Estudios Bíblicos Pentecostales, Prédicas Cristianas,Temas para Predicar, Enseñanzas Bíblicas

Bienvenidos a Estudios Bíblicos Pentecostales

CARTA DE PABLO A FILEMÓN


CARTA DEL APÓSTOL PABLO A FILEMON

Carta o epístola a Filemón

Carta de Filemón


Esta es una ayuda para la interpretación de la carta del apóstol Pablo a Filemón. Esta carta es un verdadero modelo de tacto, discreción, cortesía y ternura.

(Te puede interesar: Libros apócrifos de la Biblia)

Pablo preparó la Epístola a Filemón durante el primer encarcelamiento del Apóstol en Roma, alrededor del 60-62 d. C. (véase Filemón 1: 1, 9)

¿Qué contiene la epístola a Filemón?


La Epístola a Filemón contiene un consejo personal de Pablo con respecto a una situación con Onésimo, el esclavo de Filemón. A medida que se estudia esta epístola, se puede aprender que cuando las personas se unen a la Iglesia de Jesucristo, se convierten en hermanos y hermanas en el Evangelio (véase Filemón 1:16 ). También se puede llegar a sentir la importancia del deber que tienen los discípulos de Jesucristo de extender misericordia y perdón a los demás (véase Filemón 1: 16–17).

¿Para quién fue escrita la carta o epístola?


“Esta epístola es una carta privada sobre Onésimo, un esclavo que había robado a su amo, Filemón, y había huido a Roma” (Diccionario de la Biblia, “Epístolas Paulinas”). Filemón probablemente era un converso griego y residía en Colosas (ver Colosenses 4:9). Permitió que una congregación de la Iglesia se reuniera en su casa (véase Filemón 1: 2,5). Después de huir, Onésimo se unió a la Iglesia y se convirtió en “un hermano amado… en el Señor” ( Filemón 1:16 ; véase Filemón 1:10–12 ).

(También puedes leer: Comentario a la epístola de Judas)

Pablo le escribió a Filemón para animarlo a recibir a Onésimo como un hermano en el evangelio sin los severos castigos que normalmente se infligían a los esclavos fugitivos (véase Filemón 1:17). Pablo incluso se ofreció a compensar cualquier pérdida económica que Onésimo le hubiera causado a Filemón (véase Filemón 1: 18-19).

Carta a Filemón, el amo de un esclavo. La vida de un esclavo está en juego


"Aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte lo que conviene, más bien te ruego por amor" (Filemón 8:9)

Onésimo era un esclavo prófugo, un fugitivo perseguido cuya vida estaba constantemente en peligro. Tenía dos opciones. Podía pasar el resto de sus días oculto en los oscuros y sucios callejones de una ciudad romana, esquivando a los soldados y a los cazadores de recompensas,  o podía hacer lo impensable y regresar a su amo.

(Te podría interesar: Tipos y símbolos en la Biblia)

Las leyes del imperio eran muy severas. Si Onésimo regresaba, su amo Filemón, tenía el poder legal para sentenciarlo a muerte inmediatamente. Si Filemón decidía misericordiosamente dejarle vivir, a Onésimo se le marcaría con un hierro candente la letra F (por fugitivus) en la frente, señalándolo para toda la vida.

PABLO DEFIENDE AL PRÓFUGO ONÉSIMO


La conversión de Onésimo a Cristo por intermedio del ministerio de Pablo complicó mucho la decisión del esclavo prófugo. Onésimo sabía que no podía seguir huyendo el resto de su vida. Había perjudicado a su amo legal y aunque pareciera doloroso, tenía que hacerse cargo del daño infligido.

(Puedes también leer: Carta a los Romanos)

El apóstol Pablo sintiendo compasión por la causa del esclavo, acordó usar toda su influencia con Filemón. La vida de Onésimo estaba en juego. Esta carta a Filemón, de pocas palabras al amo del prófugo, reúne magistralmente las capacidades de persuasión y de diplomacia que poseía el apóstol pablo.

Cada frase de la carta a Filemón está redactada para producir el mejor efecto posible. Pablo apela a la amistad de Filemón, a su posición como líder cristiano, a su sentido de amor y compasión. No le ordena en forma directa que consienta, pero le aplica una evidente presión, recordándole que “aun tú mismo te me debes también” (versículo 19). Al dirigir la carta a la iglesia de Filemón (versículo 2), Pablo aumenta la presión, cosa que también hace la promesa de Pablo de una próxima visita (versículo 22).

El cristianismo y la esclavitud en el tiempo en que se escribió Filemón


La esclavitud perduró 1800 años después de que esta carta fuera escrita y fue necesaria toda la fuerza moral del cristianismo para proscribirla de la tierra. Pero el pequeño libro de Filemón demuestra que la fe tuvo un profundo impacto sobre la esclavitud mucho antes de que esta fuera abolida.


Cristo puede revolucionar cualquier relación social. Onésimo, el fugitivo, decidió entregarse. En Filemón, Pablo pide aun otro milagro. Le ruega al amo, “recíbelo como a mi mismo” (versículo 17). Una actitud como ésta era, en esa cultura, dinamita social.

CARACTERÍSTICAS Y ESQUEMA DE LA EPÍSTOLA A FILEMÓN


Características distintivas de la carta a Filemón


Filemón es la más corta y quizás la más personal de las epístolas de Pablo. Es una carta dirigida a un particular; como tal, no incluye mucho contenido doctrinal. Sin embargo, la súplica de Pablo a Filemón para que se reconcilie con el esclavo Onésimo ilustra cómo las doctrinas del evangelio se aplican a la vida diaria; en este caso, muestra que nuestra relación con Jesucristo nos lleva a una relación familiar con todos los demás seguidores de Cristo y destaca la importancia de la misericordia y el perdón.

Esquema de la epístola a Filemón


Pablo elogia a Filemón por el amor que ha mostrado a los santos. Pablo le dice a Filemón que su esclavo fugitivo, Onésimo, se ha convertido al evangelio. Pablo le pide a Filemón que reciba a Onésimo como un hermano en el Señor. Pablo ofrece pagarle a Filemón por cualquier pérdida financiera que Onésimo le haya hecho sufrir.

Cómo leer la carta a Filemón


Es obvio que pablo tenía una estrecha relación tanto con el esclavo Onésimo como con su amo Filemón. Algunos expertos bíblicos opinan que Onésimo oyó el mensaje de Cristo por primera vez al compartir una celda con el apóstol (ver versículos 9 y 10). Al leer la epístola a Filemón, busque indicios de la relación de Pablo con cada una de las personas.

(También puedes visitar la sección de Bibliología)

Filemón nos da un modelo de diplomacia cristiana. Al leer esta carta, piense en las incómodas situaciones sociales que usted conoce: Dos amigos enemistados, o un conflicto entre padres e hijos, por ejemplo, note el tipo de persuasión que usa Pablo, y trate de aplicarlo a sus propias circunstancias.