Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LA SULAMITA DEL LIBRO DE CANTARES (EL VERDADERO AMOR)


EL VERDADERO AMOR 


Texto de estudio: Cantares 1:1-8 
Texto a memorizar: 1:6 
"No reparéis en que soy morena, porque el sol me miró. Los hijos de mi madre se airaron contra mí, me pusieron a guardar las viñas; y mi viña, que era mía, no guardé” 
La Sulamita del libro de Cantares, el verdadero amor


(También te puede interesar: Una Breve Introducción al Libro de Cantares)

Objetivos: 
Conocer la “Hipótesis del pastor” 
Reconocer que el verdadero amor produce fidelidad 

Continuando con el estudio de este fascinante libro que trata del amor, y que nos debe de traer a la reflexión, ya que la pérdida de valores en nuestra sociedad está afectando también a la iglesia y como dice el comentarista bíblico Young: “En tanto haya impureza en este mundo, necesitamos, y lo necesitamos perennemente, el Cantar de los Cantares

HIPÓTESIS DEL PASTOR: 


La sulamita y el pastor


Según este punto de vista los dos amantes principales son un pastor y la Sulamita. Entre ellos hay un genuino y puro amor. Salomón, sin embargo, captura a la doncella para su harén y procura ganar su afecto por medio de los atractivos artificiales del palacio, pero no tiene éxito. 
El en versículo 1 nos da el título del libro y su unidad y nos plantea además el autor, pero si aceptamos la hipótesis del pastor tenemos que eliminar esa posibilidad, pues difícilmente Salomón hubiera escrito un libro que le infligiera semejante golpe desde el punto de vista ético. Algunas tradiciones judaicas le asignan la paternidad del libro a Ezequías. 

LA PASIÓN Y LOS BIENES: 


En los versos 2 al 4 el nuevo comentario Bíblico, dice: “que pareciera que son varias personas las que intervienen en este pequeño párrafo. 

En los versos 2 al 3 habla de mujeres que están en el harén del rey y que se sienten a gusto gozando de los bienes del rey y de la pasión del mismo. 

En el verso 4a La Sulamita recuerda el amor de su amado y le suplica que venga por ella y la lleve consigo. Explica que fue el rey el que la metió en el palacio. El amor de la Sulamita brilla en medio de la corte lujuriosa. 

En el verso 4b hablan nuevamente las mujeres del harén del rey. 

LA SULAMITA DEFIENDE SU CONDICIÓN (verso 5-7): 


Parece que las mujeres del palacio se burlan de la condición descuidada de la Sulamita y ella se defiende diciendo “Soy morena (trigueña o bronceada por el sol), pero codiciable, por eso me han traído aquí” y usa un símil y se compara a las tiendas de Cedar (tiendas de los israelitas árabes del norte) y a las cortinas de Salomón (cortinas magnificas y de una belleza que les era propia) 
En el verso 6 ella explica la razón de ser morena, parafraseando diría el texto así: “yo no puedo cuidar mi piel como ustedes, pues tuve que trabajar bajo el sol, y de ahí la razón de ser morena, pues mis hermanos me mandaron a trabajar y mi piel no pude cuidar” 

En el verso 7 ella inicia un monologo y se pregunta ¿Dónde sesteas al medio día? Pues ella desea ir a su encuentro, pero no quiere andar buscando de un lado a otro, ella quiere ir donde él se encuentra. 

LAS MUJERES DEL PALACIO NO ENTIENDEN A LA SULAMITA 


En el verso 8 las mujeres del palacio dicen: “si no te encuentras satisfecha con todo lo que hay aquí, pues vete y busca a tu pastor, y ve a apacentar a las cabritas junto con él.” 

¿Qué aprendemos del pasaje? 


En el pasaje vemos a tres clases de personas: 

1. La que posee bienes, poder y cree que con ellos se puede comprar todo lo que se quiere, incluyendo el amor. 

2. La que se deja comprar, pensando que lo que interesa es vivir bien aunque con ello se tenga que sacrificar su autoestima y su felicidad. 

3. La que no se compra, ni se vende, pues para ella lo más importante es el amor verdadero, que estima y busca ser estimada, que ama y busca ser amada, la que se da al otro por amor y no por un mezquino interés. 

Conclusión: 

Este pasaje nos habla del amor verdadero, de ese amor que no busca lo suyo, sino que siempre está pensando en el otro, y por eso, esa persona siempre es feliz. 

Joven, antes de casarte, debes hacer una autoevaluación, para ver el verdadero motivo de tu relación. Padres, procuren ayudar a sus hijos en esa búsqueda y no les impongan la desdicha futura.