Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

LA DOCTRINA DEL NOMBRE DE JESUCRISTO


DOCTRINA DEL NOMBRE DE JESÚS

El nombre de Jesús

Doctrina del nombre de Jesús, Estudio Bíblico


“¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confinas de la tierra?, no desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance” Isaías 40:28

(También te puede interesar: La unicidad de Dios)

Introducción:

Hay muchos títulos de Jesús desde la A hasta la Z, esto es desde el alfa hasta la omega en griego. Cada uno de estos títulos son grandes y hermosos, pero Su nombre más dulce y grande es único –JESÚS

(También puedes leer: Llamarás su nombre Jesús)

Elmer L. Towns en su libro “The Name of Jesús” (El nombre de Jesús) dice que hay más de 700 títulos de Jesús. En el apéndice del libro nos da como 24 títulos de Jesús por cada letra, aparte de otros títulos que él escribió.

UN NOMBRE PARA CONOCER A DIOS


Para conocer a una persona uno necesita saber su nombre. Un cheque suyo sin su firma correspondiente no tiene valor, si a usted le llega un cheque, usted no puede cambiarlo si no tiene una firma apropiada. De la misma manera, el Nombre de Jesucristo es necesario e indispensable para tener autoridad divina…

1. En el ministerio de su Palabra
2. En el bautismo en agua para perdón de pecados.


(También puedes leer en la sección de Doctrina Pentecostal apostólica)

Así mismo, para conocer a Dios hay que saber su nombre. Dios tiene Su Nombre y este es Jesucristo. Dios se ha manifestado en carne y nos ha dado a conocer su nombre, “E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, justificado en el Espíritu, visto de los ángeles, predicado a los gentiles, creído en el mundo, recibido arriba en gloria” (1 Timoteo 3:16). Y en ningún otro hay salvación, ni perdón de pecados, solo en el nombre de Jesucristo. (Hechos 4:12)

(Te puede interesar: El maravilloso nombre de Jesús)

Nosotros sabemos que los títulos de Dios, Padre e Hijo no son nombre. Dios se ha manifestado como Padre en la creación, como Hijo en la Redención y como Espíritu Santo morando en los corazones de los creyentes.

El nombre de Dios estaba oculto a través de la historia hasta que su Nombre fue revelado en Jesucristo. Dios se humanó y su poder y voluntad se han manifestado a la humanidad para salvación. Esta revelación la da él a los corazones de los creyentes a través de su Espíritu y Su palabra.

Jesús es el Señor (YHWH). El tetragrámaton o sea las cuatro letras hebreas del nombre sagrado de Dios en el antiguo testamento significando Señor. Nosotros los apostólicos sabemos que no hay dos Señores, sino UNO y este es Jesucristo el que es, el que era y el que ha de venir, el Todopoderoso (Apocalipsis 1:8)

SU NOMBRE EN EL ANTIGUO TESTAMENTO 


El nombre hebreo de Jesús es YESHUA, QUE SIGNIFICA, “Jehová que salva”. El ángel dijo del Señor, “… El salvará a su pueblo de sus pecados”.

Yeshua es el nombre de Jesús revelado en código en el Antiguo Testamento, enseña Yacov Ranbsel’s en su libro “Yeshua”. Aun dice:

“El código no tan solo reveló información detallada de personas y lugares en los tiempos antiguos, sino que también nos revela nombres y fechas de eventos históricos que sucederán en nuestros días. Y desde el principio hasta el fin, el código revela la identidad del mesías de Jehová entrelazada en cada libro de profecía y casi en cada página de las escrituras” _ Yacov Ranbsel’s

(También te puede interesar: Rociados por la sangre de Jesucristo)

Está sucediendo un grande y poderoso avivamiento del Nombre de Jesús. Por lo tanto, el Dios del antiguo testamentos es Jesucristo nuestro Señor (YHWH)

JESÚS ES NUESTRO

Admirable
Consejero
Dios fuerte
Padre Eterno
Príncipe de Paz

YO SOY EL QUE SOY


La expresión griega “ego eimi” (Yo Soy), es usada en el contexto en cada uno de las afirmaciones “Jehovísticas” de Jesús. Simplemente usando el verbo “eimi” (soy), hubiera sido suficiente si Jesús hubiera deseado atraer un paralelo entre El mismo y algo más, pero la edición de “ego” (Yo) a esta expresión atrae la atención para énfasis.

Varias veces Jesús usó la expresión, que incluye un sujeto y verbo enfático pero que no suple al predicado. Esto no era una falta en la parte de Cristo para completar una oración, sino mas bien, una afirmación que El es Jehová.

“Y respondió Dios a Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros” Éxodo 3:14

A lo menos una ocasión esta declaración fue comprendida por los que escucharon con esta luz, por lo que respondieron levantando piedras para matar a Jesús por la blasfemia.

“Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Antes de que Abraham fuese, yo soy. Tomaron entonces piedras para arrojárselas; pero Jesús se escondió y salió del templo; y atravesando por en medio de ellos, se fue” Juan 18: 58-59

En otra ocasión, aparentemente al pronunciar Su Nombre fue acompañado por una revelación de su gloria, lo cual causó que los soldados que vinieron para arréstarlo cayesen a tierra bajo su poder.

“Les respondió: A Jesús Nazareno, Jesús les dijo: Yo Soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba. Cuando les dijo: Yo Soy, retrocedieron, y cayeron a tierra. Volvió, pues, a preguntarle: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús nazareno. Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy…” Juan 18:5-8

Jesús no uso esta expresión simplemente para acertar Su afirmación que era como Jehová, sino para demostrar que Él era Jehová.

Conclusión:

Jesús es el Jehová del Antiguo Testamento. Así que todos los títulos de Jehová en el Antiguo Testamento pueden ser aplicados legítimamente a Él (Jesús). El es el contemporáneo eternal que suple todas nuestras necesidades.

Campbell Morgan en una ocasión sugirió que nosotros pudiéramos tener la experiencia de comprender el nombre de Jehová, “Yo Soy”, si el verbo inglés “To be” (ser), fuera traducido a “to become” (llegar a ser). 

El significado de este nombre es que Jehová (Jesús) es y vendrá a ser para nosotros exactamente lo que necesitamos cuando sentimos esa necesidad. ¿Que ha venido a ser Jesús para ti recientemente? Desde la A hasta la Z, Él es tu ayudador y tu Salvador.