblicos)

En la tentación, Adán y Eva se encontraron confrontados con dos principios básicos con los cuales la humanidad se confronta diariamente:

A- El principio de la Obediencia a Dios: La Voluntad de Dios.
B- El principio de la Rebelión Satánica: La Voluntad del Diablo.

LA TENTACION DE JESUS: 


Mateo: 4: 1 - 11
En la tentación de Jesús encontramos ilustrado la rebelión y osadía de Satanás hacia Dios en un nivel tan elevado; porque no midió el tentar al Dios manifestado en carne, y más pedirle al Señor Jesús adoración.

Esto nos enseña que si el diablo no tuvo temor en tentar al mismo Dios, cuanto más será a nosotros, seres humanos débiles y limitados.

Debemos estar preparados y firmes contra toda asechanza y tentación del diablo y tener victoria sobre toda tentación que nos proponga.

LAS TENTACIONES DEL CRISTIANO: 


Santiago: 1:13
Cuando una persona entrega su vida a Jesucristo llega a ser más tentado, porque su renuncia al pecado lo vuelve en enemigo de Satanás.

Cuando la persona vivía en pecado era un esclavo del diablo, mas ahora que es libre del pecado y por consiguiente de las garras del diablo, el creyente se declara enemigo del maligno y por lo tanto entra en una guerra espiritual constante contra el imperio del diablo. Satanás tiene un ejército demoniaco bien ordenado para destruir al cristiano fiel. Efesios: 6: 12

Cada cristiano verdadero sostiene una lucha espiritual constante contra las asechanzas y maquinaciones del diablo y sus demonios.

- ASECHANZA: Engaño, artificio o el arte de hacer algo para engañar a otro. Efesios: 6: 11

- MAQUINACION: Urdir o maquinar cautelosamente una cosa. Tramar algo oculta y artificiosamente.

- ARTIMAÑA: Trampa para casar. Artificio para engañar a alguien.

El cristiano debe estar preparado para vencer estas estrategias del maligno.

En conclusión, hay muchas de maneras de ser tentado, pero el secreto y la victoria esta en rechazar toda tentación. Nunca digamos que no podemos vencer, porque en Cristo Jesús somos más que vencedores y además, Todo lo podemos en Cristo que nos fortalece. Filipenses: 4: 13